martes, febrero 20, 2018

NOTICIA 1770ª DESDE EL BAR: EL DÍA DEL GATO

He sabido que hoy es el Día Internacional del Gato. He aquí que mi gata, Reina, es un ser muy querido para mí. El amor gata-humano, humano-gata es grande. Es como una pequeña hija felina. Lo cierto es que tiene doce años, este año cumplirá trece, y aquí la tenéis en foto sobre mi cama. Es una foto de un mes atrás, aunque hoy, como cada día, no nos faltan momentos así, juegos y demás. Sabe un par de cosas que nadie le enseñó, supongo que las aprendió por observación o costumbre, no sé. Siempre me ha hecho compañía, aunque era la gata de mi madre, pues se la traje de cachorra, ella siempre me ha seguido a todos los sitios y ha interrelacionado mucho conmigo. Más o menos conocemos gustos mutuos, aunque por parte de ella sea hasta donde una mente de gato puede llegar, claro. La  verdad es que no es la primera vez que os hablo de ella. En 2006, por ejemplo, en la Noticia 187ª, os la mostré sobre la cama de mi madre y hablé mucho de ella, aquella foto la publicaron en la revista Pelo, pico pata, y en 2016, en la Noticia 1594ª, estábamos retratados juntos nada más levantarnos por la mañana. Pero también en redes sociales he hablado de Reina, y la he mostrado, desde hace años. Es una buena gata, y muy lista. En el Día del Gato os la quería volver a compartir. La di un sobre de comida blanda hoy, le gustan mucho esos sobres, pero no se le puede dar todos los días. Pensé que hoy era un buen día para dárselo. Es curioso, pero, a nuestro modo, hay veces que nos entendemos. Creo que hay sonidos de palabras que en determinados tonos ella sabe identificar, así como hay maullidos que más o menos sé su motivo. No solemos fallar. Nos hacemos buena compañía. Hace casi un mes que yo ando entre la angustia (una angustia que a menudo se mezcla con otra sensación que me provoca las circunstancias y se me agarra al estómago hasta cerrarlo a la digestión correcta), ando entre la tristeza y ando entre otras cuestiones en esa línea que no procede ser comentadas por aquí, pero Reina siempre está ahí, atenta, y eso es algo bello. Saludos y feliz Día del Gato.

jueves, febrero 15, 2018

NOTICIA 1769ª DESDE EL BAR: GUADIANA DE NIEVE Y NIEBLA


Cuatro Torres Business Area es un parque empresarial de Madrid capital ubicadas en el Paseo de la Castellana, cerca de la Plaza de Castilla, pero también del menos vistoso barrio de Ventillas, en el distrito de Tetuán. Se empezó a construir esas cuatro torres en 2004, se fueron terminando entre 2007 y 2009. Aunque tiene pocos años de existencia son uno de los epicentros del área de los grandes negocios de la capital de España. Pero sobre todo destacan por haber alterado el perfil de la ciudad, ya que estas torres se ven más allá de su propia ciudad de Madrid. Se pueden ver desde Alcalá de Henares, a cuarenta kilómetros de ellas, pero en días claros, también desde algunos puntos de la provincia de Guadalajara, lo que nos adentra ya en unas distancias que se aproximan a los cien kilómetros.


El barrio de Ventilla es menos vistoso. Se trata de un barrio de edificios nuevos, humildes, llenos de viviendas y de unos pocos pequeños comercios, muchos cerrados. Se construyó también hace poco, en este siglo XXI, o mejor dicho se reconstruyó, pues el barrio en sí existía previamente de manera aún más humilde y con núcleos chabolistas que fueron tirados para realojar a sus habitantes en viviendas sociales. Precisamente una de las Oficinas de la Vivienda Social de la Comunidad de Madrid se ubica precisamente en Ventilla, en la avenida de Asturias, y es ahí donde trabajo en su archivo central con un contrato con una empresa que me cubre parte de este 2018. 

En ese fuerte contraste donde nos rodean las torres de la Puerta de Europa, los intercomunicadores de transporte público a escalas importantes entre la Plaza de Castilla y Chamartín, y aparecen al lado las imponentes torres de Cuatro Torres Business Area, Ventillas hace su vida cotidiana con presupuestos de gente humilde. Desde allí se pueden ver las grandes torres que se pueden ver desde la provincia de Guadalajara, y se podría ir andando en un paseo de unos diez minutos escasos hasta ellas. Y sin embargo, el 5 de febrero pasado, por la mañana a la hora del café, tuve la fortuna de contempar algo cada vez más inédito y exclusivo por el cambio climático y la contaminación: vi nevar en Madrid capital al salir del trabajo al café, pero lo que no vi fueron las cuatro torres que estando a diez minutos andando, se ven desde Guadalajara. Así de fuerte y de duro nevaba en Madrid capital. Aquel fue el día que la nieve me alcanzó en Madrid.

Hoy, 15 de febrero, la niebla se hizo con la ciudad de Madrid, y nuevamente desaparercieron ante mi vista esas torres.Y sin embargo las torres estaban allí. Desde algunas calles se podía ver la base borrosa de una de ellas de fondo, pero no sus alturas. 

¿Qué os quiero decir con esto? Esta bitácora no ha desaparecido. Lo que ocurre es que entre el trabajo y asuntos de familia y hospital de estas dos últimas semanas, mi tiempo no me ha dado tiempo para poder actualizaros. Ahora, creo que puedo escribiros como regularmente hago. Aunque, si os digo la verdad, me invade la tristeza, la angustia y demás cuestiones en las que no voy a entrar ahora. Productivamente me están saliendo algunos poemas que me gustan, pero ando mal. 

Saludos y que la cerveza os acompañe.

domingo, enero 28, 2018

NOTICIA 1768ª DESDE EL BAR: MUSEO DE ARTE IBEROAMERICANO DE LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ DE HENARES


Entre los meses de noviembre y diciembre de 2016 se inauguró en Alcalá de Henares un nuevo museo, que no una sala de exposiciones temporales, sino un museo con su colección permanente propia y sus actividades temporales. Se trata del Museo de Arte Iberoamericano de la Universidad de Alcalá de Henares. Tal museo es gratuito y está abierto por las mañanas y las tardes de los días laborales y por las mañanas de los días festivos y fines de semana. Se ubica en el ala izquierda del edificio Cisneros de la Plaza de San Diego, anterior cuartel de Lepanto, compartiendo edificio con la Biblioteca Central de la Universidad. Ha sido posible gracias a la Universidad, a la Fundación José Félix Llopis (que fue un importante coleccionista de Arte) y al Museo Luis González Robles (que fue uno de los comisarios de exposiciones de arte hispanoamericano más activos del siglo XX).

Ha pasado un año y tres meses desde que abriera sus puertas por primera vez y yo aún no lo había visitado. He aprovechado esta mañana para poder verlo. La exposiciones de arte contemporáneo tenían antes una gran cabida, hace bastantes años, en la Capilla del Oidor, e incluso en la Casa de la Entrevista. No se puede decir que no existan espacios en la ciudad para este tipo de arte. Los sigue habiendo, como por ejemplo ocasionalmente La Casa de la Entrevista o la Sala de Exposiciones del Antiguo Hospital de Santa María la Rica, pero un museo permanente de arte contemporáneo, no había. No hasta ahora. Y la cosa es que al llamarse Museo de Arte Iberoamericano yo suponía que podría albergar arte producido en Hispanoamérica en cualquiera de sus épocas, pero lo cierto es que prima el arte citado, más vanguardista, propio del siglo XX y parte del XXI. Sin embargo, la enorme sala que recibe al visitante, no contiene precisamente ese tipo de arte, sino cuadros religiosos del siglo XVII que estuvieron en iglesias de Cuzco, en la América española antes de la independencia.

En esos primeros cuadros del siglo XVII se nota una mezcla del arte con tendencias tanto europeas del Barroco, como estilos propios de una América criolla, tal vez india. Predominan los anónimos y los cuadros que no terminan de parecer totalmente acabados. Hay riqueza en los trajes y gusto por lo recargado y lo lujoso, propio de un barroco que en aquella América, sólo permitiría tales riquezas a las clases más pudientes y que aquí se ceden a figuras de santos, arcángeles y vírgenes. Los cuadros de esta sala necesitan una restauración urgente. Todos necesitan una limpieza, alguno que se le reponga fragmentos de pintura que saltó del lienzo, y en algún caso se debería cuidar de la lona del lienzo, pus algún cuadro hay que la lona tiene depresiones que marcan el bastidor de madera que la sujetan, lo que podría implicar su rotura futura. Como sea, en estos cuadros se puede apreciar una comparativa con el barroco europeo y como la suntuosidad americana choca con los personajes más humildes de los grandes cuadros que se generaban en Europa. Quizá ahí se muestra una diferencia de concepción del mundo. El predominio de anónimos pueden ser indicativo también de una función del arte diferente en aquella parte del mundo, y por tanto, otro sentido de la sociedad, por más que no se distancien mucho las aspiraciones de las clases más altas de ambos lados del océano. Me resulta interesante que en esos cuadros casi se puede adivinar un preludio o una fuente de estilo de lo que serán luego los murales mexicanos del siglo XX o los personajes de los cuadros de Botero, también en el siglo XX.

El suelo de esta sala contiene además una cata arqueológica donde se puede observar la estructura original del siglo XVI universitario bajo el edificio que en el siglo XIX-XX pasó a ser cuartel y en el XXI, edificio multiusos de la universidad, principalmente biblioteca y museo.

La otra sala grande contiene ya los cuadros y esculturas de tendencias vanguardistas del siglo XX, y alguno pintado en los primeros años del siglo XXI, como un retrato de Cisneros verde que retrata el alma que le intuye el artista. Me sorprende encontrar un Tápies en la colección, por más que Tápies era español y no iberoamericano, pero su explicación tendrá para estar allí. Allí se puede ver una selección variada de diversos vanguardismos del siglo XX. Mayoritariamente, sino todos, son cuadros de la segunda mitad del siglo XX en adelante.

Hay algunos cuadros que, sinceramente, no capté, pero también es verdad que fui con una amiga artista para conocer el museo por primera vez más que para hacer el necesario ejercicio de meditación y abstracción en uno mismo para poder tratar de absorber e interpretar desde tu propio interior lo que ves. Necesita de nueva visita. Hay algunos cuadros, eso sí, que si tenían cierta potencia para mí, como por ejemplo uno de Feito en rojo y negro, u otro que retrataba Navas en blanco y negro, a rasgos muy llamativos, que a mí me inspiraban a algo místico y natural. Una escultura llamada "Las infantas", nos retrotrae a Velázquez, pero también a un cierto mundo entre Dalí y el Equipo Crónica. Es un museo curioso, y para los amantes de las vanguardias que vivan en Alcalá debería ser un lugar de obligada visita. Ahora bien, si no te gustan las vanguardias, y tampoco te gusta el arte religioso generado en la América española, quizá debes pensarte hacer o no hacer la visita. Yo la hago, porque me gusta ver estas cosas y pensarlas o ver qué me aportan. Y no es que sea un gran entendido. No hay porqué serlo. Sólo hay que ir a ver qué recibes de lo que ves.

Por otro lado, el pasado viernes empecé un nuevo trabajo, en el Archivo de la Vivienda Social de la Comunidad de Madrid. Se trata de un proyecto de cinco meses. Mi nueva empresa me dio alguna indicaciones este viernes pasado, y mañana lunes comienzo ya más a fondo. Mientras tanto, por la tarde, realicé mi segundo examen de ayudante de archivos.

Saludos y que la cerveza os acompañe.

lunes, enero 22, 2018

NOTICIA 1767ª DESDE EL BAR: LAS NOTAS DE LOS CÍCLOPES LIBREROS

Inicio hoy un proyecto al que llevo dando vueltas desde finales de la primavera pasada o de comienzos del verano pasado, de 2017. Se trata de una página de reseñas de libros, pero no en concreto de libros que me esté leyendo, si no de libros que tengan que ver con el Valle del Henares, en concreto con Alcalá de Henares, fundamentalmente. Para página de reseñas de libros de toda índole, especialmente de autores recientes, ya hace un muy buen trabajo el escritor alcalaíno Jesús de Matías Batalla, en su El blog literario de Jesús de Matías Batalla.  

Yo inicio la andadura de Las notas de los cíclopes libreros.  Para ello cuento con un dibujo de cabecera de María Gómez con ese cíclope librero que os dará la bienvenida siempre que queráis leer allí. ¿De qué tipo de reseñas si no son reseñas de todo tipo de libros? Las notas de los cíclopes libreros son reseñas de libros de autores, editoriales, editores, personajes o tramas que sean de, o tengan que ver con, Alcalá de Henares. Da igual de qué época sea la obra o el autor. Tú , lector, lectora, puedes ser uno de los cíclopes. Si quieres escribir una de las reseñas, mándamela. Ya sabes, mi email público está publicado en las notas sobre el espía en este mismo blog, te lo recuerdo: ordenadorverde@hotmail.com. La idea es que esas notas de cíclopes en su librería no sean sólo mías, y por ello os animo a mandarme reseñas de los libros que creáis que hay que hablar, a buenas o a malas, con las características que he dicho antes: de autor, o de editorial, o de editor, o de trama, o de personaje, o de algo que tenga que ver con Alcalá de Henares, en y de cualquier época. Por extensión puedo aceptar también de cualquier lugar del Valle del Henares. No se publicarán reseñas de libros ya reseñados, pero podríamos ver, si ese es el caso, si se podría ampliar con tus notas la que esté hecha si está hecha.

María Gómez también me ha dibujado otro cíclope más pelón, librero él, leyendo su libro grueso y pesado. Él será el que os recibirá en Twitter, le encontraréis respondiendo al nombre de @CíclopeLibrero. Librero bibliotecario que irá publicando los libros que vayan llegando a la librería de los cíclopes. Y el primer libro que vais a encontrar en la librería del cíclope, la primera nota del primer cíclope librero, es de un libro cuyo autor, editorial, temática y personajes son de Alcalá de Henares y también de poblaciones de su región. Se trata de A voz de Comunidad. La rebelión comunera en Alcalá de Henares: 1520-1521, escrito por Ángel Carrasco Tezanos y publicado por primera vez en 2016 por Domiduca Libreros. Me pareció el libro más ideal para empezar esta colección de notas. No es un libro de literatura, si no de Historia, y trata ampliamente de un aspecto de la Historia de Alcalá de Henares muy desconocido. Ha sido un libro innovador tanto por descubrirnos una parte de lo aquí acontecido que no se conocía, dándonos la visión de una Alcalá de Henares más rebelde, más asamblearia, menos conservadora de lo que los tópicos nos han querido hablar. Y es que la Historia de los tópicos es algo a investigar también, pero de eso se encarga la historiografía y sus tendencias. Pero también es innovador porque fue el primer libro de una colección de libros de Historia sobre Alcalá y su región que iniciaron Marcos A. González y Asela Eme, editores y libreros de la alcalaína Domiduca Libreros, auténticos promotores del conocimiento de Alcalá y de su cultura escrita, histórica y literaria más allá de lo escrito. Podéis leer esa primera reseña cuando queráis.

Y más allá de las notas de esa Librería del Cíclope, inicio también mi propio proyecto, este más personal, al que voy a llamar La Biblioteca del Minotauro. Esta biblioteca ya será algo de carácter más personal, menos público, al menos de momento, de cara a ir catalogando mi propia biblioteca personal. La Biblioteca del Minotauro y La Librería del Cíclope aunan sus pasos y caminos. Y ahí les he hecho mi propio dibujo, mi propio logotipo. Para mi uso, para mí. Y ya que hablamos de bibliotecas, quiero deciros que he donado ya a las bibliotecas públicas de Alcalá de Henares mi libro Balada triste de una dama (editorial Verbum) para aquellos lectores que no tengan dinero o bien prefieran el uso de estas bibliotecas. A la vez os recuerdo que el libro, igual que el anterior, se vende en cualquier librería si se encarga, a fin de cuentas, para poneros un ejemplo, las ventas del primer año del primer libro me ha permitido pagar mis pagos de un mes, a finales del año pasado. Pensadlo, comprar un libro es comprar el producto del trabajo de alguien y con eso permitís que ese alguien y aquellos que fabricaron el libro y lo distribuyeron puedan vivir, y con ello, poder seguir creando aquellas cosas que os puedan interesar. En todo caso, aunque el préstamo interbibliotecario os permite tener Relatos de la Gran Guerra y Balada triste de una dama en cualquier biblioteca pública alcalaína, o en la regional madrileña Biblioteca Pública Joaquín Leguina, en Alcalá las bibliotecas que las tienen adjudicadas por mí a sus estanterías son Biblioteca Pública Cardenal Cisneros, Biblioteca Pública Pío Baroja y Biblioteca Pública José Chacón. Y si alguien quiere comprarlo para tenerlo, por tenerlo, se pueden comprar en cualquier librería si se pide, como dije, o por Internet. Por ejemplo, en ambos casos, en La Casa del Libro:

Relatos de la Gran Guerra (2016, editorial Atlantis).
Balada triste de una dama (2017, editorial Verbum).

martes, enero 16, 2018

NOTICIA 1766ª DESDE EL BAR: LA NUEVA ESTATUA DE ALCALÁ

El pasado sábado 13 de enero el obispado de Alcalá de Henares inauguró dentro de las propiedades de la Catedral Iglesia Magistral de los Santos Niños una nueva estatua para la ciudad. Se trata del Cardenal Cisneros caminando junto a los Santos Niños Justo y Pastor, que portan una maqueta de la Iglesia Magistral. La estatua fue anunciada en 2017 dentro de los actos de conmemoración de los quinientos años desde la muerte de Cisneros, y una pequeña estatuilla a modo de figura previa se pudo ver dentro de la catedral. Ya está realizada, con dinero del obispado y quienes hayan querido hacer donaciones, ya que también se pidieron. Su autor es Pedro Requejo Novoa, que en 2005 ya había aportado a la ciudad tanto la estatua de Quijote y Sancho en la Calle Mayor, como la estatua de Juan Pablo II en el que fuera el Parque de los Sentidos, hoy Parque de Juan Pablo II. Dream Alcalá aportó un reportaje sobre él en 2015, aunque Wikipedia nos da muchos datos sobre su obra y trayectoria. El autor ya había trabajado en 2012 para la Catedral Iglesia Magistral de los Santos Niños, creando un portacirios.

La estatua se ha situado en el espacio empedrado previo a la entrada principal de la iglesia, dentro del vallado que delimita el terreno propio de la catedral. Justo debajo de ese enlosado sobre el que se ha colocado la peana con la estatua se sabe por documentación, textos y por una excavación arqueológica que hubo no hará más de diez años, no sé siquiera si llegará a esa cifra de años, que se encuentran los restos de lo que fue la base de la parroquia-iglesia original de la Edad Media sobre la que a partir del siglo XV se comenzaría a levantar la iglesia magistral de estilo neogótico o gótico flamígero o gótico isabelino, gracias a impulsos como el del arzobispo Carrillo o el de Cisneros. La estatua está a tamaño real de lo que sería el tamaño de humanos de nuestra época, el siglo XXI (no hay que olvidar que los personajes representados son de siglos pasados en el que la estatura media de las personas era más baja que la actual). Es de bronce y figurativa. Ahora bien, recoge los anacronismos propios del Arte de otros siglos. El cardenal Cisneros vivió entre los siglos XV y XVI, con los Reyes Católicos, mientras que Justo y Pastor vivieron en el siglo IV, durante el Imperio Romano. Portan en la mano una maqueta de la Iglesia Magistral, que no es exactamente igual que la auténtica que se construyó, pero que en realidad responde a un arte medieval y modernista que reflejaba una realidad precisamente de la Edad Media y de la Edad Moderna: la presentación de una maqueta de iglesia, catedral, castillo, etcétera de un Señor a otro Señor, por el cual se representaba simbólicamente que se le daba y otorgaba tal título de lo que correspondiese (eclesiástico o nobiliario), o bien poderes, o bien el lugar. La maqueta podía ser incluso de pueblos, y a veces eran objetos simbólicos (de ahí las varas de gobierno de los alcaldes, por ejemplo, o los cetros de los reyes). No quiere decir esto que la estatua esté fuera de época o desentonando. La realidad es que corresponde bien al conjunto al que va a estar desde ahora: una catedral de hace quinientos años, que tuvo un origen previo de parroquia-iglesia de muchos más siglos atrás. Me parece lógico  que la estatua se ajuste a una temática simbólica de siglos atrás, con un esquema representativo de esos siglos atrás, a pesar de que la actualidad sea el siglo XXI. No desentona por donde se ubica y por la tradición cultural de la institución que la alberga, que suele ser una tradición conservadora.

Los personajes se ubican casi a ras de suelo, como caminando entre nosotros, igual que Quijote y Sancho estan sentados en un banco normal y corriente de la Calle Mayor. Eso junto a los rasgos realistas de las personas representadas acerca a la obra a un concepto más del siglo XX y XXI donde el Arte no es algo distanciado de la sociedad, sino que se integra en ella y juega con ella, dando a entender el homenaje a personajes que podrían estar ahí mismo y que de hecho lo están pues su existencia real alteró nuestra realidad. Este tipo de estatuas se pueden ver en otros lugares como Madrid en diversas calles dedicadas a personajes anónimos con oficios de toda la vida, Salamanca en sus plazas, Guadalajara delante del Palacio del Infantado o Segovia en su plaza principal, por ejemplo. Son accesibles a la cotidaneidad. Acercan lo histórico al pie de calle. 

Siendo el año pasado el quinto centenario de la muerte de Cisneros, ya el ayuntamiento, no el obispado como ahora, había hecho su homenaje a Cisneros con un mural en la Calle Mayor, el cual pintó Zaida Escobar (Noticia 1709ª).

Si es por estatuas, quizá le falta a la ciudad alguna más de personajes que no son precisamente de la Edad Moderna, pero esta, teniendo en cuenta su sentido religioso, quien la paga y donde se ubica, no me disgusta como estatua nueva para Alcalá, a pesar de que eche en falta otro tipo de representaciones, si bien es cierto que las arcas municipales (de donde no ha salido esta estatua) no están ahora mismo para estatuas. Bien venida sea, y hay que reconocer que Pedro Requejo Novoa ya tiene tres aportaciones públicas al embellecimiento de Alcalá como para pensarse algún día ponerle una calle o una exposición completa.

domingo, enero 14, 2018

NOTICIA 1765ª DESDE EL BAR: SUSO 33

A la entrada del distrito II han pintado el nuevo mural que decora la ciudad de Alcalá de Henares. Lo han estrenado este mes de enero, y es el siguiente mural desde que Zaida pintó a Cisneros en la Calle Mayor, si no me equivoco (Noticia 1709ª). No será la única novedad decorativa. El obispado ha pagado y colocado una nueva estatua dentro de los terrenos propiedad de ellos en la entrada de la catedral de los Santos Niños, un cardenal Cisneros que acompaña a los Santos Niños Justo y Pastor, una composición en metal figurativa y de estética realista. Los murales son más baratos, desde luego, quizá por ello el ayuntamiento opta por ellos, a la vez que así se decoran espacios vacíos en muros. Este esquinazo e concreto que fotografíe el otro día al acercarme a Correos, es un esquinazo emblemático desde que se hiciera la barriada allá por 1970-1975, tal vez algún comienzo de edificio en 1970, y siendo acabada su expansión entre mediados de los años 1980 y los primeros 1990. Este conjunto de barrios, el distrito II en su expansión hacia el Oeste de la ciudad, fue la primera expansión de Alcalá de Henares por primera vez en muchas décadas. Se puede decir que la ciudad actual, tal como la conocemos, comenzó aquí de este modo, con estos barrios obreros que, en origen , una parte de ellos iban a ir destinados a militares y guardia civiles en la reserva, idea que se deshechó. Este esquinazo concreto alberga en su zona baja la que fue por mucho tiempo sede central de la caja de ahorros Caja Madrid, hoy sucursal de su evolución como banco de Bankia. Precisamente la mayor parte de la gente de estos barrios hicieron sus ahorros y pidieron sus préstamos hipotecarios en este lugar cuando este lugar de la ciudad comenzó a andar. No había otro. Se ubica entre la calle Núñez de Guzmán y la avenida de los Reyes Católicos, en su unión con la calle Demetrio Ducar y el que popularmente se llama "parque del Lianchi", ya que ese parque central no tiene nombre oficial, ya que su otro lado es la calle Andrés Saborit e incluso la nada evidente Plaza de la Puerta de Santa Ana. Por cierto, que el parque citado ha recibido la eliminación de un trozo de su hierba y setos, así como una poda incomprensible de uno de sus árboles, para crear un espacio para las mesas de una terraza del nuevo kiosko bar que han construido donde estaba el original. Como sea, el nuevo mural lo ha creado Suso 33, como me recordó un lector en red social, cuando compartí esta foto hace un par de días.

A pesar de que hay quien dijo con humor que "esto lo hace mi sobrino el pequeño", hay quien le ha recordado lo que pintaba el viñetista  Mingote y a quien le ha recordado los grabados de Saura. En este sentido la más pedagógica para comprender la obra ha sido la artista local y diseñadora Zia Mei, que dijo: "Pensaba en la serie de grabados que hizo Saura en 1987, y de paso apareció la ilustración de Picasso en 1955 y las de Dalí de 1946 y 1957 (lo he mirado ahora mismo en Internet). Creo que en todas, incluida la de esta foto, se intenta mantener la fuerza del esbozo. Lleva tiempo y oficio conseguirlo, y aún así no es fácil y es, además, difícil de valorar. Creo que éste es un trabajo bastante bien resuelto y que probablente se ajusta tanto al encargo como a una de las varias líneas estéticas que se llevan desde hace ya diez, quince años o más en acciones 'quijotescas'. A mí particularmente no me conmueve esta propuesta, pero agradezco que siga una línea poco figurativa". Y hubo quien le dio la razón en lo de Antonio Saura, a la vez que se quejaba de lo manido de Quijote y Sancho y que toda cosa que se hiciera en la ciudad tuviera que ver con ellos. En este sentido otra persona dijo que esta ciudad era mediocre, mientras que otra consideraba que era genial que se le diera vida en las calles. A mí personalmente me recuerda hasta cierto punto y con distancia a las ilustraciones que hizo Gerhart Kraaz para la edición de El Quijote que reeditó Círculo de Lectores en 1976, a partir de una edición previa de 1965.

El conjunto de barrios originales de este distrito siempre ha tenido una especial relación con las decoraciones murales. En los años 1980 se hicieron algunas con el estilo de la época más didáctico y apto para todas las edades en torno a ideas simples como la importancia de una ciudad que apoye los espacios verdes o un mural que recuerda que Complutum y los Santos Niños están en el corazón. Aunque bastantes de estas se han perdido, yo las recuerdo de la infancia y de alguna fotografía de la época, quedan unas pocas, algo deterioradas (necesitadas de restauración), en torno a la avenida Reyes Católicos. Más aún, tal como escribí al comienzo de este blog, en 2006, precisamente en mi barriada hubo una serie de pinturas por muchos años trabajadas al margen del ayuntamiento pero muy artísticas, aunque en aquella época eran reivindicativas, por ejemplo contra la entrada de España en la OTAN en 1984-1985. Fueron eliminadas por el ayuntamiento y también por el instituto Mateo Alemán (allí hubo un par) hace pocos años al pintarlas de gris emulando el color del hormigón de las estructuras donde estaban. Un error y uan pena. Aquello era artístico y además eran testimonio de una época y una parte de las reivindicaciones en esta parte de la ciudad. No obstante, con parecido instinto artístico, aún se encuentran pinturas decorativas hechas relativamente hace poco por alguien en algunos puntos de la barriada. Así pues, este grupo de barrios tienen amplia relación con los murales y el arte urbano.

Bien es cierto que justo al otro extremo de la calle Demetrio Ducar se puede encontrar un par de murales más con temática de El Quijote, si no recuerdo mal realizados por el ayuntamiento el año pasado 2017 precisamente para que sea lo primero que vea quien entre en coche en la ciudad viniendo desde Madrid. La saturación de temática del Quijote es evidente. Hace unos años, al ir a un entierro, ya expuse que la escultura vanguardista de este personaje que preside la entrada del Cementerio Jardín es ya el exceso total, pues en esta zona, no turística, parece que también se tiene que recordar a los que vayan la relación de Alcalá de Quijote, y eso como si además Cervantes no hubiera hecho otra obra. Eso al margen de si la escultura, o el mural, o de lo que estemos hablando, nos guste o no nos guste, lo entendamos o consideremos su calidad tal o cual. El concepto de ciudad que crea un producto cultural en realidad a modo de personaje que se identifique con este lugar de cara al turismo y hacer dinero de él, es un concepto que quizá hay que revisar, pues, como leí en los comentarios que hicieron los lectores en esta foto, puede que no a todo el mundo le parezca el camino a seguir. No parece que se promueva la Cultura, sino el logo, aunque este sea algo que cambie. El logo no es figurativo en este momento, es más bien una marca de identidad: Quijote-Alcalá de Henares, como ocurre en algunos lugares de Castilla-La Mancha (indicó un lector), a pesar de que en Alcalá hay una Historia, una Cultura, un Arte, unos personajes e incluso una producción de todo eso hoy día muy ricos y más allá de Cervantes-Quijote. En este caso, además, Suso 33 da un paso relacionando Alcalá de Henares y su ser como patrimonio de la Humanidad uniéndolo a Quijote, esto es a Cervantes, esto es: a la cultura universal. Eso se puede entender al leer el lema a pie de mural.

A mí personalmente el mural no me  disgusta. Además, siendo un barrio tan abandonado en estos y otros asuntos, me parece de agradecer. Prefiero ese mural, además, a que tarde o temprano alguien usase la pared tantas décadas desnuda en poner un anuncio. Si la temática podría o no haber sido otra, es un debate, quizá se debiera dar libertad al artista para que elija lo que desea, siempre dentro de unos límites de lo democrático y la tolerancia dado que pagaría el ayuntamiento. Ciudades como Sevilla, Berlín y otras contienen en sus paredes murales muy interesantes que no se ciñen a los tópicos culturales de su Historia, y están muy bien. Pero al margen de eso, creo que el comentario de Zia Mei es muy acertado. Lo suscribo. No me disgusta el mural y ha sido gratificante descubrirlo tal cual, tras ver los andamios estas Navidades. Ese muro hacía mucho tiempo que requería de algo así. Le da otro carácter a este espacio de la ciudad, un distrito que es el más poblado de Alcalá de Henares.

Saludos y que la cerveza os acompañe.

jueves, enero 11, 2018

NOTICIA 1764ª DESDE EL BAR: "BALADA TRISTE DE UNA DAMA, BOOKTRAILER" y NUEVA RESEÑA




El pasado mes de diciembre Producciones 5x1 me propuso realizar lo que modernamente se dice en inglés: un booktrailer de mi libro Balada triste de una dama (Editorial Verbum), lo que viene siendo en español un video promocional de mi novela. Si pulsáis sobre el título tenéis enlace a la Casa del Libro con al venta de la obra. Producciones 5x1 crearon un guión, un story board, una ambientación con dirección artística y me vistieron de tópico pirata para que yo mismo ejerciera de narrador anunciador.  Aquí os comparto el booktrailer. Espero que os guste.

Producciones 5x1, es un grupo de jóvenes cineastas, que se están formando como tales, el cual componen cinco personas, que son cuatro mujeres y un hombre, el cual por otro lado es mi propio hermano, lo reconozco. Estuvimos grabando una mañana completa y al fin tienen el resultado final este mes de enero. Me entregaron el video hace pocos días y ahora os lo comparto tras obtener los permisos y estar arreglados los contratos pertinentes para esta promoción. El resultado queda bastante bien. Entre los objetos de ambientación, algunos es mío. Escasos de medios pero bien utilizados, yo creo. Y si alguien se pregunta por la música que suena, se trata de "Sinfonía del nuevo mundo", compuesta en 1893 por Dvořák. Un clásico en mucho del cine clásico de películas, ya fueran en su día producciones muy cuidades (que solían ser del Hollywood de las superproducciones) o producciones más para hacer ingresos rápidos (la serie B, que podían ser norteamericanas o de otros países).

Por cierto, desde el año pasado, o desde el 2016, he hablado con varias amistades sobre esa sustitución de los términos españoles por palabras inglesas, cuando en español tenemos recursos para nombrar determinados productos y otras cuestiones. En la cuestión de las promociones se ha puesto de moda usar dos vocable anglosajones: teaser y trailer. Si así se usa, en inglés, cada uno tiene un significado y un contenido diferente. El teaser se refiere a un fragmento de la película, serie, videojuego o libro que se muestra para su promoción antes de su estreno, teniendo por promedio unos treinta segundos de duración. Mientras que el trailer es un resumen promocional del producto, con duración variable, pero frecuentemente vinculada a los cinco minutos. Si nos ceñimos al inglés estricto, el video promocional que os presento tiene más de teaser que de trailer. Ahora bien, yo he razonado con frecuencia que en España el uso de teaser es muy reciente, de la década del 2010, como mucho desde finales de los años 2000, mientras que el uso de la palabra trailer era bastante común por la sociedad española desde mediados de los años 1980 tanto en videos como en películas de formato cine. Tanto es así que les decía que realmente trailer se terminó aceptando en español, pero no se reconoce el uso de teaser. La Real Academia Española reconoció el uso generalizado de trailer y la incorporó al castellano colocándole una tilde: tráiler. Y tras estudiar su uso llegaron a la conclusión de que su uso generalizado por los castellano parlantes hace que tráiler se refiera tanto a lo que en inglés sería un teaser como un trailer, sería un avance de un producto cultural, aunque ellos hablán sólo de producto de cine. Por aquí la acepción aceptada en su uso como castellano, que no como inglés: tráiler, y ya que esa segunda acepción lleva a "avance", aquí tal vocablo donde se recoge la acepción de fragmentos de película con fines publicitarios: avance.

Por otro lado, el escritor, crítico literario y amigo Jesús de Matías Batalla ha escrito en su espacio de críticas literarias la más reciente reseña de este mismo libro Balada triste de una dama. Creo que es una de las más acertadas reseñas que he leído hasta ahora. Y contestando a su pregunta, no he visto la película italiana que me cita, aunque sí he leído alguna novela de Sandokán, como ya dije en su día. 

RESEÑA en El blog literario de Jesús de Matías Batalla. AQUÍ.
 

Saludos y que la cerveza os acompañe.