miércoles, julio 25, 2007

NOTICIA 304ª DESDE EL BAR: CASI LO MATO

Casi lo mato, literalmente. Iba del trabajo a mi casa por una calle céntrica de la ciudad, sobre la que caía el sol veraniego de mediodía como para derretir los sesos a cualquiera, cuando casi piso un polluelo de jilguero muerto en el suelo. Sólo que tras esquivar el pequeño cuerpo resultó que el polluelo no estaba muerto. Aunque ciertamente lo que si estaba era tuerto, y esto no es un mal chiste, es que lo está. No sé si se cayó del nido o si lo tiraron sus padres. A todo esto el nido estaba en el techo de un piso de dos plantas, al borde, y obviamente no podía devolverlo. Asíque atravesé media ciudad con él en la palma de mi mano y me lo llevé a casa. Total, a la gata no le importaría un pájaro más tras compartir espacio con mi canario Dylan. Le metí en una jaula vieja que espero dejar con la puerta abierta para que el jilguero decida si prefiere acostumbrarse a la comida dada o irse volando buscando otros jilgueros cuando sea algo más mayor. Toda la tarde se la ha pasado temblando. Casi no comió ni bebió, pero ahora está más animado... más que nada porque ahora llora... Esta piando desconsolado, quizá llama a sus padres, pero estos ya no le atenderán nunca más. Si sobrevive le habré salvado, si no lo habré intentado. Pero en serio, casi lo mato.

Bueno, no he escrito hoy un post interesante, y dado que mañana es mi día libre y tengo yo el dinero íntegro del primer premio del equipo de trivial al que pertenezco, y el resto del equipo se encuentra de vacaciones, no creo que lo vaya a continuar más allá... Me iré al bar irlandés Whelans, a beber cerveza negra. A ver si conozco a alguien con quien compartirla y reírme o contar historias. Supongo que quería contar lo del jilguero, aunque no sea una gran historia. A ver si sobrevive... Esa raza de pájaro es muy fácil que mueran cuando se ven en jaulas... Pero es que es tan pequeño que no se vale por si mismo, ni vuela, ni apenas anda... ¿Cómo cuidarlo y dónde si no? Sobre todo teniendo una gata en casa. Creo que me voy a ir a asegurarme que se encuentra bien y después a prepararme para asaltar el Whelans... Noches de Álcalá de Henares en verano... son como jilgueros fuera del nido.

8 comentarios:

Andrés David dijo...

Si es un texto interesante. Así muera, el jilguero habrá recibido un poco de ayuda en un universo al que no le importa. Os felicito.

Cerveza irlandesa con una buena compañía, que bueno eso. Brindo de lejos contigo por todo. Un abrazo.

Y desde este invierno austral pienso: sol veraniego, ¿qué es eso?

Raquel dijo...

No estoy de acuerdo, sí es una buena historia. Pueden sobrevivir en la jaula, por aquí son mascotas al igual que los canarios.

Liliana dijo...

Espero que sobreviva, Canichu. Yo hubiera hecho exactamente lo mismo, me lo hubiera llevado a mi casa y lo estaría cuidando para que sobreviva. Ya no tendrá a sus papás, pero sí un compañero en Dylan y algo por qué estresarse, con Reina.
Espero que viva. Salud!

tortlon dijo...

Viva Pollichu!!!y sobre todo su salvador, claro!!!

canichu dijo...

Pues Pollichu ha muerto. Murió ayer al anochecer. Comer llegaba a comer un poco de lechuga... pero no bebía agua y buscaba refugió en un comedero vacío como si fuera su nido. Asíque cuando le vi al llegar a casa por la noche estaba caído en la jaula y muy débil. Quise darle agua y le di unas gotas cayendo de uno mde mis dedos, no sé si murió de forma natural o se ahogó... pero el pobre polluelo ha muerto. Me dio cierta lástima, pero era muy pequeño para sobrevivir sin la ayuda de sus padres. Una pena.

Liliana dijo...

Qué triste!

Raquel dijo...

Pues sí, tal vez era demasiado pequeño

Alnitak dijo...

A mi me entristecen mucho estas muertes prematuras, siempre lo han hecho, pero bueno, siempre me entero de las cosas tarde, y ahora como ya se ha muerto me da pena leer su historia. Quizás si hubiese sido al revés me habría alegrado de que lo recogieras...
Definitivamente soy un desastre...siempre con retraso...