miércoles, diciembre 02, 2009

NOTICIA 712ª DESDE EL BAR: REFLEXIONES DEL INICIO DE OTRA ETAPA (1)

En dos entregas.
¿Alguien se acuerda de esta entrada o de esta otra? Pues ya llevo unos días trabajando y la presentación de este trabajo (sí, tuvimos presentación) fue a cargo de la misma persona que hizo nulo favor a la política de los programas de conciliación entre vida laboral y vida familiar (privada). Y no, no se quedó tampoco a la zaga esta vez. La parte más memorable de su discurso en este caso fue cuando, tras hacer un repaso personal a cómo funcionaban las cosas en España hace unas cuantas décadas y cómo lo hacen ahora, su discurso se dirigió en esa parte, a afirmar categóricamente que las Comunidades Autónomas absorben funciones que se solapan con las del Estado, cosa que no ocurría cuando España funcionaba con regiones, provincias y un gobierno central. Su frase, literal, resumen al final de esa reflexión fue: “para mí lo mejor es que quiten las Comunidades Autónomas”, a continuación recordó que estas se crearon en 1978 e hizo un chiste sobre que la nueva Ley de Economía Sostenible (creada el viernes 27 de noviembre de este año 2009) vuelva al estado administrativo anterior a 1978 para que no se vaya dinero en administraciones autonómicas… Pongamos las fechas y su discurso en orden para que entienda de qué hablaba esta mujer aquella persona al que esto le suene a chino. En 1978 se creó la actual Constitución monárquico parlamentaria que nos garantiza un sistema democrático dentro de ella. Un capítulo importante de la Constitución, donde se garantiza las libertades de todos los españoles, es el dedicado a la reorganización del Estado en Comunidades Autónomas y su administración, eliminando el sistema político central que trataba a España en provincias gobernadas desde Madrid por la dictadura de Franco. Anteriormente a la dictadura, durante la II República, esto no se daba, puesto que el gobierno central había repartido su gobierno en un modo similar al de las Comunidades Autónomas actuales. El rey Juan Carlos I y sus políticos de entonces comprendieron que este era el mejor sistema para la convivencia de todos los españoles en igualdad de derechos, por eso lo adaptaron a la Constitución de 1978 eliminando el centralismo de la dictadura basado en provincias. Que esta persona haga esta afirmación, y más trabajando para una Universidad dentro de un proyecto financiado por el gobierno español y la Unión Europea, me parece grave. Puede pensarlo, puede creer en ello, para eso estamos en democracia, pero decirlo ante un auditorio de gente que tiene que escucharla sí o sí, dado su reciente puesto de trabajo (vamos, que hay que conservarlo y sólo era el primer día como para que te fichen por contrariar a la jefa), y teniendo en cuenta que su presupuesto viene de donde viene… pues es realmente una metedura de pata muy lamentable... y una declaración desacertada, al menos en el contexto donde se hizo, porque creer puede creer lo que quiera, que para eso estamos en democracia, insisto, pero hay cosas que tienen su foro, y las declaraciones anticonstitucionales no me parece que tengan su foro en la presentación del primer día de trabajo de un taller de empleo que precisamente está financiado gracias al orden constitucional de 1978. No olvidemos tampoco que los fondos europeos se dan al proyecto gracias a que es interregional, no centralizado. Sea como sea, produjo su comentario como una reflexión anecdótica, en reflexión seria, pero sin profundizar en ella, como mera anécdota, no debe trascender mucho más allá, entiendo yo, del mismo modo que entiendo que no fue acertado hacerla en voz alta en ese auditorio. Así que nadie objetó nada, al menos en voz alta.

Otras intervenciones estelares de esta persona han sido afirmar que la Edad Antigua comenzó con el nacimiento de JesuCristo, contradiciendo a toda la historiografía que la cuenta a partir de la aparición de la escritura unos 4.000 - 5.000 años antes de Jesucristo. O bien la intervención donde mencionaba las invasiones germanas que acabaron con el Imperio Romano de Occidente en el siglo V después de Cristo con el nombre de “invasiones de los pueblos del Norte”, aclarando que las llama así porque el término “bárbaro” (“invasiones bárbaras” es el nombre historiográfico más usado) llama a confusiones, pero acto seguido sitúa el origen de la Edad Media en la península Ibérica en el siglo VIII con “las invasiones bárbaras, que son la de los musulmanes” (palabras literalmente suyas). Teniendo en cuenta que el Islam en la Alta Edad Media era la civilización más culta y desarrollada del momento y que Al-Andalus por ello fue el Estado más avanzado de aquellos siglos, me pregunto a mí mismo a qué se referirá con llamar bárbaros a los musulmanes, porque si es en sentido “extranjero” del latín original entonces tan bárbaros ellos como los germanos, si es en otros sentidos que todos conocemos… pues llamarle bárbaros a los más cultos de la época, o querer asignar violencia inusitada más allá que la de los germanos… No han sido, a mi juicio, unas intervenciones muy afortunadas. Tampoco lo han sido los lapsus de otra comunicadora, pero estos han sido lapsus claramente, del tipo como situar a Felipe II en el siglo XVIII y no en el XVI. Un error tan básico en un foro donde la Historia está presente en todo momento es claramente un lapsus, o eso espero. Una tercera comunicadora lo ha hecho perfecto, tanto que espero que pronto sus antecesoras se pongan a su altura comunicativa.

Por lo demás me parece curioso que al leérsenos las normas del taller de empleo se descubra que el Servicio Público de Empleo Estatal, del Ministerio de Trabajo e Inmigración, insista en que no se nos puede exigir productividad ya que no es un trabajo, si no un taller de empleo con prácticas pagadas, aunque cotice como trabajo, y porque quien contrata no es una empresa sino el propio Servicio Público de Empleo Estatal junto a la Universidad de Alcalá de Henares. En este sentido, las normativas al respecto del Fondo Social de Empleo de la Unión Europea dicen exactamente lo mismo. Lo curioso no es esto, que es bastante lógico, lo curioso es que la Universidad de Alcalá de Henares a través de la voz de esta mujer que presentaba insiste literalmente en que no se trata de un curso, sino de un empleo. Yo tengo claro que se trata de un empleo en cuanto me lo describieron, igual que tengo claro que es un empleo en la práctica y un curso profesional en la teoría. Que buscaban licenciados y en lugar de pagarnos el rango de licenciados se crea este taller de empleo para no contratarnos como tales, aunque sea requisito para ser admitido, y nos contraten con rango de alumno de taller de empleo. O sea que de 1.500 euros para arriba se rebaja el sueldo al sueldo mínimo que requiere esta contratación de alumno-trabajador de taller de empleo. Queda bien claro sin embargo que en realidad se busca trabajadores baratos cuando en la presentación se dice que se ha reducido al mínimo las horas de teoría sobre archivística a petición de los archivos estatales, los cuales pidieron que los alumnos-trabajadores estuvieran más tiempo en sus edificios respecto al año pasado ya que “se les quedaba el trabajo a medias”… Del mismo modo se intuye porque la UAH creó este taller cuando te describen los archivos públicos para los que uno trabajará, entre ellos está el de la propia UAH. Este es un archivo peculiar.
Cuando la Universidad de Alcalá de Henares (Complutense en origen) fue trasladada a Madrid capital en 1836 también se llevaron los archivos. Como la refundación de la Universidad de Alcalá de Henares no supuso la vuelta de la legítima Universidad Complutense, sino una universidad nueva en los edificios del siglo XVI de la Complutense en Alcalá de Henares, con el nombre de Universidad de Alcalá de Henares, en 1977-1978, los archivos históricos se los quedó la Complutense ubicada en Madrid capital. Desde entonces hay un contencioso en cuanto a ese pasado documental y al nombre que debería tener nuestra Universidad de Alcalá (UAH). Tras 30 años la cuestión está en tablas con visos de ganar la Complutense la cual reclama para sí el nombre, y se lo queda, y los fondos documentales históricos. La UAH a cambio se queda con la Historia propia hasta ese 1836 y tras ese 1977-1978, así como puede recuperar microfilmados o reproducidos de otro modo los fondos del archivo Histórico que le era propio pero que se quedó la Complutense (el litigio sobre la propiedad de esos fondos continúa hoy día). Pero esos fondos no sólo están en la Complutense, hasta el Archivo General de Indias, en Sevilla, tiene parte de ellos. La presentadora de este taller de empleo insistió y se explayó en lo necesarios y valiosos que seremos ayudando a copiar estos documentos para ir completando en Alcalá ese fondo arrebatado. En otras palabras, un trabajo necesario que para obtenerlo se recurre a este taller de empleo de alumnos-trabajadores, más baratos que los trabajadores, a secas, licenciados. Según la UAH, España cuenta con pocos archiveros especializados.
No obstante sí que es cierto que la formación en archivística es necesaria, y esa baza es una baza importante en este taller, donde, a pesar de todo lo dicho, la práctica da más conocimientos que la teoría, aunque esta no se debe desatender ni conocer a la ligera. Es por ello que, aún con todo, y sabiendo de ciertos sacrificios personales que todos los alumnos trabajadores haremos durante este año, me presento con relativa ilusión de que esta experiencia laboral me sirva para forjarme un futuro.

3 comentarios:

SBS dijo...

sabes ya a que archivo te van a mandar? al de la uah?? mucha suerte :)

canichu dijo...

No tengo ni idea de a cuál me van a mandar. Saludos.

SBS dijo...

Bueno ya nos iras contando tu experiencia :)