domingo, julio 27, 2008

NOTICIA 498ª DESDE EL BAR: UN DOMINGO SOLITARIO

Hoy he estado leyendo sobre cosas que van saliendo a la luz de los archivos abiertos de la antigua URSS y del FBI, los históricos que se han podido abrir, y un reportaje sobre un músico de los setenta. Lo publicaba la prensa en sus revistas de verano. Luego leí las noticias del día sin gran atención, y es que los domingos sólo resumen lo del resto de la semana, por norma general. Así que uno se ha entregado a ver la televisión tumbado en el sofá con un ventilador continuamente echándome aire encima. Pensaba escribir alguna curiosidad histórica para el blog, o quizá una reflexión personal sobre alguna historia, relato, mito o cuento. Pero me siento vago y he decidido hacer un post normalito de "voy a escribir por escribir". El fin de semana estuvo muy divertido. Sobre todo el Viernes. El Sábado el Flamingo cerraba sus puertas hasta septiembre, la despedida fue con una amiga que hizo de pinchadiscos de lujo. Fue una buena sesión con música que habitualmente no suena en el Flamingo, a excepción de los primeros temas que sonaron. Muy movido. Estuvo muy bien. Se supone que en Domingo suelo quedar con alguna amistad, normalmente las más apegadas, para ir a tomar un café, o un refresco, y pasear, hablar en general de lo que surja, bromear... Pero una vez más este domingo las amistades están ocupadas o bien en viajes, o bien con parejas, o estudiando. Así que no puedo llamar a nadie aunque quiera, aunque quizá lo intente para la última hora del día, quizá para entonces haya alguien disponible. En momentos así uno nota cierta soledad a su alrededor, soledad existencial, puesto que sé que en realidad no estoy solo. Es más bien algo así como más de saberse que si llamo seré respondido, pero que si no llamo tampoco recibiré llamada. Lo que no quiere decir que no reciba llamadas nunca. Ni sé si me explico, ni sé porqué carajo escribo esto en el blog. En fin, La Panadería, La Vaca Flaca, Insomnio, Kajuna, Flamingo, Ego... y una foto con M., y un colgante que me regalaron, y un montón de caras amigas desde hace muchos años y de caras nuevas en este fin de semana, bueno, hasta que llegó este domingo al menos. No ha estado mal en general. Creo que la próxima vez tendré que buscar una historia interesante que contaros y no estas puñeteces... No sé, quizá necesito realmente el café/refresco y paseo con amistades de mis domingos. Quizá por eso escribo este post tan horrible. Este domingo tengo una necesidad estúpida de contacto humano, quizá también porque pese a haber sido un buen fin de semana me ha dejado un regustillo que no sé, no sé... Mi gata no sostiene conversaciones demasiado largas en casa, se resumen en unos cuantos maullidos. Internet ofrece transmitir, y los blogs en parte es esto, transmitir. Aunque yo normalmente trato de contaros otra clase de cosas que no sean en plan "pasen observen mi vida", o al menos no de este modo. Voy a tener que buscar realmente algo bueno que contaros la próxima vez. Carajo, ni messenger tiene gente hoy.
Entre las fotos de los periódicos sobre los archivos desclasificados había una de una famosa pareja de delincuentes de los años treinta norteamericanos, Bonnie y Clide (¿o era Clife?). Ella, Bonnie, apuntaba a modo de broma un rifle contra él, Clide, mientras le señalaba con el dedo de la otra mano, y su vestido a la moda del momento se le ajusta como un guante en contraste con el traje de él, arrugado y mal vestido. Detrás de ellos se intuye el parachoques del coche donde el FBI los acribillaría tiempo después. Los dos sonreían. Por alguna razón, esa foto hoy me ha llamado bastante la atención, y es una foto ciertamente muy conocida, pero me ha hecho fijarme en ellos, en las personas que salen, al margen de que fueran criminales, me ha hecho preguntarme sobre ellos cuando se hicieron la fotografía. Últimamente me da por reflexionar sobre qué vidas hay detrás de determinadas fotos y cuadros, pero no las vidas que ya conocemos, obviamente pasaron a la Historia, sino sobre su mundo interior, su mundo más personal. En fin, reflexiones estúpidas en el blog. Estaba escribiendo por escribir. Que la cerveza os acompañe.

8 comentarios:

Bayadère dijo...

Si en cierto momento has querido escribir lo que sea, bien escrito está. Además, si crees en la sabiduría popular del "Mal de muchos...", hasta te puede venir bien. Mira, yo me pasé varios meses esperando a que me llamaran, es decir, no exactamente... Yo tenía plan para el fin de semana si YO llamaba, pero sino... También me he visto tirando de agenda para nada.
Ainsss, yo creo que son los calores veraniegos, que reblandecen las ideas y hace que se nos resbalen hasta las palabras.

canichu dijo...

Pues lo que queda de semana se me presenta fina. La empresa de tansporte de arte me llamó para desmontar la exposiciónde de Joan Brossa en el Palacio del Infantado de Guadalajara... 10 horas desmontando, embalando y cargando cajas y camiones con cuadros y "esculturas" para llevarlas a un almacen en Arganda. Pero luego la jefa me dijo que definitivamente sí necesitarán tres operarios en Barcelona el Miércoles, como el camión con toda la obra de Brossa no puede pasar de unos 90/100 km./h., quizá 120 km/h. mi encargado calcula que el viaje durará entre 7 y 8 horas, saldremos a las cinco de la mañana para llegar a la Caixa de Barcelona a desembalar, salir a Hospitalet, cargar más cajas, e ir a una galería a descargar una de las obras de Brossa... y sí pasaremos la noche en Barcelona y volveremos al día siguiente tras recoger otra carga para la Caixa Forum de acá, en la Comunidad de Madrid... pero me parece a mí que entre el viaje y lo que hay de trabajo con Brossa vamos a tener tiempo justo para terminar de rompernos la espalda al caer contra el colchón de la pensión u hotel que nos toque. Bufff... Y yo que quería ir al cine el miércoles y llamar a un par más de amistades a ver si venían... Semanita que llevo... En fin, saluditos y abrazo, que estoy quejumbroso estos útlimos días... pero sólo es hasta que me destense un poco. ;P

Pareidolia dijo...

Te entiendo cuando dices que "En momentos así uno nota cierta soledad a su alrededor, soledad existencial, puesto que sé que en realidad no estoy solo. Es más bien algo así como más de saberse que si llamo seré respondido, pero que si no llamo tampoco recibiré llamada". Eso es propio de las personas que no esperan a nadie, de aquellos a los que en un día te llaman un montón y no puedes satisfacer a todo el mundo porque uno está ocupado en estarlo. Uno se siente a gusto así, pero en ocasiones no se puede evitar que nos invada esa soledad existencial de la que hablas, esa soledad que te paraliza, a veces por instantes, a veces por horas.
Un beso

El contraespía del bar. dijo...

Dani,
llevo varios meses leyendo tu blog y es la primera vez que te escribo, espero haberme ganado el derecho a comentar en tanto en cuanto tú publicas historias personales y dejas abiertos los comentarios.

Creo que te lamentas demasiado de ti mismo y eso hace que la gente tienda a alejarse de ti. Lo que quiero decir, es que no puede estar uno siempre quejandose de lo solo que está, lo trágicamente romántico que es uno, lo poco apreciado que es aun siendo inteligente y culto -como sin duda tú lo eres. Muchas veces te he visto en algún bareto solo ahogando nosequé penas en un cubata, en un rincón enviando miradas de odio a todo el mundo.

Mira, a todo el mundo le pasan cosas, a algunos les afectan más y a otros menos. Pero, en general, todos tenemos casi los mismos problemas: no tenemos pelas, no tenemos novia, no tenemos coche, no tenemos trabajo, no tenemos con quien follar. Y sin embargo hacemos por vivir. Y precisamente porque la gente tiende a sobreponerse a sus problemas con alegría, se establecen lazos de amistad y camaradería. Nadie quiere tener como colega a alguien que siempre sufre y sufre y sufre y sufre porque al final aburre. Un hombre no puede sufrir más que lo que pueda sufrir otro hombre.

Que el mundo es una mierda, que el capital blablabla, sí, sí, todo es cierto, pero el conformismo no pasa por sobreponerse a eso y creer que se vive en un mundo mágico donde todo es perfecto: es precisamente hundirse en la autocompasión y dejar la alegría aparte (que es de las pocas cosas que no se pueden comerciar) lo que nos hace agachar más la cabeza y morirs. Y sólo los peces muertos siguen la corriente, chaval.

Bueno, en fin, que es verano.

canichu dijo...

contraespía del bar, que bueno hubiera sido si hubieras escrito tu nombre de verdad, puesto que mientras tú sabes quién soy yo, yo no sé quien eres tú. Pero te voy a responder. No he lanzado miradas de odio a nadie, simplemente porque no odio, así que no parece que realmente me conozcas. Escribir eso es una de las principales demagogias que has lanzado contra mí en tu comentarios, entre otras varias. ¿Ahogándo penas en un bar? Si bien he estado triste en alguna ocasión en un bar se ha debido a que en ese bar los que regentan son amigos y me siento cómodo en un lugar que es como una casa de reunión con amigos por más que en algunos días yo esté triste, sin embargo en la mayor parte de las ocasiones, las mayoritarias estoy contento con los amigos o simplemente oyendo hablar a unos y otros. ¿Cubatas? Pero si lo que bebo es cerveza fundamentalmente. Lamentarme de mí mismo, culpar a los demás... Pues no, no me has sabido leer. No me lamento de mí mismo, ni estoy eternamente triste, ni creo que todo vaya contra mí, si has leído eso no has sabido leer. Ni demuestras conocerme en absoluto, seas quien seas. Esa actitud, la que tú describes en mi persona, para mí tiene un valor que en cualquier persona que la tenga me parece infantil y estúpida. Yo no la tengo, ya te lo digo yo, por mucho que tú creas entender eso. Mira, si no te descubres en persona y tratas de conocerme de verdad, no no te has ganado el derecho que reclamas. Lo tienes, porque el blog es abierto y todos lo tienen, pero me has juzgada no mal, sino fatal. No soy como describes, en absoluto. Y por Dios, eso de "lo poco apreciado que es uno", es una solemne tontería, no es mi forma de pensar, ni de vida. En serio, no te tomes a mal mis expresiones, no las digo tampoco a malas, veo que has querido ser correcto, aunque en el fondo tremendamente ofensivo por cuanto con lo que has escrito has demostrado no conocerme y exponer de mí algo que no es. Por otra parte, no creo que la gente tienda a alejarse de mí. De hecho hay cantidad de gente a mi alrededor. De lo que habla este post no es de que se alejen, es de que están pasando unas semanas de verano en las que mi grupo de amigos habituales no están disponibles porque tienen sus vidas particulares, como todo el mundo, y no creo que sea la primera ni la última persona a la que le pasa esto en algún momento. Bueno, has demostrado no conocerme en nada, has hecho una lectura equivocada del blog, por otra parte el blog no es yo, yo es mucho más complejo, como cualquier persona que escribe. Ni escribo sobre todo mi mundo, ni sobre todo lo que me pasa, ni nada de eso. Trata de conocerme de verdad y descubrirás otro mundo, seas quien seas. Y muy bien por tu anónimato, aunque no muy correctamente usado, porque mientras hasta nombras mi nombre (cosa que no pasa nada porque está escrito en el propio blog), hablas de mí mal, y tú te ocultas. No es muy justo, pero sobre todo no lo es porque estás totalmente equivocado/a, por las formas verbales que usas creo que equivocado. En todo caso, creo que me haces una recomendación, en el fondo, de mejora de vida. Gracias, está equivocada en sus términos de cómo soy yo en realidad. Pero en fin, ahí queda. Por cierto, que yo tenga un blog público no implica que estés obligado a leerlo, yo no obligo a nadie, por lo que tampoco implica que tengas obligación de escribir. Si no te gusta lo que lees, no lo leas. Y si realmente quieres conocerme, hazlo en persona de verdad, que quizá nos conozcamos, ya que sabes mi nombre, pero no me conoces de verdad en cuanto que con este comentario has demostrado no hacerlo. Y creo intuír quien eres y a qué bar te refieres. Un saludo, no te tomes a mal mis expresiones de calle para contestarte, es que a veces hablo así.

Y por cierto, a ver si en el blog sólo puedo escribir cosas alegres y no lo que me plazca, que esto funciona desde 2005 y en todo este tiempo uno como humano ha tenido todo tipo de estados de ánimo... si no no sería humano.

El contraespía del bar dijo...

Pues nada, Dani, veo que estás cabreado por lo que te escrito, lo cual no era mi intención ni mucho menos. Escribo anónimamente porque permites escribir anónimamente, si sólo quisieras h/nombres o mujeres de verdad, pues cierra los comentarios anónimos y te escribo un correo o te lo digo personalmente. Además dices saber quién soy, así que ¿qué más te da? Y seguro que el hecho de que sea anónimo te da más libertad para desahogarte -como haces- con mayor facilidad. Además ya sabes como funciona esto, un día haces una crítica de buena fe y al día siguiente te apedrean hasta los niños.

Cierto es que no te conozco más que un poco, fundamentalmente a través del blog y de los comentarios de otros blogs y de tu revista, etcétera y esta es la impresión que me has dado. Que por supuesto no puedo discutir contigo, la percepción que tengas de ti mismo, pues es la tuya y no ha lugar al debate. También es cierto que no te he insultado y tu tono es un tanto... amenazante. No te sirve de nada, lo siento. Toma algo de distancia.

En el blog puedes escribir lo que quieras, claro que sí, y por eso lo leo, porque me gusta, porque escribes libremente, pero es evidente que escribes cosas personales y que dejas los comentarios abiertos porque aprecias que opinen acerca de lo que escribes: bien, yo he escrito lo que opino acerca de lo que escribes y claro, no se corresponde precisamente con besos en el culo, que supongo que es lo que habrías querido, y que seguramente no te hubiese importado aceptar de forma anónima. Cosas de la memocracia.

Una cosa que no he hecho ha sido insultarte, y no puedo pasártelo como bueno. Como te he dicho, te respeto, y no se pasaría por mi cabeza hacer tal cosa. Supongo que es normal que te sientas ofendido, pero quizá no te hayas leído tú a ti mismo lo suficiente. Hay algunos posts en forma de confesión qué, vaya, dan ganas de pegarte una paliza por emo, y perdona por el sarcasmo, pero en tres años hay unos cuaaaantos (acompañados de otros posts interesantes). Lo cual no se corresponde con la realidad: eres una persona con muchos amigos, quizá la persona con más amigos de Alcalá y un montón de gente te admira entre los que me incluyo, así que me fastidia ver tanta autocompasión, como en oraciones tal que "Es más bien algo así como más de saberse que si llamo seré respondido, pero que si no llamo tampoco recibiré llamada". Si yo fuera tu amigo me jodería bastante leer esta perla y otras de tu mano.

Y tu respuesta no es desde luego moderada y sí escrita desde la rabia (repites las cosas varias veces y citas cosas que no son ciertas), lo cual desentona con el color del blog. Bórralos si quieres, no lo estropees por una discusión sin importancia.

Un abrazo Dani.

canichu dijo...

Vamos por partes. La contestación de arriba está escrita desde la percepción de que el comentario que has escrito está desde la descalificación personal con intención de dar un consejo de ayuda, pero que se basa en una descripción de mi persona que no es real. Así que es lógico que contestarte desde el primer momento que te lea se note cierta tensión. Pero no, no estoy enfadado, porque de hecho hasta te doy las gracias por el consejo, pese a que te digo que lo acepto desde la percepción de que no me conoces. Así que no hay enfado alguno, y lo mío también es una opinión, que por lo que veo, tampoco te ha gustado recibirla de tu crítica-comentario. Así que touché, aquí nadie posesión de la verdad, y es por ello que me gusta y estoy abierto al diálogo.

Segundo, creo quién pudieras ser, pero creer no es saber. Así que no sé quién eres. El blog está abierto a comentarios de todo tipo de gente, estas en tu derecho de ser anónimo o no. Obviamente no eres anónimo, usas pseudónimo, no anonimato, pero no te identificas, cuando tú juegas con la ventaja de identificarme incluso por la calle. Estás en tu derecho de ocultarte, pero no es educado hacerlo cuando tú mismo/a reconoces que juegas con la ventaja de incluso poder identificarme libremente dentro de mis propios círculos sin tener yo mismo la posibilidad mínima ni de acercarme, sonreírte, darte la mano, invitarte a algo y hablar de todo esto o pasarlo por alto y hablar, yo qué sé, de la próxima película de Miyazaki, por ejemplo. Porque no es el ogro tan fier como lo pintan y ya te digo que de enfados y odios y todas esas cosas que has dicho, nada de nada.

Reconozco que tu crítica es de buena fe, pero pienso que se basa en sesgos mal vistos de mi persona. Por otra parte dices que no insultas, pero es que no hace falta determinadas palabras para hacerlo, bastan descripciones, o por ejemplo que menciones la memocracia al decir que hubiera preferido una crítica besaculos. Pues mira no, lo que hubiera preferido es que ante comentarista y comentario así un poco más de confianza. Si me lees de hace tiempo, si dices que me conoces, si dices habituar lugares por donde voy, etcétera, no cres que es un poco intimidatorio para mí encontrarme esto en el blog. Porque ante tu observación de mi persona yo no tengo nada. Y sí, el blog es público, pero mi vida fuera de esta pantalla no lo es, y lo que hay en el blog no es el conjunto total de mi vida privada, ni íntima, ni mental, ni personal, que eso es mucho más complejo y su conocimiento sólo se da con el trato físico de las personas a través del tiempo prolongado que de cierta afectividad de trato, sea esta de la clase que sea y el nivel que sea.

Por cierto, si me gustara la memocracia borraría los comentarios para dar una visión amable de mí, exclusiva de mí, pero no es así, tu opinión, aunque yo la juzgue equivocada, la creo válida por cuanto es tu visión. Por supuesto que creo que aquí caben todo tipo de comentarios, favorables o no, ¿puedes como lector/a comprender que también cabe en mi contestación que este a favor o en contra de tu opinión, que me agrade o me desagrade? Pues en esto se basa el diálogo civilizado, en que yo te acepte lo que dices y tu aceptes lo que contesto, que en absoluto implica que tengamos que coincidir en ello, puede que coincidamos en otras muchas cosas.

A lo siguiente que dices, gracias por reconocer que tengo amigos, porque una de las cosas que no me gustaron de lo que dijiste es que, a mi lectura, dabas a entender que la gente me huíoa, que mi personalidad (entre eso y lo del odio) era horrible. Por favor, no es así, ni odio ni me huyen. Ahora lo aclares bien, y eso es de agradecer. Es cierto que la frase: "Es más bien algo así como más de saberse que si llamo seré respondido, pero que si no llamo tampoco recibiré llamada" puede ser desafortunada, ni siquiera sé si me expresaba como quería. Arriba nuestra hay comentarios uqe parecen haberla entendido en el sentido que le quería dar, pero si en tu opinión no es así, veo que realmente genero confusión. Me estoy refiriendo ha una constante de determinadas épocas, en la que ahora mismo coincide en una. A todo el mundo le ocurre de vez en cuando, pero no porque tus amigos te huyan, sino porque tienen cosas que hacer. Esto no es autolamentarse, es el reconocimiento de una situación. Sé que hay amigos muy apegados, muy, muy apegados, que me llaman, y su frecuencia varia según épocas. Ellos lo saben, yo lo sé, alguna vez se lo he dicho a ellos de un modo u otro, y ellos saben que yo también tengo épocas de llamar no llamar a X personas. Soy un quejica con algunas cosas en algunas temporadas, lo sé y mis amigos lo saben y me aceptan así, pero porque no soy un quejica venenoso, más bien un quejica de otra especie, de "le cuesta, pero en el fondo lo sabe, es nuestro Dani".

Y en fin, y en definitiva, que del mismo modo que mi primera lectura de tu anterior comentario me pareció ofensivo, pese a tener buena voluntad (comprendía ambos aspectos y vuelvo a repetirte, porque en el fondo yo soy un tipo repetitivo), ahora con tu contestación lo veo más claro, en ese sentido te digo que yo no te escribí no amenazante, ni rabioso, pero sí reconozco que tenso, muy tenso, por cuanto de intimidado me sentía, no por un comentario así, sino por ser un comentario que me tomé como ofensa desde alguien que demuestra conocerme incluso en mis círculos fuera de internet y que se oculta, legitimamente, pero (por cortesía) indebidamente, a mi juicio. Así que te repito, más veces aún, que no está escrito desde el enfado, ni desde la rabia, ni desde el odio, ni desde nada de esto, y sí más bien desde un diálogo entre partes que no perciben lo mismo. Mis enfados son de otro modo nada dialogantes, lamentablemente en mi contra, aunque en mi favor digo que no son comunes.

Autocompación... otro de los términos que usas para conmigo, y dices que además te fastidia tras conocerme en blog y en la persona que has visto por ahí. Bueno, lo siento, no soy autocompasivo, pero quizá lance esa imagen de mí. Uso mucho humor negro, eso sí, que a veces no se ha interpretado bien ni por mis amigos más cercanos. Soy de los que creen que sólo uno puede sacarse del hoyo a uno, si tiene ayuda mejor, pero en principio tiene uno sus manos, las mismas que creo deben estar siempre dispuestas para los demás, sean amigos, conocidos o desconocidos. Soy de los que creen en una determinada actitud ante la vida un tanto en desuso condicionada por determinados ideales. Es verdad. Siento haber lanzado para ti una imagen autocompasiva. No soy autocompasivo. En cuanto a post pasados tristes de este blog te doy explicaciones psicológicas (deformación de carrera explicativa de Historia y Filosofía y de afición a la psicología seria), ten en cuenta que cuando lo empecé apenas hacia un año que protagonicé con mis manos literalmente la muerte de mi padre, que en desde que lo abrí (el blog) murieron dos abuelas, una de ellas vivía conmigo y también murió en mis manos, que viví al comienzo del todo una truculenta historia sentimental de la que al final, tras mucho conflicto, salí con un amigo al lado, ten en cuenta que salvé la vida del suicidio de un hombre que se iba a suicidar: una especie de pseudo tío, me crié en su casa. Y hubo otras cosas turbias que ni conté en el blog, ni las contaré. Y sí hay también momentos de enorme felicidad y festejo en este tiempo, pero si a veces fui triste en algún post es que, atendiendo a la psicología para explicartelo, que no a la autocompasión era normal que se reflejara de algún modo en algún aspecto de mi vida. Y no es que crea que te deba una explicación, es que quería darte esto como si fuera un post dedicado a ti, ya que veo que pareces un lector asiduo. Te regalo este Post-no post, aunque hubiera preferido dedicarte algo más bonito, una canción, un sketch de monty pyton o lo que sea.

En fin, que lo cortés no quita lo valiente y te quieras identificar o no, y si no lo haces me vale con lo de contraespía del bar, me ha gustado el pseudónimo aún con todo, eres un legítimo comentarista, comenta cuando quieras. A mí me gustaría que te identificaras aunque fuera en privado, pero si prefieres mantener el anónimato o misterio, vale. Puede que hasta sea divertido en la vida privada. Pero seas quien seas, te identifiques o no, permíteme beber una cerveza contigo algún día. Cuando me veas, y si has optado por no identificarte, si me tratas alguna vez acercate y nos la tomamos sin que yo sepa nada de quien es tu alter ego, si no me tratas pero me conoces, acercate de algún modo y bebámosla igualmente, porque de todo esto sólo quiero decirte una cosa: todo esto es "una discusión sin importancia", tú lo dijiste antes. Y me gustaría poder sentarme y beber y bromear contigo, conocerte, termine conociendo o no conozca a tu alter ego. No estoy enfadado porque no comparta algo, como dije, soy repetitivo hasta la saciedad a veces, ya compartiremos alguna otra cosa, seguro. Gracias por leer el blog.

canichu dijo...

Y perdón por faltas de ortografía, sintaxis y expresión... es que las teclas y los dedos no coiinciden como deben a veces... En serio, contraespía, un saludo, un abrazo, seas quien seas.