lunes, julio 20, 2009

NOTICIA 653ª DESDE EL BAR: 40º ANIVERSARIO SELENITA

Michael Collins: “¿Saben?, lo único que me diferencia de cualquiera de ustedes es que he visto La Tierra desde más lejos y La Luna desde más cerca. Creo que la primera impresión que recibes de La Tierra es que se trata de un planeta muy pequeño y muy frágil, y que debe ser tratado como tal. Y en cuanto a La Luna, pensando ahora retrospectivamente, no la considero tanto como un lugar como una dirección. La Tierra representa para mí lo exterior. Y en este momento, en el desarrollo de la NASA y del programa espacial, creo que lo exterior apunta realmente a Marte”.

Edwin “Buzz” Aldrin: “El ‘Apollo’, para mí, fue la respuesta a un reto”.

Neil Armstrong: “Por quién sabe qué peculiar razón, esta tripulación ha pasado por este tipo de sesiones una vez cada cinco años. Hace diez años hice una declaración adhiriéndome a la idea de mantener una presencia permanente en el espacio, y supongo que todavía pienso que es un objetivo que merece la pena. Espero que la estación espacial ‘Libertad’ se convierta en una realidad antes de diez años”.

Fragmento de una rueda de prensa de 1989, 20º aniversario de la primera llegada a La Luna, reproducida por EL PAÍS SEMANAL el 17 de Julio de 1994 (25º aniversario).

La estación Libertad no se terminó para 1999, pero sí está prevista una estación espacial permanente en La Luna para 2020, la primera colonia terráquea fuera de La Tierra, del mismo modo que se ha llegado a Marte con robots que lo fotografían y se planea la posibilidad de pisarlo un humano hacia 2050. Sólo doce personas han pisado el satélite lunar desde 1969 al actual 2009, cuarenta años. Hacia finales de los 1970’ estas llegadas fueron perdiendo interés social, histórico, científico, económico y político. Efectivamente el final de la Guerra Fría quitó peso a esta clase de misiones espaciales. Sólo en la segunda mitad de los 1990’ volvió a cobrar interés la conquista espacial mediante la posibilidad de haber existido vida en Marte, que haya agua fuera de nuestro planeta, grandes telescopios espaciales, estaciones espaciales en órbita a La Tierra que prolongan la permanencia de los astronautas, llegadas de robots y sondas a lugares donde nunca antes habíamos llegado. El principal problema de los viajes largos en el espacio (la llegada a La Luna tardaba alrededor de una semana, incluyendo orbitar alrededor de La Luna) está actualmente en el organismo humano. En nuestro cuerpo. Un escollo para que un humano llegue a La Luna es que los huesos en el espacio exterior acelera un proceso de descalcificación, el tiempo calculado con las actuales naves espaciales para ir y volver a Marte supondría la muerte inminente del astronauta al regresar a La Tierra, ya que sus huesos serían tan resistentes como el papel de fumar ante la gravedad de nuestro planeta. Actualmente se está investigando sobre los porqués exactos y cómo frenar el proceso, lo que por otra parte podría repercutir en nuestra medicina actual para aquellas personas que sufran osteoporosis. Sea como sea, hoy, cuarenta años después de la primera llegada a La Luna, alguien que como yo soñó ser colono espacial de niño atraído por las películas, cómics, dibujos animados y libros sobre historias galácticas, no puede menos que rendirle homenaje a estos tres primeros pioneros lunares que hoy tienen 78 años (Collins y Armstrong) y 79 años (Aldrin). Hubo otros pioneros espaciales, como Gagarin, la perrita Laika y demás, pero hoy toca homenaje a estos tres astronautas. Que la cerveza de mi brindis les acompañe.

1 comentario:

canichu dijo...

Al día siguiente de este aniversario se detectó como un meteórito o un cometa había dejado un cráter de haber impactado hace pocos días contra el planeta Júpiter, el cráter tenía el tamaño de nuestro planeta Tierra, dicen los científicos, y ya hubo un precedente similar en 1994. Curioso.