lunes, junio 01, 2015

NOTICIA 1489ª DESDE EL BAR: DE LAS IZQUIERDAS Y DE LAS DERECHAS ALCALAÍNAS


Entre Julio César, Pompeyo y Craso miramos quién tiene la papeleta más bonita y colorida en días tan afables y bucólicos donde emergen al sol los colegios electorales con su agua de rocio... y votamos. Luego pasa lo que ya se dijo que pasó (Noticia 1487ª).

"No conquistamos las montañas, sino a nosotros mismos", eso dice en este mes de junio mi calendario que dijo el escalador Edmund Hillary. ¿Alguien se acuerda de Juan Eugenio Arriola Viso? Fue el cuarto concejal del ayuntamiento de Alcalá de Henares entre 1979 y 1983, el primer ayuntamiento de la actual monarquía parlamentaria. Lo fue mediante el acta de concejal que recibió como representante del Partido del Trabajo de España (PTE), del que también tomó acta de concejal en esos momentos Luis Suárez Machota, futuro vicealcalde en el periodo 1999-2003 por Izquierda Unida (IU) en coalición con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). En aquel primer ayuntamiento del actual sistema político el alcalde era Carlos Valenzuela Lillo, un  histórico del PSOE que había vivido la clandestinidad y la represión de la dictadura de Franco, que en abril le pasó la alcaldía a Lope Huerta. Contenía concejales del PSOE en mayoría, concejales del Partido Comunista de España (PCE) que les apoyaron, concejales de la Unión de Centro Democrático (UCD) y los dos concejales del PTE. Incluso, con el paso de los años en ese mandato, uno de los concejales de la UCD se pasó al Centro Democrático Social (CDS), Mariano Rodríguez Caro.

En el mandato de 1983-1987 el PTE desapareció y la UCD también desapareció del gobierno local. La alcaldía la mantuvo el PSOE en manos de un alcalde que venía de toda una saga de políticos locales, el ya citado Arsenio E. Lope Huerta, quizá el alcalde recordado con más reconocimiento social por parte de los alcalaínos, a pesar de que dejó la alcaldía en febrero de 1987 para dejársela a Teófilo Escribano Avilas. En aquel mandato se repartían los escaños de concejal el PSOE, el PCE y la Alianza Popular (AP), posterior Partido Popular (PP) por coalición con otros partidos conservadores. En el mandato de 1987-1991 el gobierno local volvía a estar en manos del PSOE, con Florencio Campos, y estaban representados los seguidores del PSOE, del PP, de IU y también cinco concejales del CDS. Entre 1991 y 1995 el gobierno seguía en manos del PSOE con Florencio Campos, pero ya no estaba la CDS, sólo estaban el PSOE, el PP e IU. Y así se va a quedar el gobierno local desde ese 1995. En 1995-1999 gobernó en mayoría simple el PP con un gobierno compuesto de concejales del PP, del PSOE y de IU, siendo mayoría los ciudadanos que votaron a izquierdas, aunque fragmentada. Por ello esos tres partidos repitieron en 1999-2003, pero siendo alcalde Manuel Peinado, del PSOE, en coalición con IU. De 2003 a 2007 la alcaldía quedó en mayoría simple en manos del PP, con Bartolomé González. De 2007 a 2011 el PP con el mismo alcalde obtuvo mayoría absoluta. De 2011 a 2015, volvió a repetir el gobierno, pero en mayoría simple y porque la oposición no logró un acuerdo para hacer valer el interés de la mayoría de la ciudadanía de Alcalá, interés depositado en ellos a través del voto. Bartolomé González dimitió en julio de 2012 y pasó a ser alcalde su segundo, Javier Bello. En aquel recién terminado mandato se había roto ya la hegemonía de gobierno exclusivo de PSOE, PP e IU que estaba intacta desde 1991, en concreto el ayuntamiento se compuso de 12 concejales del PP, 9 del PSOE, 3 de IU, 2 de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) y 1 de España 2000.

¿Qué vengo a decir con todo esto? El actual ayuntamiento, que todavía no sabemos cómo se va a formar pues los apoyos o las alianzas pueden dar la alcaldía a unos o a otros, se va a formar con PP: 8 concejales, PSOE: 7 concejales, Somos Alcalá: 6 concejales, Ciudadanos: 4 concejales, España 2000: 1 concejal, IU-Los Verdes: 1 concejal, si bien estos últimos han recibido una propuesta de uno de sus integrantes, el PCE, para integrarse en Somos Alcalá, lo que haría que esta formación aumentara en votantes y ganara su concejal, por lo que Somos Alcalá pasaría de 6 concejales a 7, cosa que veo lejana e imposible, pues entre muchos simpatizantes de Somos Alcalá Pilar Fernández no goza de simpatías, precisamente muchos son antiguos votantes de IU y no la han votado en parte por su ella, su líder actual, aparte de que Somos Alcalá no creo que quiera asumir la integración de IU en sus filas sin previa renuncia a la identidad total de esta formación, identidad a la que, como es lógico, IU no quiere renunciar. Lo que quiero decir, retomo la respuesta a la pregunta inicial de este párrafo, es que si atendemos a todos los ayuntamientos de Alcalá de Henares en esta monarquía parlamentaria, el bipartidismo había quedado ya roto en la ciudad en las elecciones de 2011, eso por un lado; por otro lado, no es la primera vez que en la ciudad se gobierna con más de tres partidos, el ejemplo claro es la existencia pasada de concejales del PTE, de la UCD y del CDS, sin entrar en la consideración de que AP no es lo mismo que el PP, del mismo modo que el PCE en solitario no es lo mismo que IU. ¿Quiere entonces decirse que Somos Alcalá y Ciudadanos han venido para quedarse en esa hipotética ruptura del bipartidismo? Como historiador y como observador diría que es en exceso pronto para decir que el bipartidismo está roto por ellos. Si el bipartidismo está roto estará roto desde el primer momento que no hay sólo dos partidos, y eso ocurre desde el origen, en 1979. Si lo que se quiere decir con bipartidismo es en realidad una realidad de la constancia de tres partidos en los gobiernos, entonces vemos que esa realidad no llegó a Alcalá de Henares hasta 1991, y que sólo duró hasta 2011, diez años, pues en 2011 ya hay en el gobierno dos partidos nuevos, UPyD y España 2000. ¿Han venido para quedarse Somos Alcalá y Ciudadanos? Es muy pronto también para decir eso. Pensemos que el PTE duró cuatro años, que la UCD duró otros cuatro años sólo, que la CDS también duró sólo cuatro años y que UPyD de momento igualmente sólo ha durado cuatro años, o sea que cada uno de estos partidos sólo duraron cada uno un mandato. Somos Alcalá y Ciudadanos podrían ser otro PTE, otra UCD, otro CDS u otra UPyD. Eso ya se verá. Todo discurso triunfalista en ese sentido de perpetuidad y ruptura bipartidista es eso, discurso triunfalista, nada más, pues esas cosas sólo las puede decir el tiempo. Por ejemplo, Somos Alcalá es legalmente una coalición de partidos más una candidatua ciudadana, esa coalición de partidos que se sumaron a la candidatura ciudadana es Equo y Podemos. Si en las elecciones municipales próximas Podemos quisiera ir por libre, por estrategia general del partido, Somos Alcalá quedaría rota y probablemente desaparecida, igualmente si los de Equo se animaran a intentar un salto en solitario en busca del voto ecológico, como le pasara a Izquierda Republicana o a Los Verdes cuando en su día se salieron de IU. ¿Ha venido Somos Alcalá para quedarse? Ya se verá, pero en principio parece la formación más endeble a largo plazo, no a corto plazo, pues ahora mismo son fuertes en este mandato 2015-2019, pero a largo plazo dependen demasiado de sus coaligados de Equo y de Podemos. Por cierto que siempre insistiré en la impresión que me dio Equo cuando se presentaron en la ciudad en 2011 (Noticia 991ª).

¿Ha venido Ciudadanos para quedarse en la ciudad? La derecha española en general ha sido muy homogenea desde la muerte del dictador Franco. Es cierto que existen diferentes opciones de derechas, pero las más apoyadas por la sociedad se integraron en los años 1980 en la coalición conocida como PP. Sus diferentes tendencias han sido siempre respaldadoras de las decisiones de su dirección. Cuando nació UPyD con ideas conservadoras, a pesar de nacer de Rosa Díez, que llegó a presentarse como eurodiputada por el PSOE en su pasado, la derecha española no llegó a desplazarse en bloque grande a esa formación. Ahora Ciudadanos parece que ha destrozado a UPyD y hecho algo de daño al PP, pero sigue estando muy lejos de tocar de lleno al PP. Dependiendo de qué hagan y cómo estos años (ellos nacieron en 2006 como opción conservadora en Cataluña y dieron el salto estatal en las europeas de 2014), ya se verá si se hunden como la UPyD o permanecen y de repente en España los que piensen en términos de derechas tengan la mente más abierta a diferentes opciones conservadoras, en lugar del simple pensamiento de que lo que diga el PP es lo que les valga únicamente.

Una de las cosas más llamativas del resultado actual de las elecciones de este año ha sido no sólo la perpetuidad del partido de extrema derecha España 2000, sino su aumento en número de votantes, por encima incluso que los que ha sacado IU. La pérdida de concejales de IU, que no de votantes, pues incluso mejoraron el número de los que tenían en 2011, el pasar de 3 a 1 concejal es significativo, se le podría pedir explicaciones a Pilar Fernández, yo de hecho escribí que sería lógico que dejara su cargo a disposición de su partido y este decidiera, pues lo cierto es que del mismo modo en Alcalá no sólo aumentaron votos, pese a perder concejales, sino que es de los pocos sitios donde se han mantenido, pues IU incluso ha desaparecido de la Comunidad de Madrid, de su asamblea. Pero ahí está el dato de que España 2000, una fuerza política en las antípodas de IU ha sacado más votos que IU, e incluso se han quedado a 183 votantes de quedarse los dos concejales que ahora se reparten ellos mismos con IU (numéricamente, no ideológicamente, insisto). En 2011 Alcalá de Henares era una rareza en la Comunidad de Madrid con su único concejal de España 2000, en 2015 no sólo lo perpetúan, además tienen otro concejal más en San Fernando de Henares, tres en los Santos de la Humosa (donde no existe el PP) y uno en Velilla de San Antonio, quedando cerca de tener representación en otros pueblos cercanos, todos del Corredor del Henares. Su fuerza política es poca, casi insignificante, salvo en el caso de Los Santos de la Humosa, donde son la segunda fuerza política, y en el de Velilla de San Antonio, que por ser poblaciones pequeñas sus concejales tomarán decisiones de peso. Su fuerza política es poca, digo, pero es incipiente y respaldada. Curiosamente mucha gente los rechaza de plano por ser extrema derecha sin analizar en qué consiste la formación. Así alguno se lleva la sorpresa cuando descubre que son republicanos, pero de extrema derecha. También se llevan la sorpresa cuando, a pesar de que uno desde el tópico podría pensar que es el partido ideal para empresarios, lo cierto es que les apoyan obreros, y es que la cosa es que ellos apoyan al pequeño y al mediano empresario, siempre que sea español, pero también apoyan fundamentalmente a la clase trabajadora, eso sí: desde unos requisitos propios de su opción política que implican la españolidad y el carácter tradicional de la familia y la religión que ellos consideran que es lo netamente español. No nos engañemos en esto.

Y siguiendo con el asunto de este partido, durante estos últimos años se ha calificado a mi barriada, del distrito II, de ser de extrema derecha porque aquí obtuvieron muy buenos resultados en 2011. Yo siempre defendí que eso no era acertado, pues en 2011 sacaron votos por toda Alcalá de Henares y en mi barrio en concreto ganó, como siempre desde 1977, la izquierda, ya sea en manos del PSOE, del PCE o de IU. En este 2015 España 2000 ha sacado numerosos votos en el colegio Cristóbal Colón, en la barriada en torno a la estación de tren, por el centro de la ciudad, y en el García Lorca, en la zona norte de Alcalá, cerca de la avenida de Daganzo, y en el Beatriz Galindo, entre el barrio de La Rinconada y el de Los Gorriones. Alguien me dirá que pese a eso donde más votantes sacaron fue en el Santos Niños de la Avenida Nuestra Señora de Belén, en mi barriada. Sí, efectivamente, así es, pero resulta que ese mismo colegio, no otro, ese mismo, es también el segundo colegio donde más votos ha sacado el PSOE en toda la ciudad, el segundo donde más votos ha sacado IU-Los Verdes, y el séptimo de diecinueve colegios electorales donde más se votó a Somos Alcalá, así que eso de que mi barriada es de extrema derecha es algo pretencioso y prejuicioso. Es una barriada netamente de izquierda, pese a que ese colegio sea el del mayor número de votantes de España 2000. Y el otro colegio que se reparte la barriada, el Manuel Azaña, en la Avenida del Ejército, es otro de los bastiones de los partidos de izquierda en la ciudad. La cosa es que el éxito de España 2000 en el Santos Niños quizá se deba a su ubicación, la avenida Nuestra Señora de Belén. ¿Por qué? Insistiendo que allí mismo ganaron las izquierdas abrumadoramente, por ser un barrio obrero de toda la vida, porque es lo que siempre ocurre desde 1977, porque el paro y la deslocalización empresarial ha hecho estragos aquí, la extrema derecha obtuvo muchos votos quizá porque en esa avenida concretamente y algunas calles aledañas una determinada familia, o mejor dicho, unas determinadas personas, han ocupado viviendas comportándose dentro de ellas y fuera de ellas provocando todo tipo de altercados con los vecinos y con los dueños de establecimientos. España 2000 abordó el problema en los plenos municipales de este último año pasado, aunque enfocándolo como conflicto cultural entre gente no española y de otra raza. Es un enfoque erróneo a mi juicio, el problema son personas concretas, no una raza entera ni la gente toda de un Estado diferente al español. De hecho esas personas concretas son españolas, son de aquí, y son del barrio de toda la vida, sólo que su familia ha crecido y han buscado donde vivir. Hay muchas cosas que no se denuncian, por miedo, dejadez o lo que sea, pero otras incluso han saltado a los periódicos y a los plenos municipales. Si los partidos que aquí suelen ganar se hubieran preocupado más de atender la solución de este conflicto permanente, quizá España 2000 no hubiera aumentado sus votantes, pues sólo ellos se han ocupado de tratar del problema, a su modo, pero sólo ellos. El problema no es las ideas de los que viven aquí, el problema son los oídos sordos de los que se suponen representan el gobierno de los intereses de los ciudadanos, de todos los ciudadanos.

Por otra parte es curioso remontarse por ejemplo a las elecciones de 2003, cuando el PP obtuvo el gobierno ya ininterrumpido hasta este 2015, y ver como la cuarta fuerza política de entonces fueron los ecologistas Los Verdes, con 2.117 votantes, y la quinta eran Los Verdes-Comunidad de Madrid, que ahora van con IU, que tenían 1.419 votantes. Ninguno de los dos obtuvieron concejal. La sexta fuerza la ocupaba en 2003 otro partido de extrema derecha, Democracia Nacional, con 1.286 votantes. En 2007 Democracia Nacional sufrió una escisión y una pelea con la escisión, que fue España 2000. La escisión no se presentó a las elecciones municipales, pero Democracia Nacional sí, bajaron sus votantes a 438, pero ascendieron a ser la quinta fuerza política, pues Los Verdes-Comunidad de Madrid se fusionó con IU. La cuarta fuerza política de la ciudad era en ese 2007 Los Verdes, que bajaron sus votos a 1.290. En las elecciones de 2011 ya hemos visto como España 2000 sacó un concejal, con 4.541 votantes. La cuarta fuerza política, sin concejal, fue ECOLO, una coalición ecologista donde estaban Los Verdes, obtuvieron 1.348 votos, siendo la quinta fuerza Democracia Nacional que subieron a 671 votantes. En este 2015 las fuerzas sin concejales más fuertes son UPyD con 2.652 votantes, como séptima fuerza de la ciudad, y Los Verdes, con 974 votantes, como octava fuerza. Así que podemos ver en todo esto la importancia que tienen los ecologistas en la ciudad, a los que posiblemente les ha hecho mucho daño la presencia de Equo dentro de Somos Alcalá. Creo que mucha gente confía en Equo como partido ecologistas que puede hacer realidad sus intereses, sin preguntarse de verdad sí Equo representa todos sus intereses en todos los aspectos que afectan a su vida, no sólo los ecológicos. Se fían en que su líder, Juantxo López de Uralde, lideró la organización Greenpeace España, y que Inés Sabanés, su segunda, fue figura fuerte de IU. En el caso de Somos Alcalá no sólo se verían respaldado por la presencia de Equo en sus filas, algunos de sus militantes más activos son también de Ecologistas en Acción y el propio líder de la agrupación electoral, Egido, es miembro activo de una cooperativa ecologistas local llamada La Garbancita Ecológica, claro que también es uno de los que en junio de 2011 presentaron en la Facultad de Filosofía y Letras el proyecto Kyopol, donde está CitySens, que es un grupo que cuenta con personas que han llevado la comunicación de Somos Alcalá, no sé si como personas independientes o dentro de CitySens. La cosa es que CitySens ya firmó un proyecto de comunicación con el ayuntamiento de Villalbilla en diciembre de 2013 por valor de unos mil y pico euros, se puede ver en su documento oficial e incluso en la propia página de Kyopol, donde además vemos como uno de los miembros del actual Somos Alcalá le da la mano al alcalde de Villalbilla, por cierto, es el mismo que presentó el proyecto en junio de 2011 junto a Egido. Que nadie se eche las manos a la cabeza, todo esto es legal. No estoy señalando nada irregular, sólo estoy compartiendo esta información que, de hecho, es pública desde 2011, cuando se presentaron en la ciudad, y desde 2013, cuando hicieron aquellos acuerdos con Villalbilla. No son personas anónimas, de hecho se dedican a la comunicación y el propio Egido se presentó en la mesa redonda electoral organizada por Cadena SER en la Sala de Teatro Margarita Xirgú como miembro de CitySens. Otra cosa es analizar Kyopol o CitySens y su proyecto, cosa que no voy a hacer porque ya llevo mucho escrito. En principio se presenta como un proyecto de comunicación de asociaciones y municipios que, por otro lado, en redes sociales, enlazaron no hace mucho su reconocimiento a la cooperativa Mondragón, la cooperativa empresarial más exitosa de España llevada por trabajadores vascos, cuyo origen está en un sacerdote que en la República fue del Partido Nacionalista Vasco y después de Falange Española y uno de cuyos lemas era que allá donde el capitalismo fallara debían llegar ellos, no para sustituir a los Estados, si no para cubrir las necesidades de las personas y del capitalismo mismo, he de suponer. Como sea, una cosa es la cooperativa Mondragón actual, otra cosa es su fundador en tiempos de Franco, otra cosa muy diferente es Kyopol, cuyo origen está en Brasil y las nuevas tecnologías, y otra cosa es CitySens, al igual que el proyecto llamado Ciudad Simbionte, que también es mencionado en los papeles brasileños de Kyopol, todo rastreable por Internet. Aunque yo he mencionado todo esto, que no se haga un lío el lector, son cosas diferentes y diferenciadas.

A lo que vamos es que en Alcalá de Henares se ha rondado desde hace años a las ideas ecologistas y puede que una parte de la ciudadanía votante haya visto en los miembros de Somos Alcalá una posibilidad de alcanzar gobierno ya a través de los componentes de Equo, ya a través de los de Ecologistas en Acción o ya en la persona del propio Egido como miembro de La Garbancita Ecológica. Todo esto sin menospreciar todos los otros componentes de su posible voto, como es el descontento con el PP, el PSOE y con la IU local, la llegada a sus filas o a sus votos de gente militante o votante precisamente de esos partidos e incluso de UPyD, la composición de un gran número de votantes jóvenes que se identifican con este nuevo proyecto, muchos habiendo participado del 15M de 2011, la participación de miembros de asociaciones de Alcalá que ven reflejado con su participación el que se vea integradas sus aspiraciones en un programa político, etcétera. Somos Alcalá puede ser una opción interesante para las aspiraciones ciudadanas y obreras de la ciudad, pero veo también en ella, como ya dije, algunas cosas que me producen dudas. Así por ejemplo, si Somos Alcalá por acción o por omisión facilita políticas laborales y económicas de Ciudadanos, dado un panorama local donde el ayuntamiento tiene tantos grupos políticos como el Parlamento de Navarra, por decir uno, ¿en qué habrán beneficiado en la ciudad desde mi punto de vista que no comparto ideas con Ciudadanos en cuanto a las soluciones a esos temas?

No puedo comentar mucho más por hoy, pues en Alcalá de Henares hoy han empezado las rondas de consultas entre partidos que podrían formar gobierno y no se sabe nada de su resultado. Hoy por hoy no podríamos decir quién y cómo gobernará la ciudad a partir de mediados de junio, esperemos. Con todo lo dicho estos días atrás y hoy, cuando ha tocado hablar de estos temas, baste por hoy. Habrá que retomar el tema cuando tengamos composición municipal. No hay dos sin tres, y parece ser que tampoco sin cuatro, sin cinco, sin seis... Va a ser un mandato muy largo... Espero que sea para gusto y bien de todos y vayamos solucionando nuestros problemas como ciudad y como ciudadanos.

Saludos y que la cerveza os acompañe.

3 comentarios:

Juan Arriola dijo...

Buenas tardes, veo que preguntas por mi persona, Juan Arriola, te contesto.
Cuando termino mi etapa municipal en el ayuntamiento de Alacalá, me dedique a mi profesión, me encontraba en el paro y sin un duro, ya que yo no recibía ningún salario en el ayuntamiento, una vez que encontré trabajo, continué trabajando en diversas asociaciones y en Meco en la asociación de vecinos Nuestro Pueblo, en la actualidad tengo el cargo de Secretario General de Podemos en Meco y Concejal de SEPUME en el municipio ( un partido instrumental de Podemos para las municipales)

Canichu, el espía del bar dijo...

Muchas gracias por aportar estos datos biográficos. Vienen bien para completar un poco la Historia local. Espero que todo vaya bien desde el nuevo proyecto político donde estás. Es un proyecto que aúna muchas ilusiones a todos.

Juan Arriola dijo...

Gracias por tu antención