jueves, abril 02, 2009

NOTICIA 600ª DESDE EL BAR: EL RÍO HENARES


El río Henares a su paso por Alcalá de Henares presenta tres islas artificiales, La Esgaravita, Del Colegio y Los García. Estas islas son parte de la Historia de la ciudad. Se fueron construyendo a lo largo de la Edad Moderna (siglos XVI-XVII-XVIII) y por supuesto se han usado en nuestras ópocas con el mismo fin con el que se crearon (siglos XIX y XX). La finalidad era ampliar las zonas agrícolas de la ciudad (sobre todo de cereales). Hay que señalar que no sólo crearon islas artificiales en el río para lograr tierras más fecundas, sino que además eliminaron bosque para eso. Un uso más triste tuvo a mediados del siglo XX, cuando las tropas de Franco al final de la guerra civil usaron el lugar para fusilamientos y fosas comunes. En la segunda mitad del siglo XX estás islas fueron dejando de ser tierras de cultivo y se recuperaron como campos abiertos que se han transformado en importantes viveros para especies vegetales y animales. Desde los 1970' el río se vitalizó con merenderos, casetas de bar, paseos, zonas deportivas, una tirolina, un embarcadero, y hasta una comunidad hippy en la proximidad de uno de sus farallones. Pero en torno al final del siglo todo esto se abandonó, estando la zona ahora muy deteriorada, ruinosa literalmente (se pueden ver los restos materiales del embarcadero y de la tirolina), aunque el bosque de ribera creado a finales del XIX se conserve muy bonito y rico en vida.


A principios del siglo XXI, el actual, se creó un recinto ferial en la Isla del Colegio que atenta contra la riqueza natural del lugar, cosa denunciada por la Unión Europea. Esta isla tiene su origen en una presa artificial que es la de la foto, que es más compleja de lo que se ve en esta imagen. La bifurcación derecha da al caz que llevaba al molino de trigo en ruínas (Molino de Cayo, que data su uso desde el siglo XVI y cuyos restos actuales son del XIX y el XX). La vegetación de ribera, aunque útil, no es tampoco el cañaveral y bosque de ribera que debiera ser, pese a que se haya adaptado de forma útil al río, como se ha dicho. Ha cobrado tanta importancia que conviven especies vegetales que no convivirían en muchos lugares de España y de Europa. Así por ejemplo se pueden encontrar tarays, igual que en el Parque de los Cerros, pese a que esta especie es más de las costas levantinas. Del mismo modo se encuentran cigüeñas comiendo y montones de especies de aves pequeñas raras en el centro peninsular, por ejemplo los cernícalos primilla, en especie de extinción, o peces barbos, los cuales sobreviven en aguas muy cristalinas, pero que en Alcalá han logrado una rara adaptación a las fangosas.


"Porque sólo se ama lo que se conoce y sólo se protege lo que se ama", Manuel Peinado (PSOE), alcalde de Alcalá de Henares de 1999-2003, en el prólogo de "Guía de Plantas, Parque de los Cerros, Alcalá de Henares", por E. Estarlich y A. Larrán, ed. Alcalá de Henares, 2000.

2 comentarios:

Doctor Spawlding dijo...

Ay! cuantos buenos momentos pasados en esa presa

canichu dijo...

A lo que he de suponer que no te refieres pescando barbos...