viernes, diciembre 18, 2009

NOTICIA 716ª DESDE EL BAR: Y LORCA NO ESTABA EN SU TUMBA

Y Lorca no estaba en su tumba... ni él ni los otros. Y es que había una serie de historiadores y rumores que decían y dicen que durante la dictadura la familia de Lorca los sacó de su fosa y los metieron en una tumba digna en secreto. Ahora los periódicos dicen que se barajan dos posibilidades, que los enterrasen en otra fosa al fusilarles, o que alguien los movió (sin querer citar estas viejas teorías y rumores acerca de lo que tal vez hizo la familia Lorca porque sí). Podría explicar, la segunda posibilidad, el porqué la familia Lorca era renuente a abrir la fosa... habrían incurrido en unas cuantas cosas ilegales en su día... Y si fuera la posibilidad de que los metieron en otra fosa... todo un pueblo equivocado... y también el que lideró el pelotón de fusilamiento cuando lo confesó en los años posteriores a la Transición... ¿Tan mala memoria debía tener este hombre para dar tanto detalle y equivocarse sólo del lugar? No sé, no sé. Para Ian Gibson, el historiador que ha dedicado casi toda su vida a Lorca ha debido ser todo un jarro de agua fría. A mí en este caso me cuadra más lo conspiranoico antes que cualquier otra razón, en otras palabras, la familia, en su día, lo movió a él y a los otros, inspirados por el querer darles sepulturas dignas en secreto, tal vez, durante la dictadura, pero podría equivocarme. ¿Cómo lo lograron? parte oscura. Tal vez Lorca ya nunca se encuentre. La familia no quiere que se comparen ADN's para localizarle. Si abrieran otra fosa en Granada y lo encontraran por casualidad no lo sabrían, no tienen ADN con qué saberlo. Así que lo de negar el ADN y la tumba vacía me suena a que aquellos historiadores y rumores de historias de fosas abiertas eran reales. Pero tampoco tiene tanta importancia si fuera así, de cara a la Historia en sí, sólo sería el colofón a una biografía histórica; sólo perjudicaría, en todo caso, a las familias de los acompañantes de fusilamiento, al no poder enterrarlos como ellos deseen... Pero lo mío es especulación, y podría estar totalmente equivocada, tal vez Lorca y los demás estén realmente en otra fosa anónima de ejecutados, o tal vez se llevaron el cadáver a algún lugar determinado dada su relevancia como poeta que no sólo era famoso en su época sino que contribuyó a cambiar el rumbo de la literatura del siglo XX, o tal vez Lorca vivió más años, oculto, sin cuerpo del crimen no hay crimen, ya se sabe. Y es que en Historia no hay nada cerrado, siempre lo he dicho, ni siquiera que el ser humano venga de África, la cual es una teoría que se enfrenta a otras teorías que no dicen eso a pesar de que la corriente mayoritaria sea la primera. Hasta La Tierra era plana hasta hace quinientos años que alguien la circunnavegó, el señor Elcano. Sirva pues este asunto para defender esa idea, la Historia es algo vivo, nunca algo cerrado, nunca algo sentenciado. No sabemos dónde está Lorca y sus compañeros de muerte, ni porqué no estaban en el lugar de la fosa señalada, y tal vez nunca lo sepamos. Sólo sabemos que ni Lorca, ni el maestro, ni los dos toreros banderilleros estaban en su tumba de infortunio. La Historia es algo vivo, latente, nunca algo muerto, cerrado e inamovible. Y de la guerra civil y su postguerra aún quedan muchas cosas por decir que incluso, con pruebas materiales en la mano, contradecirán a lo que los ancianos nos han contado.
Que la cerveza os acompañe.

4 comentarios:

canichu dijo...

Pues noticias más recientes, en otras palabras: noticias de periodistas que se han leído más contenidos del ionforme al que han tenido acceso sobre la excavación de la fosa, dicen que en esa tierra nunca se enterró a nadie. Tengo ciertas dudas acerca de la fiabilidad de estas mediciones, pero ante ello, le daremos un voto de confianza de que así fue.

Bardamu dijo...

Puede que esté con Elvis

el_situacionista dijo...

Todo el mundo sabe que Lorca le escribía los discrusos políticos a Jesús Gil y que ahora está con él y con Michael Jackson en una finca de Felipe González en Venezuela.

¡Cachis! Lo malo es que ahora saldrán 10.000 novelas para la feria del libro que narren cómo alguien se llevó el cuerpo de Lorca para allá o para acullá. Ya verás, ya.

canichu dijo...

Pues leía el otro día que hay otro historiador español que tenía teorías contrarias a las de Ian Gibson acerca del lugar de fusilamiento y enterramiento, sólo que dada la fama y autoría del británico, dedicado toda su vida a Lorca, habían pasado como teoría anecdótica que, ahora, toma un carácter de probable teoría cierta. Mientras Gibson se basó sobre todo en el testimonio oral del que se supone había enterrado los cadáveres, el cual repitió su versión en los 1950' y en los 1960', el español, y lamento no saber s nombre, indica otro lugar que era donde se produjeron los fusilamientos en la mayor parte de los casos en Granada, así como las fosas comunes que aparecen señaladas por estos mismos militares, siempre le pareció que las anomalías en el caso Lorca no podían ser ciertas, por ello indicaba esos lugares. Habría que investigarlo. Un saludo y que la cerveza os acompañe.