miércoles, octubre 01, 2014

NOTICIA 1394ª DESDE EL BAR: OTOÑO

Es indudablemente octubre. Otoño. La lluvia. El fresco de la mañana. Las ferias del libro antiguo y de ocasión. Las bicicletas que van más allá del verano. Y los niños con sus botas de goma saltando sobre los charcos de agua donde crecen las lombrices. 

Ay, el tiempo, que va pasando. El reloj indudable. Y la juventud que se emplea dentro de su desempleo laboral. Pero la juventud labora, pese a que las miradas se nos pongan tristes como bombillitas rotas cuando tenemos que pensar que nos han robado la vida presente y la que está por venir. Porque aunque ahora estemos alegres, la falta de dinero es una realidad que atrae a la realidad de vivir como con permiso de la sociedad. 

Otoño, estación de hojas caídas.