viernes, septiembre 05, 2008

NOTICIA 519ª DESDE EL BAR: DOS POEMAS Y UNA CANCIÓN

Hace tiempo varios amigos en diferentes épocas, y siendo de diferentes grupos musicales locales (de diferentes estilos) me pidieron que les compusiera algo para hacerlo canción. Uno de ellos, Luiggi, llegó a tocar la guitarra de fondo en uno de mis recitales de poesía con Alberto Cordero en el Flamingo Rock Bar. Nunca se materializó aquella composición que me pidieron, y en concreto Luiggi sólo tocó de fondo mientras leíamos Alberto y yo, aunque le dejamos tocar en solitario unos solos no había nada compuesto especialmente para su música. Hace unos días compuse estos dos poemas, y pienso si acaso no serían ahora los poemas que les diese para cantarlos en aquel recital de hará ya unos dos años. Claro que Luiggi debería hacer arreglos para adaptarlos a música, soy consciente de ello. Pero ahí quedan. Que la cerveza os acompañe.

LOS DIEZ MIL DESEOS

A la noche le interrumpe el día,
al día le interrumpe la noche,
a nosotros no nos concierne esta discusión,
pero aquí estamos tú y yo
sorprendidos por el sol,
acuciados por la luna.
No,
nadie,
nadie te ha podido hablar de mí.
No,
nadie,
porque la noche es demasiado larga
para conocerme,
no,
nadie te ha podido hablar de mí.
Cuando se callan las voces de mi mente
te oigo hablar,
cuando se silencian las voces de mi mente
veo tu cuerpo,
cuando no dicen nada las voces de mi mente
te siento.
Me has logrado atrapar
cuando se callan las voces de mi mente.
Desnudos los dos,
nadie me oye gritar,
pues es el silencio
el que te crea a mi lado,
y son las voces las que me dicen que no estás.


Daniel L.Serrano







EN LA NOCHE DEL BOSQUE

Como un niño me perdí dentro del bosque,
me encontró el ogro,
aprendí a crecer.
No he podido encontrarte
en esta noche oscura,
y no he tenido mesura
en ponerme a palparme.
No he encontrado tu nombre,
ni me he propuesto llamarle,
ni siquiera recordarle,
teniendo tus curvas nombre.
Me encontró el ogro dentro del bosque,
y desde entonces soy otro
que no puedo aprehender.
Tu casa logra ocultarte,
cuando tu cama te acuna,
me llena la mente de brumas
para recordarte y recordarte,
acaso soy un hombre
que ni se ha propuesto llamarte,
ni tiene qué entregarte,
que en sus manos despilfarra tu nombre.
En el bosque encontré un ogro
y no he sabido esquivarle,
desde el comienzo del día hasta el siguiente amanecer,
acompañándome,
aconsejándome,
distanciándome,
haciéndome cactus, haciéndome tortuga,
un niño perdido en el bosque,
los nombres de tus curvas,
tu nombre,
mi impostura,
mi no saber llamarte,
hablarte,
darte mi nombre,
recibir tu nombre,
perdernos juntos en la jungla
de un nuevo amanecer.


Daniel L.-Serrano





PEARL JAM: "indifference"

I will light the match this mornin, so I wont be alone

Watch as she lies silent, for soon night will be gone

Oh, I will stand arms outstretched, pretend Im free to roam
Oh, I will make my way, through, one more day in hell...
How much difference does it make
How much difference does it make, yeah...
I will hold the candle till it burns up my arm
Oh, Ill keep takin punches until their will grows tired
Oh, I will stare the sun down until my eyes go blind hey,
I wont change direction, and I wont change my mind
How much difference does it make
Mmm, how much difference does it make...
how much difference...
I'll swallow poison, until I grow immune
I will scream my lungs out till it fills this room
How much difference (2x)
How much difference does it make (2x)

2 comentarios:

Bayadère dijo...

Sería genial que se les pudiese dar esa otra salida a tus poemas, a ver si algún músico entendido se anima.
Me ha gustado sobre todo el primer poema, lo encuentro enternecedor y sincero. Ahora, me ha encantado la referencia "haciéndome tortuga" del segundo. ¿Ya averiguaste el significado? jeje
Saludicos.

canichu dijo...

no sé el significado. Saluditos.