lunes, junio 24, 2013

NOTICIA 1219ª DESDE EL BAR: LOS MEJORES DE CUATRO MIL

"Pasasteis la selección de entre cuatro mil personas que se presentaron a las becas FormArte, sois los mejores preparados de los estudios de Letras de este país en estos momentos. (...) Vuestra elección es atrevida y valiente en estos tiempos que corren. (...) Hemos invertido un millón cien mil euros en vosotros este año. (...) Esperamos mucho de vosotros. Tenéis que dar a la sociedad lo que os hemos dado, aunque vosotros ya habéis dado mucho a las instituciones por las que habéis pasado. (...) Termináis vuestra labor, y ojalá encontréis un hueco en vuestra trayectoria cultural. No os voy a engañar, ninguno ganará mucho dinero con este camino que habéis elegido, muchas veces incluso serán mayores los esfuerzos que los beneficios materiales, incluso perderéis a veces materialmente, pero lo que ganaréis y haréis ganar a la sociedad con vuestra labor tiene y tendrá un valor incalculable y valioso. (...) No seréis los nombres reconocidos y famosos de la Cultura, pero sin vuestro trabajo generoso y oculto no podría avanzar ni desarrollarse la Cultura. (...)"

(Hoy, 24 de Junio de 2013, Salón de Actos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, fragmentos [citados de memoria] del discurso de uno de los directores de archivos y museos que presidió la mesa donde, tras nueve meses, nos dieron nuestros certificados como becarios FormArte.) 

Somos restauradores, bibliotecónomistas, museólogos, gestores culturales, documentalistas y, como yo, archiveros. La elite de las nuevas generaciones de Letras de este país, según dijo. Ciento treinta y dos personas que no podremos renovar la beca por segundo año en este 2013 porque el Ministerio decidió que no se renovarían las becas, dejándolo como posibilidad aplazada a enero o febrero de 2014, en condiciones económicas aún más bajas, menos duración temporal y menos personas que puedan acceder a ellas. "Los mejores de cuatro mil" son dejados ir. No sabemos si en ese 2014 tendremos ya trabajo, el mismo al que no podemos acceder porque el Estado no lo oferta y las empresas privadas necesitan grabadores de datos en general y no tanto gente altamente preparada; ni sabemos si podremos o no podremos renovar el segundo y definitivo año de beca FormArte, la cual hasta el momento ha sido gozada en condiciones de renovación por las generaciones que nos precedieron. La "elite cultural" de Letras, "los mejores de cuatro mil" (dijo literalmente), recogimos nuestro certificado cuya impresión era deficitaria por mal maquetada, formas y colores borrosos, con un escudo nacional apaisado, pixelada informáticamente mal, muy notoriamente, y muy contentos, entre la fiesta y el comentario a voz baja sobre el desempleo amenazador, salimos del Ministerio, donde también habían recortado el presupuesto de un mero convite aunque fuera de un sólo vaso de vino, como ciertas ceremonias requieren. Eso es excusable, aunque hubiera gustado. "Los mejores de cuatro mil personas que se atrevieron a presentarse", recibiendo ya de modo informal el pésame de algunos de esos directores de archivos y museos por lo que nos espera a partir de ahora, iremos tras el viernes a la situación de la que veníamos, que es la misma que la de millones de personas sin ingresos. "Los mejores de cuatro mil", aún con todo, "la elite de las Letras" de España, en estos momentos, bien felices y contentos con lo que hemos hecho, y sabiéndonos muy válidos a pesar de que no se nos valore, nos fuimos a un bar de Madrid a celebrar nuestros títulos con una cerveza, y todas las historias conjuntas de estos nueve meses. Nos acompañaron al menos dos jefes de departamento del archivo donde yo estoy, bien contentos de acompañarnos. 

Y así estamos, con esta semana para ir cerrando expedientes, en mi caso (para no dejar nada suelto): cotejos; y también esta semana final para que cada uno de nuestros centros preparen, si lo desean, una despedida más familiar. Más familiar ya no sólo por nueve meses de trabajo juntos, sino porque ellos mismos, todos los centros, saben de la importancia de nuestra labor entre ellos en este año donde les han recortado presupuestos, personal en algún caso, y recursos. La Biblioteca Nacional de España, el Museo del Prado, el Museo de Artes Contemporáneas Reina Sofía, el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales, el propio Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el Archivo General de la Administración, el Archivo Histórico Nacional, el Centro de Información Documental de Archivos, el Instituto Nacional de Estadística, y tantos otros lugares, son lugares donde algo hemos hecho.

Por hoy vale de estas reflexiones. Más adelante en la semana, quizá otras en torno. 

Saludos y que la cerveza os acompañe.

4 comentarios:

Carmen dijo...

"sin vuestro trabajo generoso y oculto no podría avanzar ni desarrollarse la Cultura" y como queremos cargarnos la cultura, para qué invertir en vosotros.

Ese es el resumen, me temo... v_v

Canichu, el espía del bar dijo...

Vivimos en la concepción cultural de un Ministro que previamente era tetuliano de televisión.

Anónimo dijo...

Hola, soy una compañera tuya de las becas FormArte, también de archivística, y te quiero dar la enhorabuena por lo que has escrito sobre nuestro estado profesional y anímico. Pienso igual que tú.
Un saludo

Canichu, el espía del bar dijo...

A ver si hay algo que nos dé trabajo. Aunque el recorte presupuestario en archivos, otra vez, en 2014, no augura nada bueno... Confiemos. Gracias por leer y escribir.