martes, junio 09, 2009

NOTICIA 631ª DESDE EL BAR: NUEVO LIBRO

Hace unas semana y algo acabé mi último libro de poemas, el noveno. Este poema es de él. Es tosco, pero es preciso sobre estos últimos meses que compuse el libro. Me gustaría volver a recitar por los bares.

Decidle

Los retretes son los ríos que van a dar a la mar,
decidle a la Muerte que no venga a escucharme,
que aunque mis palabras la mencionen
no es a ella a quien más nombran mis frases.
Que ya sé que las sogas y las cuchillas alargan la noche,
pero no están en mi mente,
ni en mis llamadas de teléfono sin contestar,
ni en mis deseos de poder decirla: “quiero volver a verte”.

Decidle a mi gata que venga a tumbarse,
que los sueños no me atrapan tanto en la cama
como la desidia me engancha
con ganchos hechos de espinas de cactus.
Que venga en silencio a buscarme,
a ver si me sonsaca del sopor sin sabores
de estar atrapado en su ausencia.
Que en esta casa de sombras que engullen colores,
hay una jaula llena de carencias,
y ni tan siquiera tiene barrotes.
Como un olmo invadido por larvas,
impedidas las rutas de su savia,
aparezco ajado,
decidle a mi gata que venga a maullarme.

(Daniel L.-Serrano, "21 Poemas de Desamor y Otros Poemas de Recuerdo", 2009).

8 comentarios:

Bayadère dijo...

Pues un poco tosco... si. Pero la vida también lo es, por lo menos, de vez en cuando, no? Para eso escribimos, para dejar salir lo que tengamos dando vueltas por la cabeza.
Si no hubiese sido tosco, tal vez me habría gustado menos

canichu dijo...

Esa era la idea, es tosco a drede.

Pareidolia dijo...

Transmites muy bien lo que te ha pasado últimamente. Espero que la tosquedad de la que asoman puntas se tornen romas. Besicos

Anónimo dijo...

por que todos los poetas le gusta copiarle cosas a neruda?nunca voy a entender eso

canichu dijo...

La verdad es que el primer verso es un guiño a Diego Manrique, y el verbo imperativo es un guiño a Raimon, pero es adulador que te haya recordado a Neruda... cosa inmerecida por mi parte. Saludos.

canichu dijo...

ah, se me olvidaba, el título del libro responde a un giño a Neruda, es cierto, pero no es copia, es homenaje mitómano, de reconocimiento al autor y, si te fijas en el matiz del título, contracultural.

Por otra parte, el libro no lo escribí con la pedantería de alguien que se esfuerza en copiar a un mito, si no que lo escribí de corazón con lo que iba sintiendo a cada momento estos meses. De hecho los poemas no los escribí como libro, si no para expresarme a mí mismo sentimientos propios. Otra cosa es que al cabo de un tiempo viera que la temática quedaba bien como libro compacto. Y de ahí a pensar que eran poemas de desamor había un paso para hacer un guiño de humor negro al título de Neruda de "20 poemas de amor y una canción desesperada". Un saludo de nuevo.

Anónimo dijo...

eres todo un artista :), y un chico muy interesante, me encantaria conocerte :), besos

canichu dijo...

artista no sé, pero gracias. Besos a ti también.