jueves, diciembre 07, 2006

NOTICIA 187ª DESDE EL BAR: LA GATA DE MI CASA


Pues esta es mi gata, en realidad la de mi madre. Pongo su foto a petición de Alon. Su nombre es Reina, pero no es a causa de ser monárquicos, que no lo somos. Sino porque cuando se la traje a mi madre, con apenas un mes el año pasado (ahora tiene un año y nueve meses), la muy cachorro de gata se metio detrás de un mueble inmenso que tenemos en el salón. No hubo manera de sacarla y hube de quitar los cacharros y libros del mueble poco a poco, y de ir moviendo ese mastodonte para cojerla, pero la muy gata se iba metiendo cada vez más y más en las zonas más estrechas... se sentaba y me miraba romperme los riñones para sacarla del mueble... y mi madre dijo "mírala, está como una reina", y con Reina se quedo. Mi actual pájaro canario se llama Dylan (por Bob Dylan, el cantautor). Esta foto es de Febrero de este año y está sobre la cama de mi madre. Desde pequeña la acostumbramos a nosotros y a mucha gente por casa (sobre todo durante las ligas de fútbol del año pasado que solían venir Chico Gris y Txingurri, o el día de mi cumpleaños con un montón de invitados o cuando venían a comer a mi casa la Psicóloga del Bar, el Vaquero de la Vaca e Ildefonso, las visitas continuas de amistades y conocidos de mi madre, mío o de mi hermano, etcétera). Ahora si no ve humanos a su alrededor llora. Si mi madre sale de casa llora desesperada si la oye subir por el portal pero no la ve dentro de casa. Y llora también si la dejo fuera de mi habitación y cierro la puerta por las mañanas. Pero n o se pasa todo el día llorando, obviamente. Es muy mimosa y muy juguetona. También es muy pacífica, pero su enemigo mortal es Rocky, el perro de Danaclaudio. Curiosamente no ataca al canario Dylan. De pequeña se crió con otro pájaro que yo tenía, Rocky se llamaba también, por lo de rockero. Lo mató accidentalmente al tirar la jaula un día que entró el perro de Danacluadio en casa y se puso nerviosa la gata Reina... pagó los platos aquel pájaro al recibir un choque su jaula de los saltos de la gata. Bueno, No ataca a Dylan, son como amigos. En Verano busca la jaula y se echa la siesta al lado del pájaro. Él la recibe bien, aunque a veces se pone nervioso. Cuando los pájaros de la calle vienen a quitarle comida a Dylan de su jaula, Reina los espanta saltando sobre ellos. Son dos extraños amigos. Y con esto espero que Alon se dé por satisfecho en su petición de una imagen de mi gata. Un saludo a todos y que la cerveza os acompañe.

10 comentarios:

Andrés David dijo...

¡Quiero un gato, carajo! Prometo que cuando esté bien establecido en Baires le pediré a alguno que me acompañe.

La Reina y Bob Dylan suena bien como título para un cuento. A ver si te animas canichu... :)

Eriwen dijo...

Es una imagen preciosa la de tu gata. La mia es simplemnente mala, se parecerá a mi. Un saludo

Liliana dijo...

Tu gata es hermosa. Yo no le tenía simpatía a los gatos, hasta mayo del año pasado, en que alojé a uno en mi casa y hoy es un gran compañero. Me admiro cada día de su inteligencia.
Si me permites, canichu, un mensajito para Andrés: Yo tengo un gato para que te acompañe cuando llegues a Baires. Hoy tiene un mes, avisa si lo quieres.

Liliana dijo...

Quise decir: "hasta mayo de este año" (soy nueva en esto de convivir con un gato).

monologuista dijo...

Preciosa imagen. ¡Cuánta compañía puede darnos un animal, y cuánto amor sacar de nosotros!

PD: Un post poético.

Harry Reddish dijo...

No voy a repetir aquí lo que he dicho tantas veces antes. No obstante, me gustan los gatos y he de decir tu gata es preciosa. Espero que Alon no esté interesado en tu gata por cuestiones culinarias... según tengo entendido el gato es bastante parecido al conejo de corral (será por el pienso). Un saludo resacoso

Salud

luís, el músico dijo...

Pues como es habitual y ya casi por joder unicamente llevare la contraria al mundo, he de decir que no me gustan los gatos, ni los perros, ni los bichos en general...
Son peludos, manchan, huelen, hacen oler las casas, se mueven nerviosamente cerca de mi insegura mirada, se te suben encima, te miran con esos ojos vidriosos y esa desconcertante inteligencia...
En fin tambien es verdad que podria decir exactamente lo mismo de la mayoria de la gente que conozco pero por lo menos no se limpian y lamen sus partes delante mio, lo cual es muy de agradecer...

Mari dijo...

Canichu..me diste en la punta del iceberg....amo a los gatos. Dejé a mi Gato Caper en Perú y extraño sus ronrroneos. En consecuencia, todo lo que me ofrezca el mercado de gatos, lo compro.

miau

MentesSueltas dijo...

Pues simplemente paso a conocer tu espacio... dejando un abrazo desde Buenos Aires.

MentesSueltas

canichu dijo...

ANDRÉS DAVID: Tú pides y Liliana te da, que suerte, menos mal que has pedido un gato, llegas a pedir un caimán y... jejej

ERIWEN: tu gato es negro, que lo sé yo, que lo he visto... deberías mostrarlo más.

LILIANA: pues, sí, dan mucha compañía. La mía me acompaña muchas veces.

MONOLOGUISTA: sí, ya lo dije, son animales muy listos y saben a quien se acercan.

HARRY REDDISH: esa alergía... ay aya yai. Pero mi gata te gustaría. Es afable y musical.

LUÍS EL MÚSICO: el gato te acecha en tus sueños... pero el actor ;P

MARI: que unos republicanos pongan Reina a su gata ya es raro... pero ni idea de donde viene el nombre de Caper que tiene el tuyo... ¿de donde viene?

MENTESUELTAS: Pues bienvenido. Espero que te guste el blog. Un saludo y una cerveza.