viernes, diciembre 22, 2006

NOTICIA 195ª DESDE EL BAR: EL RECITAL DEL FLAMINGO

Pues no me gustó el recital. Fue el peor que dimos con diferencia. Eso sí, Luís lo hizo muy bien y salvó la papeleta que le tocó al tener que tocar sin otros músicos y sin equipo. Público... casi no había... no se puede competir con el fútbol y las Navidades a la vez. Pero no me gustó no por la afluencia de público, sino por otros motivos de puesta en escena. Lo que sí me gustó, único, fue el final de la noche. La gente se fue y se quedaron apenas unas pocas personas. Entró una pareja a la hora del cierre y sabían que había un recital y querían oír algo. Eran desconocidos. No es lo mejor ir a la hora de cierre de los bares y pedir que te repitan la actuación anunciada (y acabada) horas antes. Pero al menos alguien desconocido fue con ganas de verlo. Leímos dos poemas (Comediante) y dos relatos (yo). Los pocos que quedaron disfrutaron y noté el contacto que deseaba y que me hubiera gustado, y la puesta en escena, sin escenario. Comediante seguía en su estado etílico irremediable, pero a esta hora leyó logrando hacerse entender. Esto fue lo mejor del recital para mí.

De las tres veces que hemos leído juntos Alberto y yo la mejor vez, sin duda, fue la vez que leímos en la biblioteca Antonio Mingote, de Madrid capital. Pero yo antes había leído ya por mi cuenta en dos festivales de la Universidad de Alcalá de Henares, de la facultad de Filosofía y Letras (lecturas de las que guardo un gran cariño), en uno de ellos coincidió con los actos contra la guerra de Irak de 2003 y fue un acto antibelicista lleno de activistas por todas partes y de algún catedrático antiguo hippy en los 1970', yo incluído como activista; y leí también en alguna fiesta privada este año, en cierta queimada que comenté en el blog. La verdad es que me gustaría leer alguna vez por mi cuenta, de nuevo, en algún bar café y ante un público más cercano.

No sé. No me gustó esta lectura. Fue la peor que hemos hecho, por mucho que Alberto dijese anoche que para él fue la mejor. En fin. A ver si veo alguna de las fotografías que hicieron anoche. Un saludo y que la cerveza os acompañe.

7 comentarios:

monologuista dijo...

Daniel, lamento que no fuera tal como habías esperado. En cualquier caso, te felicito por el ratito final, de comunión.

Felicidades a Luis por su trabajo en solitario.

Mari dijo...

Canichu-Daniel
me encantaría leer sus libros
(yo estoy escribiendo uno, pero es novela)
pero me gustaría más recitar algún poema junto a usted..
Esa parejita del final lo es todo..

besos transoceánicos

mimismidad dijo...

Puntos de vista: ¿el mejor? ¿el peor? Siento que para ti no fuera tan bueno como esperabas. Pero piensa en el final.

canichu dijo...

MONOLOGUISTA: Deberíamos haber hecho una recolecta para comprarle un micro minimamente a Luís, lo hizo muy bien.

MARI: tengo una novela parada, que no estancada, desde hace mucho tiempo. Y aún trascribo mis relatos a ordenador para preparar un libro recopilación... a muchos les gusta más mi prosa que mi poesía. Lo del libro tiene remedio. Tienes mi correo electrónico en mi perfil, úsalo, mandame un correo dime que eres tú y te mando alguno de los libros a tu correo. Imprimirlo y encuadernarlo con espiral de cuaderno es barato, y no gasta mucha tinta. Beso transoceánico con parada en Islandia para dartelo con impulso de un geiser.

MIMISMIDAD: No me gustó, y creo que mucho espectador tampoco salió contento, o del todo contento. No sé. A mí no me gustó. ¿Qué le vamos a hacer? La próxima vez será. Un saludico alcalaino.

Luis, el acompañante dijo...

Hombre pues muchas gracias...
Solo decir que a mi si em gusto aunque alguna cosilla pues quedo algo fuera de sitio...
Ya me compro yo el micro para la proxima(espero que la haya)
saludos

EL COMEDIANTE dijo...

Yo también creo que el mejor fue el que hicimos en Antonio Mingote, pero a mí sí me gustó el de ayer. Me lo pasé bastante bien. Aunque lo cierto es que recuerdo muy pocas cosas de la actuación; recuerdo mi primer poema y luego ya no sé qué leí, ni siquiera me acuerdo de la parejita del final. Y es cierto que Luis estuvo genial.
A ver si el chico gris se cuelga las fotos en su blog y recuerdo algo más...
Había una chica muy guapa y simpática que se libró de que la acosase porque yo creía que era la novia de Luis.
Y por cierto, un diez para los del Flamingo, unos tipos cojonudos.

Harry Reddish dijo...

Fue una lástima no haber podido acudir a esa velada literaria, estoy convencido de que me lo hubiera pasado bien (aunque sólo fuera por las cervezas que nos habríamos tomado, jajaja). En fin, un abrazo y toda mi solidaridad

Salud