domingo, octubre 11, 2015

NOTICIA 1530ª DESDE EL BAR: BLUES Y COUNTRY

En los años 1950 se compusieron numerosas canciones preciosas que luego pasaron al rock and roll y sus derivados, aunque venían del blues o del country, del western y del folk, o de otros estilos. Dinah Washington decidió cantar y reinterpretar a Bessie Smith en su blues. Mientras, Hank Williams arrasaba entre los ambientes folk, western and country. Hoy quería compartir con vosotros dos canciones de puro dolor amoroso. Las dos son canciones despechadas, o canciones tal vez dolidas por un abandono cuando ellos aún amaban a la persona que les amaba. Quizá con Williams emocionalmente me hace sentir más cercano a mí en sus dos primeros párrafos de diez versos. Su canción podría suscribirla mucha gente, pero no empatizo con la segunda parte, o mejor expresado, no me reconozco aunque otros lo hagan. Pero la primera parte me es muy cercana. Su forma de cantar transmite cierta tristeza. En cuanto a Dinah Washington sólo decir que sabe poner el énfasis adecuado, hasta hacernos estremecer, con una letra profundamente dolida de la gran, pero desafortunada a lo largo de su vida, Bessie Smith. 

Hay cosas que siempre son del hoy, son cosas humanas. Saludos y que la cerveza os acompañe. Disfrutad de las canciones. Merecen la pena en esta tarde de otoño de un 11 de octubre.





DESPUÉS DE QUE TE HAYAS IDO

Ahora escucha, cariño, mientras te digo:
¿cómo puedes concentrarte al decirme que te marchas lejos?
No digas que nos debemos separar.
No rompas de dolor mi corazón
sabes que me amaste de verdad durante muchos años.
Te amé noche y día,
¿es que no ves mis lágrimas?
¿Cómo puedes dejarme?
Escucha mientras digo,
después de que te hayas ido,
y me dejes llorando,
después de que te hayas ido,
no hay negación,
te sentirás melancólico, te sentirás triste,
echarás de menos a la amiga más querida que
alguna vez tuviste,
llegará un momento, no lo olvides,
llegará un momento en el que te arrepentirás.
Algún día...
cuando madures solo,
tu corazón se romperá como el mío,
y me querrás sólo a mí,
después de que te hayas ido,
después de que te hayas ido lejos...
después de que me vaya,
después de que rompamos,
después de que me haya ido,
querrás arreglarlo,
te sentirás melancólico, te sentirás triste,
echarás de menos a la mejor chica
que alguna vez tuviste.
Llegará un momento,
no lo olvides,
llegará un momento,
en el que te arrepentirás.
Algún día,
cuando madures solo,
tu corazón se romperá como el mío,
y me querrás sólo a mí,
después de que te hayas ido,
después de que te hayas ido lejos,
cariño,
después de que te hayas ido,
después de que te hayas ido lejos.

(Dinah Washington, 1958, del álbum: Dinah Washington sings Bessie Smith).




TÚ GANAS DE NUEVO

La noticia está por toda la ciudad,
que te han visto corriendo por ahí,
supongo que te tendré que dejar ir,
pero luego no podré volver,
tú ganas de nuevo.

Este corazón mío nunca pudo decir
lo que todo el mundo sabía, que eras mía.
Confiando en que era mi gran pecado,
¿qué puedo hacer?
Tú ganas de nuevo.

Lo siento por tu víctima de ahora,
porque pronto su cabeza, como la mía, le dará vueltas.
Él te va a dar su corazón,
pero todo va a ser en vano
y algunos dirán que tú ganas de nuevo.

Tú no tienes corazón,
no tienes vergüenza,
tú tomas el amor verdadero
y luego devuelves culpa,
supongo que no debería quejarme,
todavía te amo,
tú ganas de nuevo.

(Hank Williams, 1952, cara B del single "Settin' the woods on fire / You win again").