miércoles, febrero 18, 2015

NOTICIA 1450ª DESDE EL BAR: ¿POR QUÉ LOS BEATLES) (parte 11)

LOS BEATLES COMPITEN CON WALT DISNEY

En la anterior entrega vimos como a lo largo de 1968 se fue enrareciendo el ambiente de los Beatles en todos sus ámbitos, aunque publicaron el Álbum Blanco a finales de noviembre, el mismo mes que tanto Harrison como Lennon y Ono sacaron discos propios. Además, habían acordado contratar a Allen Klein como manager. Su trabajo individualizado en el nuevo álbum provocó que sus técnicos llevaran la forma de trabajar diversas partes de una canción por separado y luego montarlas juntas a otras discográficas. A lo largo de 1968 habían sucedido una serie de revoluciones y rebeliones sociales de las que se implicó el rock, el cual reculaba estilísitcamente a posiciones menos psicodélicas, aunque mantenían algunos sonidos piscodélicos. Estábamos también a las puertas del hard rock, que ahora en 1969 iba a ir cobrando mayor forma a través de varios grupos ya mencionados en la anterior entrega. Los grupos más psicodélicos que se habían resistido en su sonido, también en este nuevo año 1969 se volverían hacía sonidos del origen del rock, fundamentalmente al blues y al country-folk. No había pasado más de un mes y medio desde el estreno del Álbum Blanco cuando los Beatles sacaron su undécimo álbum, que era la banda sonora de su nueva película, Yellow Submarine, nothing is real (Submarino Amarillo, nada es real), publicado exactamente el 13 de enero de 1969. 

La película se había estrenado para las Navidades de 1968-1969, por lo que se había estado trabajando a lo largo de 1968. La idea del proyecto no nació de los Beatles, si no que nació de sus círculos más cercanos, en parte fue un viejo proyecto de Epstein, pero ahora estaba también en la mente de Fraser y otros. A los propios Beatles no les convencía para nada hacer una película nueva. No querían volver a someterse a interactuar entre ellos con los guiones y ser dirigidos. Pero el proyecto que les presentaron eran dibujos animados. Tampoco les interesaba para nada una película así y se interesaron lo mínimo imprescindible con este proyecto. El guión se le encargó al joven novelista Erich Segal, quien obtuvo un gran éxito y un gran reconocimiento por el trabajo realizado. Eso le permitió en 1970 sacar su segundo y mayor éxito, la novela Love Story (Historia de amor), que fue llevada al cine ese mismo año por Arthur Hiller. Los dibujos, su diseño y su creación, se le encargó a un artista de Arte Pop checoslovaco que terminaría nacionalizándose alemán, Heinz Edelmann. También se encargó de la portada del álbum, de la contraportada y de los cartones, carteles, muñecos y demás cuestiones promocionales. En la contraportada el propio Derek Taylor, director de prensa de los Beatles, volvió a añadir un texto, lo que era algo que hacía mucho tiempo que no hacían. 

Los dibujos de Edelmann crearon un estilo propio tanto en su diseño como en su forma de ser animados, que no era una forma habitual. Era una forma que a veces se combinaba con superposiciones de dibujos animados sobre dibujos animados que daban sensaciones extrañas al ver la película teniendo en cuenta las animaciones que existían por entonces donde las imágenes narraban las historias con planos de movimiento similar a los de la vida real, ya fuesen de Walt Disney, de Warner Bros o de otra productora. Los dibujos animados eran considerados productos para los niños y jóvenes, sólo a partir de los años 1960 hubo unos muy pocos creadores que comenzaron a darle un carácter adulto, cosa que comenzó a alcanzar ese reconocimiento desde los años 1970, así que los Beatles presentaron esta película como si fuera para niños, aunque en realidad tenía cuestiones muy adultas, como era el asunto de toda la psicodelia, que ahora se rescataba en su apogeo, y combinaciones muy luminosas y coloridas de fotografías pasadas a dibujo. La película era una historia surrealista en la que los Beatles eran llamados por los habitantes de Pepperland (Tierra de la Pimienta) para que les rescataran de los Blue Minnies (un juego de palabras con el mote que recibían popularmente la policía inglesa del momento, en argot de España podríamos llamarles los Tristes Grisitos, o los Tristes Maderitos, o los Tristes Pitufitos, o la Triste Pasmita, dependiendo de la época). Los Blue Minnies habían invadido Pepperland para robarles la música y la alegría. Los Beatles atraviesan varios mundos de otras dimensiones en un submarino amarillo, se disfrazan de la Banda de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta y salvan ese mundo con su música. Por medio hay todo tipo de chistes surrealistas y situaciones metafísicas adultas que se compararon en su época con el humor de los Hermanos Marx, cosa que ya ocurrió con la película Help!. Uno de los mayores entusiastas y admiradores de esta película volvió a ser el ya declarado admirador de ellos desde la anterior película, el pintor Salvador Dalí. A lo largo del metraje había guiños a las personalidades individuales de cada Beatle y a la cultura audiovisual de la época, en cierto modo, aunque se les mostraba como amigos inseparables, se traslucía un reflejo de sus divisiones personales en la vida real. Como sea, Segal y Edelmann hicieron un gran trabajo, pues la película compitió muy fuertemente en taquilla contra Walt Disney, que en 1968 promocionaba Chitty Chitty Bang Bang! y en 1969, ¡Herbie, ahí va ese bólido! Disney temía que incluso por primera vez les arrebataran un premio Oscar en dibujos animados. Yellow Submarine no se llevó ningún Oscar a mejor película, no se sabe si por presión de Walt Disney o porque consideraran que era demasiado adulta cuando los académicos del momento pudieran pensar que los dibujos animados debían ser infantiles. La película fue un éxito aún con todo y tuvo un gran número de seguidores y de imitadores. Abrió la puerta a todos aquellos que creían imposible competir con Disney para que comenzaran a crear sus dibujos animados al margen de pensar si realmente ese era el objetivo de sus ideas.

El éxito de la película fue tanto que los Beatles se enorgullecieron de la obra posteriormente a haberse creado. Fue una de las pocas treguas de buen humor entre ellos, que se divertían mucho viéndose dibujados. La película incluía una especie de karaoke al final del metraje con ellos en carne y hueso. Era algo muy novedoso en Japón y ese fue un primer acercamiento de esa forma de divertirse cantando en Occidente. 

Como sea, antes de este éxito había que hacer también el álbum. Como los Beatles no confiaban mucho en lo que iba a resultar de todo esto, el mayor interesado en hacerlo fue George Martin. Al final les convenció para que la cara A contuviera seis canciones de ellos. Una era el "Yellow Submarine" de 1966, otra era el "All you need is love" de 1967, así que realmente sólo aportaron cuatro canciones nuevas. Dos se las dejaron a George Harrison, pues creían que el disco sería un fracaso. Estas fueron "Only a Northern Song" (Solamente una canción norteña) y "It's all too much" (Es demasiado). Ambas canciones apuntan a un estilo que está mirando hacia el hard rock. George Harrison había introducido las pedaleras en 1965, había popularizado las guitarras de doce cuerdas, había mezclado la música oriental con la occidental, había aportado técnicas barrocas de tocar rock, y ahora demostraba que era capaz de crear un rock con maneras de hard rock, de un hard rock que estaba naciendo, que aún no estaba definido. Si bien en ambas existían toques psicodélicos y si bien en la primera se usaba de un viejo ritmo del norte de Reino Unido. Lennon y McCartney aportaron "All together now" (Todos juntos ahora), una canción para cantar a coro todos juntos en una fiesta, y Hey Bulldog (¡Hey, Bulldog!), que también apunta al hard rock con un marcado sonido de órgano eléctrico, lo que nos podría hacer pensar en cierto conocimiento de Deep Purple o de The Doors. La cara B fueron siete temas musicales más que aportó George Martin. Lennon y McCartney le dijeron que hiciera lo que quisiera con el disco, y él, entre apenado y dispuesto a salvar la obra, compuso una breve sinfonía con su banda sinfónica para la banda sonora. Lo hizo a partir de melodías de ellos y sonidos del rock. En el último tema, "Yellow Submarine in Pepperland" (El Submarino Amarillo en Pepperland) convenció a Lennon y McCartney para que compusieran junto con él una adaptación sinfónica de la canción, si bien el único que sabía solfeo era George Martin. Destaca de la obra de Martin la canción "Pepperland" (Tierra de la Pimienta), o los tres temas dedicados a los tres mares que atraviesan en submarino: el del Tiempo, el de Agujeros y el de Monstruos, entre otros temas musicales. Martin no se acogió sólo a sonidos clásicos de las sinfonías, sino qe introdujo también sonidos electrónicos.

Lo cierto es que en la película suenan muchos más temas musicales de los Beatles que los seis que incluyeron en la cara A de 1969. Por eso McCartney, Yoko Ono, Harrison, Ringo y Martin volvieron sobre el proyecto en el año 1999 para editar un segundo álbum de la película , el cual sería su 21º álbum oficial. Se editó el 13 de septiembre de 1999. Estaba producido por George Martin y acompañaba al estreno en cine y en DVD de la película remasterizada, limpiada y ampliada con canciones e imágenes que habían sido descartadas en el montaje de 1968-1969. El álbum se llama Yellow Submarine Soundtrack (Submarino Amarillo, banda sonora). La portada mantenía los dibujos de Edelmann, pero sólo en torno al submarino con fondo azul. Es una portada desplegable. Por dentro es un collage con imágenes del metraje. El disco elimina las partes orquestales de George Martin, mantiene en otro orden las canciones de los Beatles, y añade nueve canciones más de ellos que suenan en la película. Fundamentalmente son canciones de sus álbumes de 1966 y 1967, los más psicodélicos. En él hay cuatro canciones de Harrison y once de Lennon / McCartney. El disco fue un éxito de ventas en 1999. Hubo nuevos seguidores de los Beatles que lo prefirieron al disco de 1969, aunque los seguidores más acérrimos unimos las dos obras, pues el trabajo de Martin en 1969 es impecable e insustituible. El disco de 1969 era más obra de Arte, dentro de lo comercial, y el de 1999 era un producto más comercial dispuesto para adaptarlo al gusto por las bandas sonoras de películas que existía en esa década. 

En todo caso hay que dejar claro que se trata de dos discos diferentes. The Who les imitaron. Ellos hicieron una ópera rock en 1973 llamada Quadrophenia, que era un álbum doble. La llevaron al cine en 1979. Entonces publicaron una banda sonora que eran sus canciones en la película tanto como The Who como cuando eran The High Numbers. En el año 2000 sacaron otro disco revisando la banda sonora donde incluyeron todas las canciones que sonaban en la película, de gente como The Kingsmen, James Brown, The Ronettes, The Chiffons, etcétera.

Tras Yellow Submarine los Beatles se dieron un descanso antes de meterse de lleno en su proyecto de un nuevo álbum llamado Get Back (Vuelve, o Regresa). Algunas de las canciones ya estaban en el aire desde las sesiones del Álbum Blanco. La atmósfera de trabajo se volvió irrespirable y muy insana. Nadie se hablaba con nadie, lo normal es que se acabara en peleas o en reproches, los tiempos de disfrute entre todos, que los hubo, fueron pocos. John  Lennon poco a poco dejó de ir al estudio y se podría decir que para el verano de 1969 los Beatles no existían por incomparecencia de Lennon y dejadez de Harrison. McCartney trataba de mantenerlos unidos, pero su actitud egocéntrica era un problema para lograrlo. Get Back se malogró y se mandó sus grabaciones literalmente al desván, donde alguien hizo un robo de material que no reapareció hasta los años 2000. Pero de todo esto hablaremos en el año 1970. De momento hay que decir que cuando creían que iban a sacar el disco, al final sólo sacaron un single, "Get Back / Don't let me down" (Regresa / No me defraudes). Ambas canciones eran de McCartney / Lennon. Fue publicado el 11 de abril de 1969. Contenía la novedad de que aparecía el sonido de un órgano eléctrico marca Hamond (que tiene un sonido peculiar muy apto para el rock) que lo tocaba un artista invitado, el músico de blues Billy Preston. El single está entre el hard rock y el blues. La primera canción menciona la marihuana y el abandono del hogar. Con este single muchos se preguntaron a dónde iban los Beatles, si al hard rock o al blues, o a la combinación de ambos. 

El 9 de mayo John Lennon y Yoko Ono sacaban su segundo álbum, que era la segunda parte de Two Virgins, o sea: Unfinished Music nº 2, life with the lions (Música sin terminar nº 2, vida con los leones). Y en respuesta por lo que Lennon y Ono le hicieron con la anterior entrega de ese disco respecto a su propio disco de 1968, George Harrison publicó el mismo día 9 de mayo su álbum Electronic Sound (Sonido Electrónico), que contenía dos canciones muy largas con música de composiciones electrónicas. 

Paul McCartney se casó con Linda, como acto reflejo de que John Lennon y Yoko Ono se casaron en Gibraltar. Lennon no quiso que Yoko perdiera su apellido y desde entonces se llamó John Ono Lennon. Más adelante tendrían un hijo juntos, Sean Ono Lennon, que también sería músico e incluso productor musical. En cuanto a Paul y Linda, se hicieron vegetarianos, tuvieron varias hijas, tocaron música juntos en el grupo The Wings (Las Alas) y también como McCartney sólo, y fueron muy felices juntos. McCartney abandonó sus escarceos amorosos para hacerse monógamo en una de las historias de amor del rock más duraderas. Linda murió en 1998 de enfermedad terminal, pero en circunstancias extrañas en cuanto a si recibió o no una eutanasia. No está aclarado, por cuanto esta es ilegal. Yoko Ono lamentó su muerte. McCartney se volvió a casar con Heather Mills en 2002, la cual era una modelo joven que muy claramente buscaba el dinero de Paul. Su divorcio en 2008 fue el más caro de la Historia. Tenía derecho a la mitad del dinero de Paul. Paul volvió a casarse en 2011 con Nancy Shevell, con quien parece que es feliz.

En todo caso, los matrimonios de Lennon y McCartney en 1969 oscilan entre el amor y la competencia publicitaria entre ellos. De hecho, The Beatles editaron un single con una canción de Lennon sobre su boda, "The Ballad of John and Yoko / Old Brown Shoe" (La Balada de John y Yoko / Viejo zapato marrón). Salió el 30 de mayo. La segunda canción era de George Harrison y expresaba su agobio ante un ambiente malsano a lo largo de 1968 y lo que iba de 1969. Hablaba de su necesidad de cambiar de aires. El ritmo de ambas canciones volvía al sonido de los metales pesados de las guitarras eléctricas.

Como sea, Lennon y Ono materializaron que Lennon ya no hacía nada con el resto de los Beatles fundando su grupo John Lennon and the Plastic Ono Band (John Lennon y la Banda de Plástico Ono), en la que tocaba con ellos Klaus Voorman. Lennon aparecía con una guerrera militar de soldado de Vietnam. Sacaron un single el 4 de julio, "Give peace a chance / Remember love" (Da una oportunidad a la paz / Recuerda el amor), un single pacifista a ritmo de mantra con un coro gigante de personas cantando con ellos. Pudo ser una canción de los Beatles. De hecho se firmó como de Lennon / McCartney, pero en realidad sólo era de Lennon. Parecía que los Beatles estaban realmente rotos y acabados en el verano de 1969.
 
La película que recomiendo para entender esta etapa es obviamente Yellow Submarine, dirigida por George Dunning y estrenada en las Navidades de 1968.