viernes, julio 16, 2010

NOTICIA 802ª DESDE EL BAR: PROTÉJAME ESOS DATOS

La Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre sobre protección de datos dice que son datos de protección todos aquellos datos concretos que hacen identificable a una persona. Pero como nos recuerda Félix Bahón en Cuarto y Mitad de Periodismo (de donde viene esta viñeta del viñetista Ricardo), fomentar el miedo sobre el control excesivo de tus datos no es el mejor camino para estar protegidos. Por ello la Coalicción Proacceso fomenta Nueve Principios para proteger nuestros datos y a la vez disfrutar de la libertad para conocer y saber.
A falta de conocer yo determinadas excepcionalidades en las leyes, o bien cláusulas normativas en determinadas instituciones, me pregunto si de acuerdo a esa ley y descripción de la protección de datos que da esa ley no se incumplirán las leyes cada vez que ponen, por ejemplo, las notas de las asignaturas universitarias en tablones de los pasillos de las facultades, o cada vez que nos graban con una videocámara en determinados sitios sin habernos informado claramente que se nos graba (o habernos consultado en el caso de que sea nuestro lugar de trabajo). Sí parece obvio que cada vez que alguien pone una fotografía nuestra o una referencia a nosotros en Internet, donde claramente se distinga que somos nosotros la persona de la que trata la foto o referencia escrita sin haber solicitado nuestro permiso, está incumpliendo la ley, aparte del derecho a la intimidad y a la propia imagen. Me pregunto en este sentido si la red social Facebook (a falta de leer al completo su contrato de aceptación de normas) cumple con la ley cada vez que al escribirle algún comentario a una amistad, al instante se publica para su lectura a todas las personas que remitente y remitido conocen. Aunque bien es cierto que una red social no es el lugar más indicado para la intimidad.
Como persona que lleva ya un tiempo trabajando en archivos (ya como investigador, ya como archivero) puedo asegurar que los archivos públicos, y muchos de los privados, dan total libertad al acceso de los datos, salvo aquellos que están acogidos a los principios legales obvios de seguridad nacional (por ejemplo no sería razonable que cualquier persona pueda ver los planos de una central nuclear), o los de intimidad (no es razonable que cualquier persona pueda ver tus datos personales de hace un año, por ejemplo, estando tú vivo). Pero a menudo el problema está en que los archivos están desbordados física y laboralmente, faltando partidas de dinero para acometer ampliaciones, reformas, mejoras, y personal (y la de personal que podría ser contratado, madre mía). Muchos documentos están por catalogar (hablamos de millones de documentos de todas las épocas) o de restaurar (otros tantos millones de documentos están a la espera de que se les quitén hongos, se arreglen sus roturas, se fijen sus tintas, se les limpie, se les refuerce, se les digitalice, se les escanee...). Otro problema es la incomprensión de las oficinas creadoras hacia el archivo intermedio, o también de este a los históricos, cuando transfieren sus documentos sin aplicar un mínimo protocolo decente de ordenación de los documentos antes de entregarlos, lo que frena al archivo para ponerlos a disposición del ciudadano a tiempo ya que debe realizar el trabajo que tenía que haberle venido hecho antes de la transferencia citada.
La libertad a tener derecho a la información es vital para una sociedad sana en democracia, pero también el derecho a la protección de determinados datos. ¿Sería razonable que, por ejemplo, alguien que se muera de cáncer, y no quiera hacerlo público, vea sus últimos meses empañados porque el Hospital que le trate publique un tablón en la puerta con los nombres de sus pacientes en estado terminal? Obviamente eso es una asquerosa monstruosidad, no es razonable.
Lo que no es razonable tampoco es el excesivo afán de recabar datos de los ciudadanos. Como por ejemplo aquellos expedientes internos de algunas oficinas que recogen la raza, sexualidad o religión de sus empleados, o aquellos impresos de algunas oficinas o trabajos que piden datos como el Documento Nacional de Identidad de una forma gratuíta, por poner más ejemplos.
No quiero vivir en un mundo donde se me controle al mínimo detalle con unos fines oscuros, pues todo dato se recoge y guarda por algo (el coste de su mantenimiento en archivos, sean físicos o virtuales, es muy alto como para guardar algo sin finalidad útil a quien lo guarda). Pero tampoco quiero que los datos más importantes para mí se aireen sin más. Lo lógico sería la tendencia a la libertad del conocimiento en lo máximo posible, manteniendo en secreto lo íntimo y personal de las personas vivas, y los secretos de Estado que puedan afectar a la seguridad y por tanto a las vidas.
Y sin mucho más que compartir hoy, este espía del bar saluda al Alto Mando y os desea que la cerveza os acompañe.

25 comentarios:

canichu dijo...

Aclaro convenientemente que una vez que alguien decide poner a disposición pública algo que le reconoce a sí mismo como persona física o jurídica, ya no entra tanto la ley de protección de datos y sí la de la propiedad intelectual en sus apartados acerca de poder ser citado por otras personas, de modo correcto, claro está.

Bayadère dijo...

Yo creo que algunas empesas u organizaciones se "pasan" nuestros datos, y además deben de manejar mucha más información sobre nosotros. Ahora no recuerdo ningún ejemplo en concreto, pero sé que en algún momento he encontrado folletos de publicidad en el buzón que me han hecho pensar: "Pero... y éstos cómo saben mi edad, mis estudios... o lo que sea?" porque parece que vengan personalizados.
Aún así, reconozco mi parte de responsabilidad en ello, ya que, por ejemplo en internet, acabo registrándome en más páginas de las que soy capaz de recordar.
Durante todo este tiempo he seguido leyéndote, pero me alegro de volver un poco a la actividad. Saludicos!!

Alegoria dijo...

"Quien hizo la ley, hizo la trampa". La única realidad es que cada vez somos menos libres y menos anónimos.

canichu dijo...

BAYADERE: un placer releerte por aquí. Yo he entrado bastantes veces en tu blog, pero hace meses que no lo actualizas. Yo también creo que algunas empresas hacen un uso indebido de los datos de los que disponen, pero las instituciones públicas los cuidan y mucho. Un saludote, encantado de ver que sigues por la blogosfera.

ALEGORIA: No creo que seamos menos libres, sí creo que se abusa de la recogida de datos. Se recogen demasiados datos innecesariamente para la vida de un ciudadano, pero interesadamente para estudios de mercado, lo que no me agrada. Un saludote para ti también.

La Pupila Rebelde dijo...

Perdona si me paso de listo, pero es que nunca acabo de leer enteros tus post... son demasiado largos. De todos modos, creo que tu idea salta a la vista, aunque se lea entre líneas.

Fíjate, cuando estuve en Colombia compre una tela a rayas, blancas y negras, y se la llevé a un sastre para que me hiciera una camiseta... Parecía la típica camiseta de punkito en plan Sabina, pero la tela era muy gorda, así que el costurero (sí, era un hombre, qué pasa?) le abrió más el cuello y le recortó las mangas un poco, para que airease mejor. Pues fíjate tú qué "casualidad" que cuelgo la foto en el Facebook y al poco tiempo H&M empieza a hacer camisetas IGUALES (con el mismo cuello, que nunca jamás habían sido así). ¿Nos vigilan? ¿Nos copian? A mí no me cabe duda de que es así. Los diseñadores tenían que pagarnos a nosotros y no a las modelos (entre muchos otros).

Por cierto... muy bueno el dibujo.

canichu dijo...

Bueno, pero ese ejemplo no va de datos, va de otra cuestión. Un saludo.

La Pupila Rebelde dijo...

Pues entonces toma DATA: ¿Por qué los trabajadores de los bancos pueden saber dónde vivo, quién soy y cuánto tengo en la cuenta, y yo no puedo saberlo de ellos? ¿Por qué los creadores de sistemas operativos pueden entrar en mi ordenador sin que yo me entere y ojear o copiar lo que les venga en gana, y si lo intentamos nosotros en los suyos se nos tacha de hackers y se nos encierra en la cárcel? ¿Por qué yo no puedo echarme una foto frente a un edificio del gobierno, cuando ellos me están grabando cada vez que paso a su lado? Bueno... y tengo miles de por qués y porques más, pero no te quiero aburrir con nimiedades... ¿Era eso a lo que te referías?

canichu dijo...

Bueno, de eso va el post. En el caso de los bancos es obvio porqué necesitan tus datos de ese tipo, porque si no no habría manera de gestionar el cuidado de tu dinero o tus hipotecas o lo que sea, los propios banqueros también tienen cuentas en bancos. Lo que no sería bueno es que publicaran todos tus datos o los cedieran, de ahí la importancia de la protección de datos. En cuanto a que los creadores de sistemas operativos entren en nuestros sistemas, ese es uno de los casos que yo tengo mis dudas sobre si es legal, porque realmente ahí no se protege mis datos acerca de qué webs consulto. Ahí tenemos uno de los casos que planteo duda. Y en cuanto a la video vigilancia ese es un tema muy estudiado por la Agencia de Protección de Datos. En algunos casos es abusiva, pero en la mayoríoa está reglada.

En todo caso, que se recaben datos de uno no es malo en sí mismo, por ejemplo, es bueno que un médico tenga mi expediente médico, o que alguien tenga registrado que mi casa es mía y no de otra persona. Lo malo es la mala práctica del uso de los datos o de la recogida de datos. Si nos vigilan o no nos vigilan no es el debate que planteaba aquí. Yo planteaba el asunto de la proteción de datos y los datos en sí mismos. Un saludo. Gracias por leer.

La Pupila Rebelde dijo...

Voy a llevarte un poco la contraria, pero sólo por joder. Yo creo que el verdadero problema no es que se puedan publicar los datos de uno, sino que no se publiquen los de todos. Porque lo primero es sólo una cuestión de complejos, es decir, que si te da vergüenza que los demás sepan que has suspendido un examen o que has sacado peor nota que otro, pues a joderse. Eso es tontería. Es como la gente que nunca dice, o simplemente miente acerca de su salario. Son los putos miedos y complejos de la gente los que dan ventaja a quienes tienen nuestros datos. Por ejemplo, en un restaurante, aunque todos hagan el mismo trabajo, unos ganan 600, otros 900 y otros 1200... ¿Por qué? Porque ninguno se atreve a compartir la información. LA INFORMACIÓN LO ES TODO, JODER. No se la dejéis sólo a unos pocos!

Y también te contrario en cuanto a los bancos. Pues los ordenadores ya lo hacen todo, no es siquiera necesario que los cajeros sepan si tienes 5€ en la cuenta o 500. Pero qué curioso, que estudian y estudian a cada cliente para saber a quién tienen que ofrecer créditos que luego no podrán devolver, para acabar embargándoles lo poco que tengan. ¡Para eso usan los datos!

A mí en el fondo, me toca la polla que me graben con cámaras, de seguridad o no, pero es que los hijos de puta ni piden permiso ni ná, y luego cuando necesitan un cabeza de turco, sacan en la tele un video de alguien irreconocible, que podría ser tú o yo, y lo acusan de terrorista. ¿Por qué no me dejan a mí grabarlos? ¿Para que no les acuse de lo mismo? ¿Por qué me graban en el metro a cada paso que doy y no me dejan grabar a mí el metro, para denunciar las condiciones infrahumanas que soportan los trabajadores por las mañanas?

Y bueno, paro ya, que se me está haciendo muy largo esto :D Las malas prácticas que hacen ellos saltan a la vista... lo que tenemos que mejorar son las malas prácticas que hacemos nosotros... ¡Más compartir y menos vergüenzas!

Gracias por devolverme la leída.

La Pupila Rebelde dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Pupila Rebelde dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Pupila Rebelde dijo...

Los comentarios de encima los he suprimido yo... que se me fue la mano XD

canichu dijo...

Ya he visto que habías repetido texto, suele ocurrir a veces en bloguer creer que no publicó y darle varias veces a publicar lo mismo, no pasa nada.

Yo no creo que sea una cuestión de vergüenza que se sepa o no tus datos. Imagina que hay una chica acosada y se cambia de universidad y su acosador (y de estos existen) se dedica a mirar listados de notas hasta encontrarla. Es un caso extremo, es verdad, pero posible. Algunas universidades publican las notas sin el nombre del alumno, si no con un código del que dispone el alumno, o con su DNI, o se la manda a su correo. Este tema ha sido también estudiado por la Agencia de Protección de Datos. Quizá es le tema más inocuo y tonto, pero piensa también en el que puse acerca de que un hospital no aplicara esa protección de datos y publicara los informes sobre tu salud a la vista de todo el mundo, la de empleos que perderían muchas personas, y en el caso de los moribundos la putada que sería que lo publicasen si ellos, sabiendo su estado terminal, no quisiesen hacerlo público. Lo de los sueldos... chico, no estaría mal saber quien tiene qué en principio... pero bien pensado es un arma de doble filo, saber tus ingresos (salvo en el caso de los políticos y otros grandes cargos que debieran estar obligados para evitar corruptelas) podría animar a determinadas mafias a asaltarte, aparte de que particularmente yo al menos no quiero que nadie pueda saber lo que hago o no hago con mi dinero, faltaría más que tenga que mostrar lo que hago a cada momento, siendo además cosa particular de mi intimidad. En general no lo veo como miedos o complejos, es simplemente seguridad... porque si además todos supieramos todo de todos, aparte de una locura, si caeríamos en una vigilancia continua del uno sobre el otro.

Vamos a ver, lo que yo digo es que la información es buena, y yo particularmente soy partidario de la mayor trasparencia posible, cosa que he dicho en unas entradas de esta bitácora hasta la saciedad desde su inicio. En ese sentido creo denunciable el abuso acumulativo de datos por varios entes. Pero a la vez sé que la sociedad funciona con datos personales, y algunos de ellos so delicados, por ello es sano en democracia tener una ley de protección de datos que se use con buenas prácticas, no con malas prácticas que son asunto de ilegalidad o posible ilegalidad. Pero yo no me refiero a la ley del secretismo oscuro y tenebroso, que me parece que es eso lo que me estás interpretando, si no a una que garantice mis derechos y seguridades. Por otra parte todos hacemos práctica de nuestros datos, yo ahora trabajo en archivos, pero yo no oculto datos, yo archivo datos, y si alguien me los pide los ofrezco, y se pueden hasta fotocopiar. Sin problema... salvo si son datos que conciernen a la intimidad de una persona y sólo esa persona puede pedirlos. Porque ¿quién soy yo para dar información de la intimidad de alguien vivo? Pues eso.

Un saludo, estos debates me gustan, sobre todo cuando como tú se nota un respeto y no el tono de insulto que en el pasado hubo por parte de otros comentaristas. Muchas gracias.

La Pupila Rebelde dijo...

Este, cortito (por partes):

-No hay que cambiarse de sitio si te persigue un acosador, basta con hacer saber a todo el mundo, desde la madre del mismo hasta el mismo tipo que le venda el pan, que ése es un acosador. Y el que acabará mudándose será él.

-También se teme que se revelen datos médicos en las empresas, pues puede haber gente con sida u otras enfermedades contagiosas y habría quien no quisiera trabajar con ellos. ¡Pues mejor! ¡Que no trabajen con ellos! ¡Que se vayan a la puta calle todos los intolerantes y mal-educados! Es más peligroso trabajar con un sidoso o un diabético o un lo que sea cuando no se sabe que lo es que cuando sí (para ambos). Lo único que hace falta es cultura y educación.

-Con lo del salario sigo en mis 13. Sólo a un rico o a otro mafioso le puede preocupar que alguien sepa lo mucho que tiene y le robe. ¡A mí no! Y a ti supongo que tampoco XD Y si no hubiera gente con sueldos desorbitados no le preocuparía a nadie. ¡Qué se muera el puto dinero! ¡Que sólo sirve pa' joder y oprimir!

-En cuanto a la privacidad de los datos, me parece absurda, como toda privacidad... si la gente se preocupase de vivir sus vidas en lugar de cotillear las de los demás, esto no sería un problema. Como tú dices, no somos nadie para propagar los datos de otros... Cada uno debería propagarlos por sí mismo, los suyos, si considera que puedan aportar algo a alguien. Aunque mucha gente no se da cuenta de lo mucho que puede aportar, por lo que... un consejo bien dado a una persona... nunca está de más.

Y a quien no le gusten los consejos, que se joda también, que todo el mundo los da (porque son gratis:)

-¿El tono de insulto...? No te referirás al Comediante, ¿verdad? ¡Es que ése está LOCO! ¡No le hagas caso!

EL COMEDIANTE dijo...

¿LOCO YO, HIJOS DE PUTA? ¡PERO SI TODO LO QUE DECÍS SON IDEAS MÍAS, CABRONES!

canichu dijo...

LA PUPILA REBELDE: Lo que dices son cosas idealistas, pero la realidad es que sí existe gente que termina yéndose del lugar donde vive por determinados problemas, ya sea por un acosador, ya sea por amenazas de x cuestión, ya sea lo que sea, eso ocurre y segúirá ocurriendo, por más que lo ideal sea que no ocurra. Por ello la protección de determinados datos es importante en determinados casos.


Hay enfermedades contagiosas que no se contagian si no se hacen determinadas cosas. Alguien son SIDA tiene perfecto derecho al trabajo y perfecto derecho a preservar su enfermedad en su intimidad. Pero más allá, la genética moderna promete que en breve se pueda saber a qué enfermedades está predeterminada la persona para ser más propenso, imagina que se logra hacer con carácter médico para poder prevenirlas individual y médicamente y que esos datos no se preservan y a la hora de contratarte no lo hagan porque podrías tener X enfermedad en el futuro. Esto ahora parece ciencia ficción, pero vamos, preservar datos médicos es fundamental en muchos casos, mi padre murió de cáncer y él sabía que se moría y porqué, y no le importaba decirlo, pero hay quien quiere que no se sepa para vivir sus últimos días o meses o años sin verse conla continua pregunta acerca de la muerte de las personas queridas y cercanas, o quizá para evitar padecer a los queridos más tiempo del necesario. Es legítimo que se guarden esos datos.

Hay datos, simplemente y para resumir que no tienen porqué estar en el conocimiento de todo el mundo mientras la persona está viva. Porque afecta a la persona, a su vida, a su ser, nada más. Un saludo, buen hombre.

COMEDIANTE: El tono insultante al que me refería que se dio en otros comentaristas está referido a otros comentaristas, en otros asuntos. Saludos.

La Pupila Rebelde dijo...

Es que el Comediante está en su mundo... Supongo que te referías más bien a los... no sé si decirlo sin tu consentimiento, a ver si van a volver... pero empieza por F, ¿verdad? XD

Un abrazo, Espía.

canichu dijo...

Entre otros, son pocos pero de pascuas a ramos los troll existen. Saludicos.

Raquel dijo...

Joder, guapos, mira que os gusta hablar, si habláis más que yo y mira que eso es difícil...

canichu dijo...

Después de un año y pico sin aparecer y apareces para decir que hablamos mucho... Bueno, pero el debate es sano y a nosotros nos interesa, que es lo que importa. Un saludo.

Raquel dijo...

¿Año y pico ya? Uf!!!!!

canichu dijo...

O más, pero por ahí va la cosa. Saludicos.

Raquel dijo...

Buf! No era consciente de que hiciera tanto tiempo.

EL COMEDIANTE dijo...

Menuda parejita... os habéis el hambre con las ganas de comer, ¿no? No sé cuál de los dos hablará más si el espía a lo ancho, o tus labios a lo breve... A lo mejor es el de enmedio, o todos! ¡Que tanto café le calienta a uno el pico!

canichu dijo...

Comediante, majo, veo tus interminables conversaciones con raquel en facebook, y ahora te quejas en blogspot... donde no es precisamente Raquel la que más a hablado... Te quejas en falsete, más que nada porque en aquí me consta que vas en doble personalidad. No uséis mi blog como chat particular vuestro, para eso tenéis ese facebook, messenger, correos de email, y lo que se os ocurra, pero dejad la bitácora para cosas de la vitácora, por favor.

Y si escribo mucho o poco, digo lo de siempre, a mí el compartir me parece interesante, el debate me parece interesante, y obligar no obligo a nadie a leer, así que si no te gusta leer tanto busca blogs donde escriban menos. Un saludo.