jueves, octubre 29, 2009

NOTICIA 695ª DESDE EL BAR: TRAGANDO SAPOS

La imagen viene de una entrevista a un profesor de Historia de la Universidad de Barcelona. De aquí.

Qué rabia que da... y que hay que contener. Acabo de realizar una "entrevista de trabajo" convocada por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con el Instituto Nacional de Empleo (INEM, en su sección actual de Servicio Regional de Empleo, SERE). La entrevista fue en el Palacio de Laredo (Museo Cisneriano de la UAH) de Alcalá de Henares. La carta me llegó hace una semana, el año pasado ya me habían citado para lo mismo antes de ser contratado en aquel trabajo de Medio Ambiente que tuve. Y digo que da rabia que hay que contener por lo siguiente que voy a contar.

En torno a 100 -200 convocados para 13 plazas de un taller de empleo, que ni siquiera es un empleo tal cual. Aquello parecía, igual que el año pasado, una reunión anual de antiguos alumnos de Historia de la UAH, una vez más vi a caras de mi propia promoción, que acabó en 2004. Sólo por eso el gobierno ya debería pensar un poco que algo está pasando con el empleo en las carreras de Letras. Y digo bien, el gobierno, ya que el INEM es del gobierno y la UAH, en su oferta, implicaba a otros organismos colaboradores como Archivos Históricos públicos de la Comunidad de Madrid y de la provincia de Guadalajara, así como a personas conferenciantes del mismo Ministerio de Cultura. La cosa es que ofrecían un año de taller de empleo para restaurar y gestionar archivos históricos. A cambio ofrecen el sueldo mínimo sin pagar prestaciones, aunque, a diferencia de las dudas que tenían el año pasado, esta vez si cotizarían los elegidos en la Seguridad Social. En otras palabras, queremos licenciados para que trabajen durante un año con un sueldo mínimo, por eso crearemos un taller de empleo... ¡ZAS, en toda la boca! Y eso lo rubrican instituciones públicas. Haga usted cinco años de carrera universitaria, si aprueba todo a la primera, como fue mi caso, para no encontrar trabajo de lo suyo y así poder nosotros darle un pseudotrabajo para poder pagarle el sueldo mínimo, que si no me equivoco ahora mismo está en torno a 600 - 700 euros... a los que quitar la cotización de la Seguridad Social, claro.

Aún más, para venderlo mejor, nos dicen que se aprende mucho en este taller de empleo, porque se restauran documentos de hace siglos, porque se trabaja más que se teoriza, porque se crean bases de datos de los documentos de los archivos... que los directores de los archivos y los de la UAH están encantados porque les falta personal para realizar estas tareas y para ellos somos gente que aprende y a la vez es "mano de obra barata", dicho tal cual por la mujer que nos recibió. Nos ha jodido madre, que digo sarcásticamente, ¿pues no le va a encantar a cualquier empleador que le saquen adelante el trabajo de lo que quiera que sea que gestiona a cambio de pagar lo mínimo, ya que además no contratas a nivel licenciado, que es lo que "contratas", si no que contratas a "alumnos en prácticas de taller de empleo"? Hace dos días un amigo me decía: "este país es de cachondeo", y es cierto, en muchas cosas este país parece una broma. Hace un siglo aproximadamente el escritor Valle-Inclán también lo decía, España es la deformación humorística de Europa.

La cosa no acaba ahí, lo siguiente no me atañe tanto a mí más que como ciudadano que ve las cosas, pues en realidad le atañe más al sector femenino el cual, hay que reconocerlo, es el que aún mayoritariamente se hace cargo de los hijos y del hogar en España. Nos dicen que el taller de empleo es entre la Comunidad de Madrid y Guadalajara, por lo que unos meses será en una provincia y otros meses en otra... Y aún nos dicen que incluso un día habrá que ir al archivo de Simancas a una conferencia, si la memoria no me falla Simancas está en Valladolid. Y dice la mujer que nos habla, literalmente (que me lo he anotado y todo para citarla correctamente): "las personas se deben adaptar al trabajo, no el trabajo a las personas", y lo repitió tres veces literalmente y otras tantas con otras palabras con mensajes igual o más duros. Si había retrasos o ausencias de un día por llevar a niños al colegio o al médico, dicho por esta mujer no por mí, se podía expulsar del taller de empleo a la persona que lo hiciera, por no cumplir los horarios y no justifiarlo debidamente, justificarlo debidamente es ausentarse con parte médico de algo que le pase a uno mismo, no a su hijo o hija, ya que: "las personas se deben adaptar al trabajo, no el trabajo a las personas". Esto dicho así, y si realmente lo cumplen así, y teniendo en cuenta que lo ofrecen organismos públicos que son los que hacen campañas para que las empresas privadas concilien vida laboral con vida personal de sus trabajadores, es una auténtica hipocresía. Al final de la conferencia alguien les pregunta qué parámetros de selección seguirán y aluden en la respuesta a que por ser entidades públicas seguirán las de prioridad de colectivos de personas, esto es: madres con varios hijos, personas mayores de 40 años, minusválidos, víctimas del terrorismo, parados de larga duración... y luego el resto según méritos o interés que demuestren en una entrevista personal. Pero claro, esto es lo que les obliga su propia norma, porque dicho esto tras haber repetido insistentemente lo de que no se tolerarán retrasos ni ausencias por asuntos familiares no pudo provocar menos que cuando dieron los papeles para rellenar a los interesados varias mujeres se levantaran y se fueran, una cercana a mí incluso murmuró algo malsonante antes de levantarse para irse. Y es que es eso, que este país es una broma, una deformación humorística de Europa... Que no en vano uno de nuestros refranes es "a Dios rogando y con el mazo dando", o bien "hecha la ley, hecha la trampa".

Así que da rabia estas condiciones, pero también es un trabajo... y un trabajo relacionado de alguna manera con la licencitura que tenemos. Un trabajo que, por otra parte, nos dicen que en los dos años anteriores ha dado trabajo tras su finalización al 60% de sus alumnos-empleados, la mayor parte en la propia UAH... aunque con contratos no renovables de seis meses... Y uno quiere trabajar, y si tiene que ver con lo que uno ha estudiado, y además por vocación, pues nos vale. Y por ello, con rabia contenida y silenciada rellenamos nuestras hojas con las mejores palabras y con la esperanza de ser seleccionados y, al salir, comentamos estas jugadas. A fin de cuentas, todos queremos tener un futuro, aunque sea tragando sapos en un principio.
Que la cerveza os acompañe.

11 comentarios:

canichu dijo...

Por cierto, en la parte del texto que digo que no me atañe a mí más que como ciudadano que ve las cosas, es porque ni tengo pareja ni hijos.

kökö dijo...

Gracias por la aclaración... XD
En fin, ya sabes que hay que tragar... pero a veces es insultante que alguien te suelte eso de "adaptarse al trabajo..." (trabajo de mierrrda!!) y encima, nadie se atreva a decir nada. ;)

canichu dijo...

Pues así es, lo comparto contigo, y es que el desempleo achucha. Gracias por la visita.

eva dijo...

Me parece una pasada.

pcbcarp dijo...

Curioso como la administración pública se desliza por la senda de la explotación laboral. Sólo un pequeño detalle: el INEM no depende del Estado, sino de... ¡Sacto! La comunidad de Madrid (en nuestro caso)

canichu dijo...

Sí, por eso ahora el INEM es el SERE.

Saludos a ambos.

Bayadère dijo...

Jo, pues a ver si tienes suerte (si entendemos "suerte" como "conseguir dicho trabajo de escasa remuneración, pero trabajo al fin y al cabo").
Yo también he comentado alguna vez que estamos en el país de la charanga y la pandereta, y me ha encantado la cita de Valle-Inclán, que no la conocía. Cada vez dan más ganas de salir corriendo...

Eriwen dijo...

Pues sí hijo mío esto es una mierda y por ahora lo va a seguir siendo.

Supongo que por algún lado reventaremos

el_situacionista dijo...

¡Viva el neoliberalismo! ¡Viva el capital! ¡Viva el pensamiento único! ¡Viva el líder del PC sacando citas de Marx -falsas- por internet! Aquí las cosas están así y nadie las va a cambiar ¿vale? ¡Qué tengo en la calle a 100 tíos que se mueren por hacer este trabajo por la mitad de lo que te robo a ti! ¡Pringao! ¡Qué eres un pringao!

Dicho esto, yo les quemaba el chiringuito. Con documentos y grandes investigadores dentro.

Naturalmente, esto último es una broma. Que luego la cosa se anima y me castigan por instigador.

canichu dijo...

BAYADERE: A ver si es verdad. Un beso, guapa.

ERIWEN: Si reventar ya hemos reventado desde hace más de un año, sólo que no aprendemos nada y seguimos empeorándonos. Abracete.

EL SITUACIONISTA: Pues sí, creo que así piensa más de uno de los que pueden ofertar puestos de trabajo... Qué animado que me vienes hoy, situacionista, venga una cerveza para ti.

Carlos dijo...

Es triste, mu triste... Un saludo y me alegro de haber encontrado tu blog.