lunes, octubre 07, 2013

NOTICIA 1253ª DESDE EL BAR: PIEDRAS EN LOS PARQUES Y PINTURAS EN LAS CALLES



¿Creíais que lo del Jardín de las Palabras, que para los alcalaínos siempre será La Huerta de los Leones, no se podía superar en fastidiarla más en cuestión de parques en Alcalá de Henares? Pues, ¿os acordáis del jardín de la Universidad de Alcalá de Henares dentro del edificio histórico cisneriano, el que había entrando en la antigua sección de becas, en la puerta pequeña al lado de la iglesia de San Diego, de la universidad, en el lateral derecho? Tenía vegetación y una acequia alargada decorativa con nenúfares y chorros de agua... Pues ahora a un "experto", supongo que arquitecto, al rectorado, a Patrimonio y a quien tenga que intervenir, se les ocurrió que lo mejor era destruirlo y hacer esto de la imagen que os he fotografiado... y sin consultar a los alcalaínos ni a los universitarios. Alcalá de Henares o el misterioso caso de los parques de piedra...

 
 Y es que este mismo año ya habíamos tenido un gran disgusto en estos términos. Terminaban las obras del Parque de la Huerta de los Leones, que es el nombre que por mucho tiempo en la Historia de Alcalá se le conoció y se les ocurrió nombrarle Jardín de las Palabras, un nombre que no gusta nada en general. El Parque no estaba mal, como mucho necesitaba mayores cuidados y alguna restauración, pero al alcalde conservador y a la misma arquitecta que hizo el primer diseño del parque se les ocurrió hace ya un tributo a la piedra, que tampoco gusta. Esta foto no es mía es de Alcalá en Blog. Una pena, porque este parque, que era una huerta de la iglesia magistral, tiene mucha Historia, por ejemplo es el lugar donde la princesa de Éboli celebró su banquete de bodas, y su nombre real lo recibía de dos leones de piedra que había a su entrada, si no me equivoco perdidos en la guerra civil... ¿o tal vez en la independencia? En fin, que ahora es un homenaje al adoquín, y un disgusto al ciudadano alcalaíno que toda la vida lo conoció más acogedor en su aspecto y más natural.

 
Claro, que los parques de nueva construcción no se libran tampoco. En la calle Martín Iradier, al norte de la ciudad, cerca o en el barrio de la Esgaravita, no lo tengo claro, construyeron este otro parque donde los árboles ya no tienen ni lugar de arena a su alrededor. La foto es mía de esta primavera pasada.







 
La cosa viene de más lejos. En los años 1990 ya hubo un pequeño rechazo popular no atendido debidamente cuando se creó el Parque de los Sementales en un ejercicio de adoración por la piedra y la ausencia de Naturaleza y sombra de árboles. Esta fotografía es de No sé ni cómo te atreves. Este parque sigue reuniendo quejas en ese aspecto, pero al final la gente se ha acostumbrado a resignarse y valoran, al menos, la estatua a un caballo semental que hay en su interior, ya que el lugar era un antiguo espacio militar para la cría de caballos. 



¿A cuánto está el kilo de piedra? ¿A cuánto el precio de construir parques y jardines en contra del gusto general de los ciudadanos que los han de usar? No lo sé. Algún amigo me comentaba que no le extrañaría que algún día nos quiten el título de Parimonio de la Humanidad. Por estas y por otras muchas cosas. Y es verdad, es un título que no es permanente, la UNESCO lo puede retirar. Tenemos una ciudad antigua con mucha Historia y se usa para tirar lo antiguo y construir... en fin, en construir cuanta más piedra mejor, o al menos aparenta haber ese criterio. A mí personalmente lo que he visto con mis ojos en la Universidad no me ha gustada nada y menos, pero alguien se habrá quedado bien a gusto. Ya no se respeta los ciudadanos, ni a las ciudades, ni a la Historia... Creo que se tiene mucho aprecio a otras cosas muy diferentes. Y no digo que los arquitectos que hayan participado sean malos arquitectos, pero sí que tanto sus proyectos como quienes les han seleccionado y pagado los mismos, no han sido realmente sensibles con las personas, sus vidas diarias y con la ciudad y su cultura propia de siglos.


No sé quizá queda bien que se celebren certámenes de fotografías o de pinturas para que se plasme la ciudad como es, porque quizá sea eso que nos quede para el recuerdo. Este fin de semana el sindicato Comisiones Obreras ha celebrado el XI Certamen de Pintura Rápida al Aire Libre. Hice cincuenta y dos fotografías, pero aquí os dejo unas pocas seleccionadas de las que más me gustaron de esa serie de fotos. Ya sabéis, como siempre, las imágenes aumentan si se pincha sobre ellas.




 













































8 comentarios:

Canichu, el espía del bar dijo...

Comentario que me han dejado vía red social del aspecto del jardín remodelado de la Universidad: "parece un cementerio."

MGG dijo...

Bueno, respecto a lo de los jardines de piedra, si de lo que se trata es de utilizar este material, podrían hacerlo para poner rampas de accesibilidad para discapacitados por ejemplo, que hay zonas en las que hay que dar una vuelta a la manzana para encontrar un paso...

Canichu, el espía del bar dijo...

Pues sí.

Manuel Ariza Canales dijo...

En su día el David de Miguel Ángel también fue arte callejero. Interesante blog.
Saludos.

Canichu, el espía del bar dijo...

En principio el David de Miguel Ángel debía ser una escultura que soportara parte del peso de la catedral de Florencia, pero calculó mal sus dimensiones pétreas, por eso se quedó como escultura simplemente.

Gracias.

iralow dijo...

pétrea me quedo yo cuando veo estos atentados al patrimonio histórico y sobre todo al ciudadano....

un besote

Canichu, el espía del bar dijo...

Pues imagínate los que somos de por aquí. Un abrazo.

Canichu, el espía del bar dijo...

El mercado medieval nos cegó ante la tala de cinco a diez árboles en la plaza de palacio junto a estatua de Isabel II.

También han puesto un obelisco que han debido trasladar de otro lado y que no pinta nada. Los árboles talados eran muy viejos y emblemáticos, pero no se nota porque la gente estuvo más atenta a los actos del mercado. Sin embargo, una semana antes enseñé el lugar a familiares de una amiga y estaban buena parte de ellos. Quedan dos árboles de los antiguos, uno joven que plantaron el año pasado o hace tres, y otro que está plantado muy claramente hace poco. Esta semana el alcalde decía que quería ampliar el mercado a la plaza de mercado y me pregunto si esta tala tiene que ver con espacio para poner puestos futuros que renten alquiler al ayuntamiento, aunque desde ayuntamiento seguramente alegarán enfermedad (que sólo se dará en sus informes y ya es imposible comprobar su realidad) o entorpecimiento del paso de los ciudadanos (cosa que se anula ya que impera y prevalece la antigüedad del árbol y la política mediambiental). Han despejado la vista de la fachada del palacio arzobispal, cuyo suelo se ha "tapizado" de adoquines de piedra, y los tocones de los árboles cortados no se ven porque los han cubierto de cemento.