sábado, enero 24, 2015

NOTICIA 1436ª DESDE EL BAR: ENTREVISTA A BICICRÍTICA


En septiembre del año pasado, 2014, le planteé a Bicicrítica de Alcalá de Henares hacerles una entrevista para mi sección de entrevistas a gente interesante. A quien se lo dije me dijo que tenía que consultarlo y que tenían pendiente otra entrevista con otras personas, pero que le gustaba la idea. En octubre les pasé un cuestionario y al fin en este enero de 2015 podemos disfrutar del resultado de la entrevista que han contestado en común varios de los miembros más activos de la Bicicrítica y la Masacrítica de Alcalá de Henares. Como veréis en la entrevista los enlaces a las referencias que se dan no están en violeta, ya que ellos mismos me pasaron los links y, por cuestiones técnicas, blogger no me permite cambiarle el color, así que esta vez los enlaces los tenéis en palabras en otros colores suaves que no son el violeta. También podreis ver que hay dos preguntas que dan por contestadas. Ellos decidieron entre sí eliminarlas del cuestionario alegando que ya estaban contestadas, pero cuando me lo dijeron les dije que simplemente contestaran que ya están contestadas. Realmente están ya previamente contestadas, se anticiparon en las respuestas a las preguntas, o al menos eso creo yo también, júzguelo el lector, para eso he preferido mantener las preguntas en la publicación, tal como les dije que haría, a pesar de que quizá hubiera sido más conveniente para la lectura ágil el eliminarlas. Por otro lado, tengo que decir que ellos en todo momento escribieron la arroba (@) para indicar que no se referían sólo a hombres o sólo a mujeres en determinadas respuestas. Sin embargo, tal como les hice saber, eliminé la arroba porque el estilo que le he puesto a esta bitácora desde su inicio en 2005 es tratar de respetar las normas de la lengua actual. En español ninguna palabra se escribe con el signo "@", así que les dije que se daba por sobreentendido que no se referían sólo a hombres, sino a hombres y mujeres. Para ello pasé esas palabras al modo como formalmente se usan en castellano, iba a decir género neutro, pero en castellano no existe el género neutro propiamente dicho, lo que no es lo mismo que decir que determinadas palabras aparentemente referidas a un masculino estricto hablen sólo de lo masculino, pues en realidad engloban tanto a lo masculino como a lo femenino cuando se usan en genérico. Como sea, aclaro, cuando he estado en grupos de trabajo con mayoría de mujeres yo mismo he trasladado el genérico a una terminación femenina, cosa por la cual alguna filológa que conozco me tiró de las orejas. Como sea, suelo acogerme en esto a las normas tradicionales, salvo en esos casos donde físicamente estoy en un grupo mayoritariamente de mujeres. No hay ninguna otra razón para la eliminación de la arroba que la del idioma.

Por otra parte, esta entrevista no podía venir en una semana más apropiada. El pasado miércoles 21 de enero cerró la mítica tienda de bicicletas y motos Alcano de la avenida Complutense, junto al Parque O'Donnell, aquí en Alcalá de Henares. Tal tienda estaba abierta desde 1975, aunque su origen realmente es como tienda de motos, y como tal Alcano perdura aún en otra tienda en la ciudad frente a la Puerta de Madrid. Esa es la tienda más antigua de Alcalá de Henares dedicada a la automoción, pues Alcano abrió en 1932, sólo ha cerrado ese segundo establecimiento que también abarcaba las bicicletas desde 1975. Yo mismo fui al cierre avisado por una amiga, pues necesitaba comprar cables de freno y una cámara de bicicleta. Lo compré justo ese último día y avisé enseguida a la gente del Taller de Bicicletas del Club Social Continental. Como comunicó la gente de Alcalá en Bici a través de las redes sociales esta era la tienda de bicicletas más antiguo que quedaba en la ciudad. Las vendían y reparaban. Es posible que los comerciantes decidan abrir en algún otro lugar, aunque sólo sea momentáneamente para poder vender todo aquel material que no han podido vender a tiempo, al menos en cuanto a bicicletas se refiere, pues hemos de imaginar que lo referente a las motos pasará al local de Puerta de Madrid. Alcalá en Bici dice en ese comunicado: "Lamentamos que un nuevo comercio de bicicletas tenga que cesar su actividad a causa de la crisis en una ciudad en la que también es importante mantener los comercios de barrio, donde se desarrolla el trato cercano, conocedor de la realidad de sus vecinos. Muchos de los jóvenes que crecimos a partir de los años 80 lo hiciemos con bicicletas que hoy día son recuerdos de una infancia sobre ruedas. Quisiéramos agradecer, además, las facilidades que los miembros de este comercio han mostrado con el Taller Social de la Bici en el suministro de piezas, las cuales eran las más antiguas que podían encontrarse en Alcalá". Y anotaban que la precipitación del cierre les recordaba el cierre de otra tienda mítica a mediados de los años 1990, Ciclos de Blas, que ellos referenciaron en el artículo "Ciclos de Blas". Ellos vivían bastante de las reparaciones, la autocrítica en esto también viene bien. Habría que ver si sacaban más dinero de las piezas de recambio o de las reparaciones, de las motos o de las bicicletas. No lo digo por incomodar a nadie, sino porque nunca está mal hacerse preguntas para comprender y construir presentes. Probablemente ganaban más dinero de las reparaciones, que probablemente menguaron porque la gente optó por ser su propio mecánico. 

Bicicrítica y estos negocios tenían muy buen trato entre ellos, de hecho parte de las piezas nuevas que necesitaban en Bicicrítica salían de la compra allí. Ojo, he usado el plural, por lo que me refiero a negocios de bicicletas, en este caso a los dos citados, no sólo en concreto a Alcano. La frase original de los últimos tres días hacía referencia a la compra de una "una buena parte de muchas de las piezas nuevas y herramientas", me refería a los ciclistas, en general de Bicicrítica, pero los entrevistados me han enviado un correro electrónico donde quieren aclarar que: "Alcano jamás ha vendido herramientas al público, a pesar de que miembros del Taller Social fueron informados el lunes 12 de Enero por otros talleristas y preguntaron sobre la posible adquisición de las herramientas usadas en el taller de Alcano. Bien es cierto que nos informas de que el último día es el martes 20, y en verdad que lo agradecemos porque quizá no hubiésemos optado por acudir la fecha que indicaste. El único trato habido hasta la fecha con Alcano ha sido directamente con el Taller Social, pero nunca con la BiciCrítica, como haces referencia. Algunas bicis que pasaban por el taller necesitaban piezas antiguas en Alcalá que solo podían encontrar allí. Ese ha sido el único trato que se ha tenido con dicho comercio, pues las herramientas no proceden de Alcano. Éstas han salido de otros comercios (BiciÁlcalá, Decathlon, etc), además de las donaciones puntuales por parte de personas a título individual". Por supuesto que uno sabe, y ellos saben perfecta y sobradamente que sé, que la mayor parte de las piezas del Taller Social vienen de donaciones de piezas sobrantes de diversos usuarios. Y quiero llamar la atención de que en el texto escribo Bicicrítica, pues me refiero a aquellas personas que se identifican con este movimiento. Para mi entender los movimientos en torno a la bicicleta referidos en la entrevista prácticamente siempre están compuestos por las mismas personas (me refiero a organización, constancia y logística), por lo que es fácil confundir a todos los términos llámese de asociaciones, eventos, planes, etcétera en torno a la bicicleta que ellos fomentan o participan, con una misma base, aunque, como ellos aseguran, son cosas diferentes. En todo caso, pese a posibles confusiones, que lamento si se han dado, no sólo queda aclarado por su parte, sino que espero que también quede aclarado por mi propia parte que me refería a personas de Bicicrítica, no al Taller Social. Yo ante las lecturas que pueda hacer un lector no puedo hacer nada, ni yo ni nadie que se dedica a escribir. 

Esta bitácora le ha dedicado a lo largo del tiempo varias entradas a las reivindicaciones ciclistas de la ciudad, especialmente de Masacrítica. La vez más reciente fue con la Semana Europea de la Movilidad en 2014, o también cuando Bicicrítica cumplió cinco años, entre otras. Ahora os presento una aproximación a Bicicrítica de manos de ellos mismos, con esta entrevista. En realidad, para aclararnos todos los alcalaínos que no estamos tan dentro de estos movimientos, cada vez que alguien diga Masacrítica (o Masa Crítica) y Bicicrítica se hace "referencia a ambas cuando en esencia son practicamente lo mismo. (...) La Bicicrítica o Bici Crítica está considerada como el evento local en sí, mientras que la Masacrítica o Masa Crítica hace referencia al propio fenómeno y a sus participantes. Esta frase puede servirte para aclarar términos: La Bici Crítica de Madrid es la más numerosa Masa Crítica dentro del territorio de España contando en la actualidad con la participación de más de un millar de ciclistas", tal como me aclararon los entrevistados por correo electrónico a día 26 de enero.


La bicicleta en Alcalá de Henares tiene un fuerte arraigo al menos que sepamos desde principios del siglo XX. Existió en la ciudad como asociación deportiva registrada la Unión Ciclista Alcalaína (UCA), cuya sede llegó a estar en la Plaza de Cervantes. Estos aparecieron durante los años 1920. Promovían el uso de la bicicleta y el deporte ciclista, sobre todo entre los obreros alcalaínos. No obstante, en estos años de la dictadura de Miguel Primo de Rivera, probablemente esta asociación deportiva ocultaba detrás una unión de anarquistas complutenses, como averiguó el historiador Julián Vadillo, pues en 1934, al constituirse el sindicato anarcosindicalista Confederación Nacional del Trabajo (CNT) resultaba que todos sus primeros afiliados eran las mismas personas que habían venido constituyendo la UCA. Aún más, el primer secretario general que tuvieron era precisamente la misma persona que era secretario y protavoz de la UCA, esa persona, según las matrículas industriales de Alcalá de Henares conservadas en el Archivo General de la Adminsitración, tenía una tienda de venta y reparación de bicicletas al menos desde el periodo 1928-1929, el cual se mantuvo a lo largo de las décadas, hasta el punto que todavía existe tal negocio, sólo que ahora está ubicado en Madrid capital. También de esos años 1920 tenemos constancia de la existencia de competiciones ciclistas insertas en las fiestas alcalaínas. En los años 1930 el ejército aportaría el Batallón Ciclista a la ciudad. También los católicos en esas fechas promovieron la bicicleta en la ciudad a través de la Mutual Obrera Complutense. Y, en fin, desde la dictadura de Franco en adelante, el ciclismo en la ciudad se relacionaría bastante con la Vuelta Ciclista España (su primera edición fue con República en 1935). Efectivamente, con el desarrollo industrial de la ciudad en los años 1960, y con el regreso de la Universidad en 1977, también crecieron los negocios ciclísticos, siendo quizá los años 1980 sus años más espléndidos, se llegó a crear incluso el Club Ciclista Iplacea en 1984. De los años 1990 y 2000 conoceremos más a través de la entrevista. Os dejo con ella.

CANICHU: Es obligatorio preguntar por vuestros orígenes y cuánto tiempo lleváis funcionando en Alcalá de Henares. Yo sé que aparte de ser la comunidad Bicicrítica que reivindica una nueva mentalidad respecto al transporte en bicicleta, también contáis con un taller de bicicletas, realizáis una gran actividad entre usuarios e instituciones para mejorar el panorama vial de la ciudad, y sé que parte del origen viene de un pasado en Alemania al menos por parte de algunos de los fundadores. ¿Nos podéis hablar de ese origen y de cuánto tiempo lleváis en la ciudad?

BICICRÍTICA: En la primavera de abril del 2008 nace la web del grupo bicicriticaalcala.tk, además de un foro que va organizando la primera convocatoria del miércoles 30 de abril (consejos para circular en grupo, recorrido, flyers, contactos, difusión, soundsystem...). Unos días antes de esta primera Masacrítica se informa desde FotogrAcción que el miércoles estaremos “cubriendo” la acción para ser la primera acción que se publique en FotogrAcción (decisión tomada en la primera asamblea de FotogrAcción). Asimismo, muchos colaboráis en la difusión de la convocatoria por un carril bici  organizada por Iniciativa por la Bicicleta y que tuvo lugar a mediados de ese mes. A mitad de mayo se alcanza un mayor potencial web con el dominio propio de masacriticaalcala.es. 
Comenzó a visibilizarse mensualmente la bicicleta como medio de transporte cotidiano en un lugar tan propicio como el valle del Henares, como punto de encuentro colectivo a través del espacio urbano, decenas de vecinos empoderados como tráfico, comenzando a construir juntos en red, atentos a su vez a la creación de la red de carriles bici aprobada en un pleno municipal del 2006 que no se hacía realidad.
Inicialmente, miembros de la Masacrítica hacen algunas quedadas donde se desarrollaron talleres de bicirreparación. Cuando la Masacrítica cumple dos primaveras abre el Taller Social de la Bicicleta, que publica en un comunicado: “somos un grupo de personas que hemos decidido montar un taller social de bicicletas en Alcalá de Henares y llevamos funcionando desde Mayo del 2010. Nuestra intención es fomentar el uso público de la bici, siendo de una manera accesible para cada vez más usuarios. Este servicio está enfocado al menor costo posible para aquellos personas que pertenezcan a plataformas sociales y culturales, asociaciones ciclistas, y asociaciones de vecinos. Aún así si no perteneces a ningún grupo, pásate y conócenos”. El taller comienza con dos alcalaínos, y efectivamente uno de ellos había vivido en Alemania y conocido algunos talleres autogestionados de bicirreparación en Berlín, y los encuentros masacríticos y de patinadores. Pronto se sumaron al taller social otros lugareños y un par de compañeros de Daganzo y Torrejón. Se da la curiosidad que varias personas que coinciden en el taller disfrutaron de un pasado ciclomecánico en otros lugares del mundo mundial.

CANICHU: Vamos a desmenuzar esas partes que componen la actividad de Bicicrítica. La fundamental es que vuestro proyecto implica concienciar y potenciar la idea de que ir en bicicleta va más allá de un mero deporte o de un pasatiempo y que puede ser un modo de vida de cómo entender el ciudadano su movilidad en una urbe. En este plano Alcalá de Henares tiene muchas cosas por hacer. Tenéis un proyecto llamado “Calles seguras”, ¿podéis desarrollárnoslo por aquí, por favor?

BICICRÍTICA: La bicicleta apenas está recogida como medio de transporte en los modos de desplazamiento analizados dentro del Plan Director Ciclista, solo se citan tres datos: un flujo intermunicipal de unos 900 ciclistas con bicicletas de montaña, 480 ciclistas urbanos que la utilizan para ir al trabajo, y un 2% de empleados municipales que la utilizan como medio de transporte, escaso bagaje estadístico en una ciudad con más ciclistas que automovilistas hasta mediados de los 60 y sin transporte público urbano hasta mediados de los 70. Para esa potenciación y concienciación que comentas es necesario establecer un trabajo de campo mayor.
Es evidente que la red ciclista existente no atiende a los flujos internos, a partir de ahí y conscientes que la inseguridad vial es la causa principal que desincentiva el uso de la bici, un equipo de voluntarios, participantes en la Masacrítica y vecinos a título personal, están recorriendo y evaluando la red viaria urbana (calles e intersecciones), con el fin de elaborar un plano práctico con los itinerarios más recomendables para los ciclistas: con calles de tráfico tranquilo de sentido único/doble, calles de tráfico tranquilo de prioridad peatonal, vías ciclistas asfaltadas, sendas sin asfaltar y aceras bici con prioridad peatonal. Estos tramos estarán diseñados con el mínimo de intersecciones y tramos de tráfico medio en los que sea posible usar alternativas en caso de duda (9 de cada 10 siniestros en bici se producen en intersecciones). El proyecto tiene trazados algunos de sus ejes y se encuentra en la fase final de recogida de información por distritos. Los desplazamientos Este-Oeste están vertebrados en su mayoría, sin embargo los ejes Norte-Sur son más difíciles de comunicar a su paso por la A-2 y la línea férrea. El trabajo está enfocado fundamentalmente a los dos grupos de población accesible: ciclistas noveles y en potencia.   

CANICHU: ¿Cumple Alcalá de Henares con ser unas calles seguras para los ciclistas? ¿Cumple con las necesidades del conductor de bicicletas?

BICICRÍTICA: Se incumplen sistemáticamente los límites de velocidad en calles 30 km/h, existen serios nudos de circulación en muchas de las intersecciones, por lo que existen menos alternativas de desplazamiento en bici interbarrios de lo que a la población ciclista le gustaría. La “acera-bici” tiene muchos más kilómetros en relación a la escasez de carriles bici integrados en el tráfico rodado. Existe una extendida sensación: ¡que no vaya a peor lo poquito que hay!. Por ejemplo, con la supresión del carril bici de la Avenida Gustavo Adolfo Bécquer de Espartales, enésimo episodio en el que un espacio urbano es concedido en beneficio del automóvil y en perjuicio de los peatones y ciclistas. La situación de la normalización de la bicicleta en el tráfico es esperpéntica, y podría ser aún más lamentable en caso de que la Ordenanza Municipal fuese más restrictiva.  Aún con éstas, las bicis en funcionamiento no paran de aumentar, por lo que parte de las necesidades se pueden llevar a cabo con un mayor índice de ciclistas en circulación, junto a medidas orientadas a incentivar el uso de la bicicleta en los hábitos de desplazamiento de más ciudadanos. Las vías ciclistas tienen que bajar de la acera a la calzada tarde o temprano, hay que garantizar la seguridad de peatones y ciclistas.
Así se manifiesta en una sentencia del Tribunal Supremo de fecha 10 de Abril de 2014, que expresa “No cabe legalmente que peatones y bicicletas circulen por un mismo espacio”, fallando en contra de la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas de Zaragoza, y ratificando la imposibilidad de legalizar la circulación de ciclistas en espacios peatonales a través de ordenanzas locales. También en esa misma línea y con anterioridad a esa Sentencia, en Marzo de 2013, el CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) publica un manifiesto “Instando a la DGT del Ministerio del Interior a mantener en la legislación de seguridad vial los rasgos peatonales y no circulatorios de las aceras, que refuercen la idea de que LA ACERA ES PEATONAL”.    

CANICHU: La Semana de la Movilidad Europea, ¿tiene aciertos o desaciertos en Alcalá, teniendo en cuenta que su idea es el fomento del transporte público, la bicicleta o la peatonalidad?

BICICRÍTICA: Aprovechando los eventos de la Semana de la Movilidad del 2014 en Alcalá, varios grupos políticos han instado al equipo de gobierno a que les convoque de inmediato a fin de lograr un acuerdo que posibilite viarios de desplazamiento para todos los agentes que componen la movilidad local y en beneficio de los más desatendidos.
La Semana Europea de la Movilidad tiene sus luces y sus sombras, con el paso de los años se han planteado más actividades prácticas, sin embargo han reportado un beneficio efímero a unos pocos cientos de participantes durante solo siete días, sin continuidad a lo largo de los años. En esta semana se cuenta dos ausencias significativas, como son en el fomento del transporte público o la promoción de los desplazamientos peatonales. Asimismo, existe una excesiva dependencia de los patrocinadores privados para acometer la financiación de esta semana, incluyendo a autoescuelas en un escenario de eventos públicos orientados a divulgar alternativas al uso del automóvil.
Alcalá gasta 1800 euros anuales para desarrollar programas junto a la Red de Ciudades por la Bicicleta sin que hasta ahora se tenga conocimiento del desarrollo de medidas prácticas en beneficio de los usuarios.
Recientemente, Alcalá de Henares ha sido una de las quince ciudades españolas seleccionadas en el programa de trabajo BUMP  (Boosting Urban Mobility Plans), financiado por la Comisión Europea para promover la implantación de Planes de Movilidad Urbana Sostenible. La participación en este proyecto europeo entiende la implantación de los planes de movilidad de manera vinculante mediante su desarrollo integral, incluyendo una perspectiva y una práctica transversales en donde se integren activamente todos y cada uno de los agentes sociales implicados en el ámbito local.   
Parece que va siendo hora de que todos nos remanguemos en esta jungla de asfalto y nos pongamos a trabajar por el bien común y la diversidad, donde sea posible la voluntad política que facilite, por ejemplo, la presencia activa de ciudadanos que representen los intereses colectivos en la mesa de movilidad (peatones, ciclistas, vecinos con diversidad funcional, proyecto de remodelación participativa de las líneas de buses urbanos, etc).

CANICHU: ¿Qué opináis del nuevo código de conducir que ha entrado en vigor en este 2014? ¿Tiene aplicación real en Alcalá?

BICICRÍTICA: En primer lugar, nos gustaría aproximarnos al desarrollo de los acontecimientos a partir de una reseña escrita a principios de diciembre por la Coordinadora en Defensa de la Bicicleta (ConBici): Existe un retraso del Reglamento General de Circulación. Según se desprende de las palabras del Subsecretario de Interior, Luis Aguilera, la aprobación del nuevo Reglamento General de Circulación (RGC), podría sufrir un retraso más por la falta del dictamen positivo del Consejo de Estado. Aguilera, que no aclaró los motivos de esta demora, puso en duda que pueda ver la luz antes del mes de Enero, cuando siempre se barajó el mes de diciembre como fecha máxima para su aprobación.

La Mesa Nacional de la Bicicleta (MNB), aunque hubiera preferido que el texto fuera más cercano a otras legislaciones europeas, espera que finalmente salga adelante. Una vez publicada la Ley de Tráfico, donde se estableció la indeseada obligatoriedad del casco para menores de 16 años y ante la que sólo cabe esperar el advenimiento de nuevos legisladores más proclives a la bicicleta, el reglamento mejora significativamente la situación actual, diferenciando a los ciclos del resto de vehículos en un capítulo especialmente referido a la bicicleta entre otros aspectos favorables, estableciendo la velocidad máxima de 30 km/h. en calles de un solo carril por dirección, o diferenciando zonas peatonales de aceras, lo que también ayudará al fomento de la bicicleta. Manuel Martín, de ConBici, y en representación de la Mesa Nacional de la Bicicleta, preguntó también por el periodo para presentar alegaciones y se le respondió que próximamente lo darán a conocer (…) Desde la MNB se opina que estos detalles, unidos a la pretendida reducción de la representación de la sociedad civil en el Consejo, no facilitan la participación ciudadana y la transparencia a la que se deben las instituciones, razón por la cual crece la desafección ciudadana hacia las mismas.
La valoración que hacemos muchos de los participantes en la Masacrítica de Alcalá coincide con las líneas demarcadas en el informe de Ciclojuristas:  Unas beneficiosas, como el calmado de tráfico con zonas y calles 30, zonas de plataforma única con posibilidad de circular a contramano, zonas de espera adelantada en semáforos, o la permisión de bicis con remolque de personas o de mercancía en la ciudad, pero tiene otras más discutibles, como la obligatoriedad del casco en zonas urbanas, lo que además es contrario a Ley de Tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial o la sujeción de toda marcha cicloturista (que son todas las no deportivas) a una previa autorización administrativa, lo que es inconstitucional si la marcha se realiza en ejercicio del derecho fundamental de manifestación, reconocido en el artículo 21 de la Constitución. Como hicimos referencia en la tercera pregunta, en estos últimos meses existen sentencias judiciales que señalan una capacidad decisoria menor a través de las ordenanzas locales, por lo que las decisiones tomadas en Alcalá van a tener que adecuarse al ámbito estatal en mayor medida.

CANICHU: ¿Qué tratáis de aportar y que lográis aportar con los encuentros que celebráis todos los últimos miércoles de mes para circular conjuntamente por las calles?

BICICRÍTICA: Ante todo, "visibilizar" el uso de la bici como medio de transporte cotidiano en la ciudad junto al resto de vehículos que circulan a diario por la calzada. Muchos de los participantes pedaleamos a diario en un intento de hacernos visibles y previsibles, y lo celebramos juntos una vez al mes para reivindicar la cultura de la bici y reclamar nuestro espacio en el tráfico con un ambiente alegre y festivo, en el que se suele contar con un equipo de sonido que acompaña rítmicamente a la masa a lo largo de su periplo.
El evento mensual de Bicicrítica sirve para conversar, proponer e informarse sobre esta y otras iniciativas de movilidad ciclista. El punto de encuentro físico e informativo también se produce “en movimiento”, por lo que es importante que la gente que acude por primera vez se sienta bien acogida. Perseguimos convivir pacíficamente con el resto de usuarios, hacer valer los derechos del ciclista circulando juntos como un único vehículo que somos, hacer partícipes de la emoción compartida del pedaleo para quienes llegan, redescubrir cómo desplazarnos por la ciudad en compañía, y guiñar el ojo a todos aquellos con quienes surja una mirada cómplice. Sin embargo, puede darse la ocasión, a veces inevitable, de que los momentos de alegría colectiva pueden llegar a  ensombrecerse puntualmente por momentos de tensión y falta de entendimiento con automovilistas. Con el fin de evitar en la medida de lo posible este tipo de situaciones, se acostumbra a informar verbalmente y/o repartir trípticos informativos con consejos acerca de cómo circular en grupo, así como flyers de invitación al evento con el fin de sumar nuevos adeptos y simpatizantes.
Partiendo de la base de que el uso de la bicicleta posee numerosas ventajas y evidentes aspectos positivos de cara a la convivencia con el resto de agentes de nuestro entorno, pretendemos mostrar ese sentido recíproco, ese beneficio mutuo que aporta la bici en la salud del espacio urbano y sus habitantes.

CANICHU: Otro de los aspectos de Bicicrítica es el de crear una nueva mentalidad social que lleva a la colaboración, la sociabilidad, el asociacionismo y el reciclaje, cosa que hacéis mediante un taller y un club de bicicletas. Habladnos de esto, por favor. ¿En qué consiste? ¿Cómo nace la idea?

BICICRÍTICA: La idea nace a partir del contacto que se establece entre dos mecánicos de bicicletas y uno de los miembros que gestiona el Café Continental, quien es un enamorado de la cultura de la bici. Este proyecto nace sin ningún tipo de inversión económica, bastó con la voluntad material y organizativa de la gente. En menos de un par de meses arranca el taller con las piezas y herramientas que habían ido acopiando esos dos talleristas. Además del comunicado al que se hizo referencia más arriba, la existencia del taller comenzó a circular por el boca a oído y una lista de correo electrónico, expresando la ilusión de poner en funcionamiento cada vez más bicis, haciendo de ello un bien común y no lucrativo. El servicio estuvo enfocado durante los primeros meses a acometer el mantenimiento básico y la reconstrucción de bicis al menor coste posible, con el objetivo de destinar esos fondos a la mejora y mantenimiento del propio taller.
Paralelamente, el proyecto ofreció de inicio el "repáralo tu mismo” con nuestro asesoramiento, filosofía de reparación DIY que fortaleció los otros dos objetivos de base: rescatar un número creciente de bicicletas caídas en el olvido, y compartir conocimientos ciclistas y mecánicos en mayor medida. Con el paso del tiempo, comienzan a sucederse los primeros talleres monográficos de bicirreparación (parcheado, frenos, cambios, centrado de ruedas...) como actividades formativas que complementan al aprendizaje emergente acontecido en la actividad cotidiana del taller. Así mismo, van surgiendo nuevas ideas para la reutilización de materiales de desecho bicicletero para la fabricación de: poleas para pozos, protectores de cultivos, iluminación, etc.
Con el primer aniversario comenzamos a garantizar la gratuidad en cada una de las reparaciones. Afortunadamente apenas se tardó unos meses en conseguir un equipamiento básico que alcanzase un grado suficiente de autogestión material a partir de la reconstrucción, la donación y el intercambio de piezas. Los integrantes del taller social están hermanados con unos cuantos talleres caseros de la comarca y a menudo se intercambian materiales en función de las necesidades de cada espacio; también existen tiendas amigas que colaboran puntualmente con la donación de piezas y el descuento en útiles de primera necesidad. Estos talleristas han compartido y perfeccionado sus conocimientos, y hoy día los ponen al servicio de los vecinos mediante proyectos de economía social, como es el caso de Propulsion Humana Asoc, BiciArte, la subdelegación de Torrejón, o el Devon Park Bike Workshop de Galway (Irlanda).
 
CANICHU: En este sentido de nueva mentalidad social, Bicicrítica también ha participado de algunas de las reivindicaciones sociales de los últimos años. Por ejemplo de la acampada del 15M de 2011, o incluso de la huelga general de 2012. No sois el único colectivo ciclista de España en tener esta actitud. También la tienen otros colectivos que en las protestas nacidos tras el 15M han optado por manifestarse en bicicleta por las ciudades de España, a veces incluso desnudos. Y unos y otros con problemas puntuales con la policía, a pesar de que como conductores estaban haciendo uso correcto de la carretera. En todo caso, vosotros ¿por qué creéis que es importante la presencia ciclista en estas reivindicaciones?

BICICRÍTICA: A mediados de Junio del 2011, la iniciativa del taller en la calle es llevada a la Asamblea General de la Acampada en la Capilla del Oidor. Se organiza una
primera edición para el siguiente domingo. La respuesta ciudadana impulsa a repetir el  evento en tres ocasiones más. También suma nuevas manos al Taller Social y nuevos participantes a la Bicicrítica. En la Plaza nos encontramos con grupos ciudadanos que apostaban por un nuevo modelo de ciudad, creándose entre otros el grupo de trabajo TRANSPARTUR (Transporte Patrimonio y Urbanismo). Entendíamos que juntos podíamos construir ciudad en base a valores como el trabajo por el bien común, por lo que se trató de integrar estos valores en la actividad que se desarrollaron durante los  talleres de bicis en las tardes de domingo. La bicicleta no era sino uno entre los numerosos recursos y propuestas para el cambio que podía contribuir a la solución de algunos de los problemas que se discutían en las plazas.
La bicicleta también ha sido entendida, tal y como se ha ejemplificado en los bicipiquetes, como una forma de protesta pacífica. Consiste en que un grupo de ciclistas pedalee a poca velocidad para visibilizar la huelga en múltiples vías urbanas en horas puntas, así como contribuir presencial e informativamente dentro de la movilización que fluye entre las masas.
Como precedente, en la huelga del 29 de septiembre del 2010 y 29 de marzo de 2012 ya se habían realizado diversos bicipiquetes en ciudades como Zaragoza o Madrid, con un gran éxito de acogida y pedaladas reivindicativas.
Días antes de la Huelga General de noviembre del 2012 “Bicipiquetes 14N” lanza una propuesta a escala nacional a través de la cual se invita a incorporar la bicicleta como elemento activo dinamizador de algunas de las actividades a desarrollar dentro de la jornada de huelga, como los piquetes informativos. La propuesta de movilización llega y es acogida, entre otros, por miembros participantes de la Masacrítica, gente de asociaciones ecologistas, otros de asociaciones de vecinos, gente de todas las edades...tal como relata esta noticia publicada el 25 de noviembre. El efecto Bicipiquete llega a tener lugar en una treintena de ciudades. En el caso de Alcalá llega a  congregar a medio centenar de personas, contribuyendo a la paralización parcial de la ciudad en aquella mañana del 14 de noviembre.
Partimos de la base de que el uso de la bici es de por sí un acto reivindicativo. No es de extrañar, por tanto, que se haya reincorporado como una herramienta efectiva a tener en cuenta de cara al desarrollo de actividades en espacios de construcción colectiva.  
El carácter reivindicativo de la bicicleta también encuentra espacio en otras marchas como la ciclonudista, que tiene lugar internacionalmente en muchas ciudades del mundo con la llegada del calor. A través de ella se muestra la vulnerabilidad y falta de protección del ciclista en el ajetreo, a veces conflictivo, de la vía urbana. Por ello nos mostramos desnudos ante el tráfico. Nuestro cuerpo es nuestro chasis. Y no más que eso.

CANICHU: Alcalá de Henares es una de las ciudades con más robos de bicicletas de la Comunidad Autónoma de Madrid, porcentualmente, ¿qué creéis que falla y que pediríais que no esté en vuestra mano individual? ¿Y que le recomendáis a los usuarios?

BICICRÍTICA: El robo de bicicletas es junto a la inseguridad vial una de las principales causas que limitan el desarrollo del uso de la bicicleta en el ámbito urbano. No en vano, a escala nacional al menos un 15% de ciclistas urbanos han sufrido un robo alguna vez. Alcalá de Henares no es ajena a esta realidad, resulta extraño que alguien no conozca algún ciclista a quien le hayan robado o vandalizado su vehículo, especialmente durante estos últimos años, en los que se han producido cientos de sustracciones cada año.
Se han llegado a localizar puntos ocasionales de venta en varios distritos. Diversos son los escenarios donde se perpetran los robos, podríamos citar: garajes, aparcabicis públicos y comunitarios, trasteros, portales, balcones, dentro de furgonetas...
También se ha empezado a escuchar casos tanto en la ciudad como en el parque natural, donde un pequeño grupo de personas impone el uso de la fuerza ante un ciclista indefenso. Son cada vez más los ciclistas que optan por desplazarse con bicicletas  poco atractivas, ya se sabe que el metal que brilla causa una mayor atracción, y esto atrae cada vez más al ladrón.
Esta circunstancia también incide en la pérdida de comodidad y eficiencia de los desplazamientos, perjudicando la imagen de la bicicleta en la ciudad. Sin embargo, en estos últimos meses también se ha incrementado el número de bicicletas robadas con un escaso valor o en mal estado, en su mayoría como consecuencia de utilizar los candados de cable trenzado, que cuentan con un sistema de seguridad bajo y son presa fácil del oportunista. Existen principalmente dos clases de robos: por tenaza y por cizaña, igual que acostumbran a tener un doble destino: el mercado local o poblaciones que no suelen
estar alejadas geográficamente.
Son cientos los robos de bicis que suceden anualmente, pero siendo autocríticos, en muchas ocasiones esta cifra no viene predeterminada por una mera estadística inevitable, sino que en gran parte se debe a la facilidad que encuentra el ladrón para perpetrar el hurto, siendo estos los principales motivos: sistema de seguridad bajo, atar la bici inadecuadamente, ubicaciones de estacionamiento inadecuadas y/o prolongadas en un mismo lugar. Almansa en bici desarrolló en el 2011 esta campaña gráfica llamada "no dejes que te roben la bici" que está siendo ampliamente difundida. Os recomendamos que la echéis un vistazo, porque gran parte de las veces se debe a la irresponsabilidad del usuario.  
Los robos de bicis son una lacra que no llegaremos a erradicar, pues el aumento de ciclistas y la demanda de bicicletas también lleva aparejado un mayor índice de delitos. Cualquiera podría ser el siguiente, por lo que es recomendable denunciar el hurto/robo, así como difundirlo, a ser posible acompañado de una foto, por canales en las redes sociales y por el boca a boca. Es probable que no esté tanto en manos del ladrón el que aumente el índice de robos. La disminución de éstos podría venir de la voluntad por parte del ciclista de llevar un sistema de seguridad adecuado, sea cual fuere el valor de la bici. Para más información relacionada con los robos de bicis en Alcalá se puede visitar esta noticia de junio del 2013.
  
CANICHU: Otro aspecto de Bicicrítica es su ecologismo, relacionado además con asuntos de salubridad. Lo que aportáis a esto es obvio, pero teniendo en cuenta lo muy habituados que están los ciudadanos de Alcalá al automóvil, qué argumento les podéis lanzar a un posible lector férreo defensor de los vehículos de motor, pero siendo autocríticos teniendo en cuenta todo tipo de trayectos y usos posibles de esos trayectos.

BICICRÍTICA: La deriva cultural y energética actual sitúa a los ciclistas en una situación de debilidad y desventaja con respecto al vehículo motorizado, que aquí comenzó a ser hegemónico con la extensión de la actividad industrial cercana a los años 70. Los primeros atascos en la Avenida Complutense de los 60 son el preludio de lo que vino a continuación: dos décadas posteriores con un crecimiento demográfico sin precedentes. El consecuente desarrollo urbanístico unido a una mayor potenciación de la cultura del coche significó una masificación de unos desplazamientos cada vez más largos e individuales para acceder a muchas de las necesidades cotidianas (lugares de estudio, trabajo, ocio, consumo, etc).
No puede negarse que el automóvil es un recurso parcialmente eficiente si nos referimos a desplazamientos de largo recorrido. Sin embargo, a escala local ciertamente plantea un número cada vez mayor de dificultades añadidas: problemas de aparcamiento, atascos, contaminación atmosférica y acústica, stress, etc., a lo que se le añade un progresivo encarecimiento de los costes de mantenimiento de los vehículos a motor. Consideramos, además, que el parking de vehículos a motor y la calzada ya han alcanzado su máximo histórico; y a día de hoy aumenta el número de ciudadanos que bien no pueden permitirse el mantenimiento de estos vehículos (o les es cada vez más difícil de hacerlo), o directamente prefieren escapar de estos esquemas considerando otro tipo de alternativas más adecuadas para los tiempos que corren, tiempos en los que la huella ecológica y las dificultades económicas de muchos se vienen presentando como aspectos clave a considerar de años atrás en adelante.
Al mismo tiempo, el acceso al combustible va a ser cada vez algo más complicado de mantener, lo que tarde o temprano terminará derivando inevitablemente en un cuestionamiento del modelo energético y evidenciando el carácter insostenible de éste en los términos actuales de cara a los compromisos futuros. En este sentido, los retos a plantear institucionalmente en términos de movilidad pasan por reconducir la actual situación hacia una que sostenga la diversidad de formas de desplazamiento.


CANICHU: ¿Cuáles son los principales problemas de Alcalá para ir en bici?

BICICRÍTICA: Consideramos que ya hemos tratado sobre ello.

CANICHU: ¿Y los mayores puntos negros?

BICICRÍTICA: Consideramos que ya hemos tratado sobre ello.

CANICHU: ¿Sois conscientes del pasado biciclísta alcalaíno del que tenemos asociaciones como la vuestra similares, pero con los problemas de su época, incluso registrada en documentos y en la Historia desde los años 1920-1930, o ese negocio de motos Alcano reparando también bicis desde 1932 en la ciudad?

BICICRÍTICA: A decir verdad, somos pocos los miembros que participamos en la Bicicrítica los que tenemos apenas algunas referencias. Al parecer, los años  20 trajeron la creación de una sección deportiva con un grupo ciclista en la Mutual Obrera Complutense, y la organización del movimiento anarcosindicalista de la CNT al amparo de la Unión Ciclista Alcalaína (UCA), como haces referencia en tu bitácora dentro de la noticia nº 1293. En el caso del grupo ciclista de la Mutual, corredores como Ángel Jabardo llegaron a lo más alto tanto en lo deportivo como en lo mediático, mientras que imaginamos que con los corredores de la UCA pasaría lo contrario a partir de 1933, momento en el que la organización comienza a ser perseguida por “delito de rebelión”,, tal como se señala en el artículo “El Deporte y el Movimiento Obrero Socialista”, publicado en el nº 132 del periódico Diagonal mediante una cita de la obra de Julián Vadillo Muñoz “El movimiento anarquista en Alcalá de Henares a través de los documentos, CNT-AIT Alcalá de Henares”: El comandante Juez Instructor de Alcalá pregunta al alcalde, el socialista Pedro Blas, sobre este asunto bajo estos términos:
"Ruego a V.S. que si lo tiene a bien se sirva disponer se manifieste a este juzgado si dio autorización para unas asambleas que al parecer se han celebrado en el local que ocupa la Unión Ciclista Alcalaina para tratar la constitución en esta ciudad de un Sindicato Autónomo afecto a la CNT (...)".
Las primeras referencias de actividades ciclistas en Alcalá datan de finales del siglo XIX, concretamente con una carrera de velocípedos en las Ferias de 1894. Durante el primer tercio del siglo XX, como puede evidenciarse en las citas anteriores,  comenzaría a desarrollarse una cultura ciclista local al ir convirtiéndose en un medio más accesible para las clases populares. En esta ciudad la bicicleta tuvo relación con organizaciones deportivas y obreras. Ya en 1936 llegó la sublevación militar, y el Batallón Ciclista Alcalaíno fue una de las secciones protagonistas de este alzamiento. Esta es una cuestión que nos despierta curiosidad, esperamos tratar este tema en futuros encuentros con historiadores como vosotros. Gracias en vuestro intento de compartir la memoria colectiva de Alcalá. 
    
CANICHU: ¿Hay futuro para vuestras reivindicaciones en sus tres aspectos analizados?

BICICRÍTICA:

  
CANICHU: Cumplís aniversario, si no me equivoco, así que primero felicitaros, y luego invitaros a que digáis lo que deseéis, extenso o no, ahora mismo.

BICICRÍTICA: Invitamos a los usuarios ciclistas a que nos acompañen en este encuentro de los últimos miércoles de mes, también podéis visitarnos en la red a través de este blog. Este miércoles 28 de Enero será la 81ª Bicicrítica alcalaína. La pasada edición coincidió con la nochevieja del miércoles 31 de Diciembre, ha sido la segunda ocasión en estos seis años que hemos despedido la última tarde del año a golpe de pedal. El 2014 nos ha traído varios regalos. Quizá el más bonito fue en Junio cuando nos llegamos a juntar cerca de un centenar de biciclistas !cuanta más masa, mejor se pasa! También quisiéramos compartir con vosotros esta canción compuesta por una compañera cantante de folklore castellano que participa en la Masacrítica desde hace unos meses; la primera ocasión en la que asistió sirvió de inspiración para componer esta canción:

 

CANICHU: Muchas gracias por la entrevista. Os doy un gran abrazo. A ver si las bicicletas inundan la ciudad, porque la verdad es que, bajo mi punto de vista el calentamiento global por el cambio climático necesita con urgencia menos humos contaminantes.

BICICRÍTICA: Gracias a tí, Canichu por la entrevista y concedernos espacio en tu bitácora. Esperemos verte algún día pedaleando con la masa. Bienaventurada sea la alegría entre tus piernas como usuario de la bici. Salud y que la cerveza te acompañe.   

 


FOTOGRAFÍAS: 1. Sustitución de la cámara de aire de la rueda trasera de una bicicleta plegable en el salón de una casa. No pertenece al taller citado a la entrevista. Fotografías propias 2. Marcha de Masacrítica por la calle Escritorios de Alcalá de Henares. Fotografía de Bicicrítica. 3. Marcha de Masacrítica por la Plaza de Cervantes de Alcalá de Henares. Fotografía de Bicicrítica. 4. Reunión de Masacrítica en la Plaza de los Santos Niños de Alcalá de Henares para su clásico paseo juntos de todos los miércoles finales de mes. Fotografía de Bicicrítica. 5. Promoción del encuentro de los miércoles de final de mes de Masacrítica Alcalá de Henares. Imagen de Bicicrítica. 6. Bicicleta de reparto del periódico quincenal Diagonal que el autor de esta bitácora usa para llevarlo a los suscriptores, junto a mi gata. Fotografía propia. 7. Estudio de luz sobre manillar de bicicleta. Fotografía propia. 8. Promoción del uso de la bicicleta por Bicicrítica. Imagen pública. 9. Promoción del uso de la bicicleta por Bicicrítica. Imagen pública. 10. Video de Adela "la Polvorilla" cantando el himno de la bicicleta en una de las marchas por Alcalá de Masacrítica. Vídeo de Masacrítica. 11 y 12. Chaleco reflectante de biciclista de reparto de periódicos Diagonal, esta editorial defiende el reparto en bicicleta. Foto propia. Alforjas de bicicleta como medio para transportar mayor cantidad de objetos y productos inventadas por uno de los miembros de Bicicrítica. Foto cedida por esa persona.