viernes, noviembre 06, 2015

NOTICIA 1537ª DESDE EL BAR: ALCINE 45, O COMO CAMBIAR LAS FORMAS Y DISGUSTAR A LOS VETERANOS

Ayer ya hubo un anticipo del comienzo de Alcine en su 45º edición con un concierto, pero en general es hoy cuando el festival comienza propiamente dicho. Ya esta mañana se están haciendo algunas cosas, pero será esta tarde cuando el Corral de Comedias, el Teatro Salón Cervantes y el Antiguo Hospital de Santa María la Rica abran sus puertas para comenzar a proyectar cortometrajes y realizar encuentros muy diversos. 

El cartel de este año es mucho más acertado que el corazón empalagoso del año pasado, pero, ¡ay, los peros!, en un primer vistazo al programa de este año... como dije en mi Twitter, no me gusta el pifostio que han montado al organizar la programación en esta edición. Por aquí, la programación citada. ¿Tiene que ver con los cambios que se han ido gestando con la crisis económica en el festival? ¿Con la idea democratizadora de todo tipo de actos tras el Movimiento 15M de 2011? ¿Con el cese o despido de muchas de las caras que hasta ahora habían trabajado en Alcine? ¿Con el cambio de gobierno municipal a ese tripartito PSOE-Somos Alcalá-IU? ¿Con la entrada masiva de formas e ideas privadas que han querido cambiar la gestión del festival en busca de algo nuevo que pueda rentarles algo que ya de por sí se rentaba sólo? ¿Con las ideas pedagógicas actuales en disociación con las ideas del Arte por el Arte con las que nació el cine entre finales del siglo XIX y comienzos del XX? Quizá de todo un poco.

Lo primero que hay que saber es que Alcine es la oficina cultural que se encarga de los asuntos cinematográficos públicos de Alcalá de Henares, como oficina afín a la Concejalía de Cultura, y en sustitución la desaparecida Fundación Colegio del Rey, que era quien se encargaba de ello antes. Me sorprendió por tanto hablar hace poco con un miembro de Somos Alcalá al decirme que este año Alcine duraba un mes... No. Alcine dura todo el año a través de toda la actividad cultural del ayuntamiento que tenga que ver con el cine. Ahora que si Alcine lo queremos ceñir al festival, el festival llamado Alcine ya de por sí duraba uno o dos meses, pues no sólo era la semana de competición, sino también las muestras de cine posteriores, de temáticas diversas, como por ejemplo el cine fantástico, los largometrajes internacionales, en otros años los seleccionados a los Goya y demás. Normalmente se separaba la semana de competición de obras con el resto de lo que se conocería como el festival, pareciendo que el festival era sólo esa semana de competición, que por otro lado es lo que la mayor parte de la gente conoce como Alcine y como el festival de cine. 

Yo llevo con este siendo jurado del público dieciséis años seguidos, yendo a absolutamente todo lo que tenía posibilidad de juzgar, salvo algún caso puntual y de causa mayor, como cuando moría mi padre en 2003, y yendo también a otras secciones por puro vicio por el cine. Antes de ese año 2000 inicial como jurado, ya iba al festival algunas veces, y de niño, además, mi padre nos enseñaba los carteles del festival y nos hablaba de su importancia. El festival ha crecido mucho desde los años 1980. Es el festival de cortometrajes más importante de Europa, probablemente, de España lo es, desde luego. De aquí han nacido muchas carreras cinematográficas de todo tipo de profesiones del cine. Algunas famosas, otras no. Es de los pocos festivales de este tipo que además premian cuestiones técnicas que en otros sitios no se premian. Lleva durando ya 45 años, de los que estos 16 años últimos yo he estado juzgando desde mi butaca. Conozco muy bien su trayectoria y buena parte de sus entresijos. Pero también conozco a mucha gente, tanto de los que han trabajado o siguen trabajando desde dentro, como de los que colaboran, como de jurados del público que, como yo, año tras año, seguimos fieles al encuentro. Y lo cierto es que hablando con otros jurados del público veteranos, en un primer vistazo al programa... no nos gusta cómo lo han organizado este año. El festival se supone que lo hacen para el público, ¿no? Pues en un primer momento la sensación que yo percibo es parecida a la mía: no nos gusta cómo se ha montado el reparto de las proyecciones.

Lo que más impacta es que la Pantalla Abierta a Nuevos Realizadores se haya deslindado de la semana de competición, donde sólo se proyectan dos largometrajes de este tipo entre los días 11 y 12, para proyectar luego aglomerados hasta cuatro de estos largometrajes fuera de la semana de concurso entre los días 18 y 19. Se dará el palmarés el día 13, viernes, y se proyectarán los ganadores los días 14 y 15... Hemos de suponer que se refieren a un palmarés  de premios a repartir entre los cortometrajes, al menos que este año sólo compitan dos largometrajes, porque si no, no se entiende. Mucha gente desea y hace por ir a los largometrajes en la semana de competición. Algunos trabajan y hacen el esfuerzo una semana, este año ya hay quien me ha dicho: "se hace el esfuerzo una semana, dos semanas es un abuso". ¿No han entendido los responsables de Alcine de este año que los que vamos a Alcine vivimos Alcine? ¿No han sabido respetar ese espíritu? Para mí, no lo han sabido respetar ante el baile de fechas. 

Luego uno ve que ha ganado peso la sección de Pantalla Cero... Me parece bien que exista la sección de largometrajes con presupuesto cero euros, ahora bien, que se haga con el grueso del festival en sí... me parece mal... como a otras personas, mal que le pese a quien lo haya impulsado. Todo debe tener su justa medida. Para mí gusto, si querían dilatarse dos semanas hubiera dejado a los nuevos realizadores dentro de la semana de competición y a presupuesto cero, fuera. Aunque en realidad nadie debería quedarse fuera. Entiendo que la organización haya querido alargar las proyecciones en los días para ver si atraía más público... pero de hecho... ¡Todos los años se atrae público sin necesidad de hacer estas cosas!

También observo una obsesión por ubicar bien ubicados los bloques de cortometrajes en otros idiomas, que no compiten, sólo se exhiben. Bloques de cortometrajes sólo en francés, cortometrajes sólo en inglés entre los días 9 a 12 (lunes a jueves). Sé que en el pasado hubo quien lo pidió, pero quien lo pedía no era una mayoría, era un grupo de gente que no ha parado de decirlo por todas partes, con lo que parecían la mayoría, parecían, que no que fuera. El festival de cine debe ser un festival de cine, no una escuela de idiomas. Si bien estas secciones son necesarias, no debieran ser el plato principal. ¿Y por qué no ir más allá? Quizá a mí me interesa la cinematografía de cortometrajes rusos, japoneses, chinos, estadounidenses, saharauis, italianos, portugueses, argentinos... No nos engañemos: Alcine no puede atender a razones de escuela de idiomas, debe atender a razones de cine.

También veo como se le ha dado un espacio generoso a secciones dedicadas a niños y jóvenes. Hace años que esto es así y me parece un acierto... pero viendo el programa de este año: ¿se quiere hacer un festival de cine o una guardería para entretener a los más pequeños? 

Esta tarde noche iré juzgar los cortometrajes europeos. Mi primera impresión, sin haber empezado es esta. La disociación en días de la mayor parte de los largometrajes de Pantalla Abierta a Nuevos Realizadores ya me enoja, pero esperemos que la calidad y el buen hacer resten puntos a una sensación de entrada mala en esta 45º edición y la mejore en algo. Esos largometrajes fantástico de final de mes me llenan de esperanza... ya veré, cuando sepa los títulos, aún no los miré más que por encima.

De momento os anoto que el martes 10 se inaugurará en la Sala de Exposiciones del Antiguo Hospital de Santa María la Rica una exposición sobre el director de cine Truffaut. Eso puede merecer la pena totalmente.

Saludos y que la cerveza os acompañe.