miércoles, julio 19, 2006

NOTICIA 112ª DESDE EL BAR: LA VIDA COTIDIANA

Debe ser el calor del verano combinado con mi barrio obrero / marginal, pero la verdad es que en poco tiempo ya he visto como alguien quemó el puesto de helados regentado por una africana, como un tipo quería tirar a su mujer por la terraza, como unos dueños de bar ocultaban a unos ladrones de coches que apalizaron a una familia entera y se les llenó el bar de hasta siete patrullas policiales y, hace ya más de un mes, como un negro de dos metros por dos metros era acosado por siete blancos y el negro pegó una paliza a los siete blancos él solito. Y pienso yo, si el ayuntamiento está tan desinteresado en quitar la tasa de violencia en crecimiento del barrio(antes sólo existía de parte de los clanes mafiosos del tráfico de drogas), no parece que se molesten en crear demasiados planes de integración, educación y laborales (y la policía la verdad es que patrulla poco por aquí, porque deben conservar en perfecto estado las estatuas y edificios de piedra que deben ver los turistas del centro de la ciudad), bien, pues si tan poco interés tiene el ayuntamiento, ¿por qué al menos no nos refresca un poco y así tal vez el calor no afecte tanto a tantos tarados? Pero sin recurrir al modo chileno de "a manguerazo de agua a presión contra los ciudadanos díscolos". Me conformo con que al menos no nos quite nuestros árboles y jardines... que las últimas corporaciones municipales están transformando el barrio en un asadero con placas de asfalto. O al menos que cuiden las zonas verdes que han decidido dejar, porque la verdad es que tampoco las cuidan y se están transformando en tierra estéril. Ya sé que esta no es la solución real, pero a falta de planes especiales para la gente del barrio pues voy y pido, que por pedir que no quede... como no lo van a dar, ¿qué más da? El año que viene se acordarán de nosotros, lo hacen cada cuatro años, cuando hay elecciones municipales. Quitán las baldosas de una acera, ponen otras nuevas y ya han arreglado el barrio, luego colocan su cartelito de "elígeme alcalde" y todos contentos (en el ayuntamiento, que no en las calles). Eso sí, construír urbanizaciones de lujo en todo lugar posible y planear un campo de golf que va a incordiar al suministro de agua de la ciudad, que no falte.

Y con todo hoy voy y me acerco al ayuntamiento para pagar los derechos de opositor a un par de cosas... afortunadamente no pago... es la ventaja de llevar tanto tiempo en el desempleo... trabajo no te consigue la administración pública (aunque es una de los deberes del INEM) pero permitirte gratuidades y rebajas sí. Pues eso, la vida cotidiana.

3 comentarios:

vaho dijo...

Tienes razón aparte de esta ola de calor que nos invade, los cuidados y atenciones siempre van dirigidos a las zonas más aparentemente turísticas, en vez de mejorar las zonas verdes para poder recostarnos a la sombre de un buen arbolillo. Me he fijado que eres de Alcalá vaya historia también con lo de la Isla del colegio...puff! Una ayuda más a incrementar la contaminación y a engordar algunos bolsillos. En fin, me despido Canichu.
A ver si hay suerte con lo del curro ;)

Liliana dijo...

Me suena conocida esa historia, sólo que en este rincón del fin del mundo.
Ánimo, ya vendrán tiempos mejores.

canichu dijo...

VAHO: pues sí, lo de la isla del colegio va a ser una barbaridad... cuando pasen un par de décadas las nuevas generaciones dirán que es una bonita zona verde, pero claro, no se acordarán a cuando realmente era una zona verde. Alcalá patrimonio de la... urbanización

LILIANA: como decimos aquí: en todos sitios cuecen habas.