martes, mayo 29, 2007

NOTICIA 282ª DESDE EL BAR: SOBRE LOS RESULTADOS DE LAS ELECCIONES MUNICIPALES Y AUTONÓMICAS

Esta entrada sólo me merece cuatro líneas mal contadas. El conservador Partido Popular (PP) le ha sacado apenas ciento y pico mil votos más al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), aunque en visión de conjunto es el PSOE quien ha ganado más provincias bajo su gobierno, y más posibilidades de pactos con otras formaciones políticas para gobernar más provincias aún. El PP se queja de que ellos lo tienen más difícil para gobernar en alianzas porque no les quieren... bueno, el que siembra cosecha, ya se sabe lo que sembraron estos cuatro años. Pero los analistas políticos dicen que la pérdida de votos del PSOE se debe a su aplastante derrota en Madrid capital y Madrid comunidad. Sólo anoto mi siguiente reflexión. ¿Realmente querían ganar Madrid? Tenían perdida la comunidad desde 2003. Es cierto que Rafael Simancas, su candidato, pudo gobernar Madrid comunidad ese año en coalición con Izquierda Unida (IU), pero después del escándalo llamado "Tamayazo" ganó el PP ese 2003, ¿por qué? Porque no quedó limpio el nombre del PSOE y porque a Simancas no le querían ver ni en pintura los de izquierdas. Yo soy de izquierdas, nunca lo he ocultado en este blog, aunque no del PSOE, si no próximo a ideas de Oliver o Maurín actualizadas. Cada vez que hablaba con gente de izquierdas, de diversas tendencias, sobre el PSOE Madrid en estos últimos cuatro años todos coincidían en lo mismo: nadie confiaba en Simancas. El error del PSOE fue mantener a Simancas. Demasiado unido a nombres que tenían que ver con escándalos de constructoras y promotoras de viviendas. Fuese una unión real o irreal, eso pesa en las conciencias. Es como si el PSOE hubiera tenido una ceguera política, un exceso de confianza, o simplemente abandonaron Madrid. Perdieron por mucho la capital, y perdieron una gran parte de las poblaciones tradicionalmente de izquierdas de la comunidad. Los beneficiarios han sido IU, una izquierda menos complaciente con los abusos de la derecha y de los grandes empresarios. Debieran tomar nota de ese dato. En Alcalá de Henares el PP volvió a ganar por mayoría absoluta, pero con los mismos concejales que tenían, 14. IU perdió uno de sus concejales y se quedó con 2. PSOE fue quien recibió ese concejal de IU, y se quedó con 11. ¿Cuáles son los erroes de PSOE en Alcalá? Simplemente, el concejal que le ganaron a IU es porque los votantes de esta formación consideraron que debían hacer fuerza en PSOE para ganar a PP, pero eran insuficientes. El PSOE por sí mismo no logró nada en Alcalá realmente, su principal problema: el candidato, un joven con ideas, fue elegido candidato electoral sin apenas tiempo de ser presentado a la sociedad debidamente. Aún hoy pregunto a la gente y nadie sabe el nombre de tal candidato. Se enfrentaban contra Bartolomé González (PP), que quieras que no ha forjado su nombre, aunque a muchos ciudadanos de aquí no nos parezca un tipo con buenas ideas.
En conclusión, el PSOE abandonó Madrid comunidad desde el mismísimo 2003, eso opino. Aunque, aún con todo, ha de ser la sociedad la que marque sus rumbos y no confiarlos exclusivamente en partidos políticos bien empeñados en grandes promesas y en recaudar y recaudar a costa de la sociedad. No es lo mismo quien gobierne, pero tampoco es lo mismo que una vez elegido gobierno la gente se paralice delegando todo en el gobierno. Es la sociedad en sí, las personas, los individuos, quienes han de construír y hacer. Ni un sólo político hará nada si los individuos y la sociedad no le hacen caso. La vida se construye día a día, en lo cotidiano de nuestras vidas individuales. De cada uno depende, y no tanto de las instituciones, avanzar de verdad. Con nuestras decisiones y nuestros actos.

5 comentarios:

EL CHICO GRIS dijo...

Menos mal que eran sólo cuatro líneas.

Simancas es un cadáver político desde el 2003.

luis, el de siempre dijo...

qademas no tiene cuello

canichu dijo...

Bueno, es que uno tenía más que decir al respecto, pero me ceñí a esto, en realidad me hubiera salido un post enorme si hubiera escrito todo lo que reflexioné. Y sí, quedemos que es difícil de ver su cuello.

Raquel dijo...

Los pactos postelectorales me parecen una tomadura de pelo, por no decir una estafa, contra el votante.

canichu dijo...

no es ninguna estafa contra el votante, al revés, es una garantía al votante. Si en una ciudad hay mayoría de ciudadanos partidarios de políticas y sociedades llamadas de izquierdas o de derechas, pero esta mayoría sólo pudiera acceder mediante un acuerdo de las diferentes opciones de esas tendencias, es bueno que se hagan esops pactos, siempre desde lo razonable de que grupo es el que aporta más y el que aporta menos a esa coaliciín. De otro modo, cuando no se llega a coalición, resulta que la ciudad tiene menos habitantes de tendencias de derechas o de izquierdas, pero gobiernan a la mayoría de la tendencia contraria porque estas no han llegado a acuerdos. En ese caso la ciudad o pueblo sigue siendo mayoritariamente de izquierdas o de derechas, según el caso, pero serían gobernados por una mayoría simple de la otra tendencia, o lo que es lo mismo, por una minoría de la otra tendencia respectoa a ellos. Si la coalición se hace bien y con cabeza y sentido de sociedad equilibrada las coaliciones son una garantía de buen gobierno. Lo raro sería una coalición entre, por ejemplo en estas elecciones, Unión del Pueblo Navarro (UPN) y Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en Navarra. ¿La razón? La razón sería que UPN es la marca de Partido Popular en Navarra, y sería una coalición de tendencias de derechas y de izquierdas, por mucho que se quieran llamar de centro siempre tienen matices, por ligeros que sean. Si se hicieses una coalición así darían la imagen al resto de la sociedad española de que en realidad PP y PSOE son lo mismo, lo que podría desvaratar el mapa político a las siguientes elecciones, sobre a consecuencia de la política que tal coalición desarrollase en los próximos cuatro años. Tal coalición sólo tendría sentido en términos de nacionalismo español por encima de cualquier otra sensibilidad que no sea tan españolista y se mueva dentro de la legalidad constitucional vigente actual. Podría dar problemas igualmente.