sábado, agosto 20, 2016

NOTICIA 1634ª DESDE EL BAR: VICTOR MORA, IN MEMORIAM

Que la tierra le sea leve a Víctor Mora. Él era uno de los guionistas y dibujantes de la editorial Bruguera en especial en los años 1950 a 1970. Sus dos personajes más famosos eran el Capitán Trueno y el Jabato, pero tenía más, como el Capitán de Hierro, ya en guión, ya en dibujo. A pesar de que en los años de la Transición (1975-1982) y parte de los años 1980 se le acusó de profranquista dado que sus personajes de Capitán Trueno y de El Jabato eran vistos por muchos como sostenedores ideológicos del franquismo, y así se llegó a interpretar en algún cuadro del Pop español, lo cierto es que eso era más opinión y tópico que realidad. Sus personajes e historias fueron perseguidas por la censura franquista y muy mermadas. El propio dibujante pasó en alguna ocasión por una cárcel de Franco. Victor Mora tenía ideas de izquierdas. Era del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC), que era el partido heredero del Partido Comunista de España (PCE) en Cataluña desde la guerra civil, sin embargo, aunque muchos diarios lo recordaban ayer en sus necrológicas, los informativos televisivos de la conservadora Antena 3 presentó a Mora como socialista, sin especificar el socialismo que él seguía, lo que para quien no lo supiera o reflexionara le habrá hecho creer que era del socialdemócrata Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de ese modo ese informativo habrá dejado creer algo que no es, sin haberlo dicho directamente. Otra cosa es que parte del PSUC en la Transición se pasara al Partido Socialista de Cataluña (PSC) hermanado con el PSOE, mientras otros iban al PCE y otros a otras formaciones republicanas de Cataluña. Como sea, Victor Mora fue tan acosado en los últimos años del franquismo que incluso optó por exiliarse, con regresos esporádicos, a pesar de que estaba emparejado con la secretaria de la editorial, Armonía, quien era a la vez quien con pseudónimo escribía las novelas de amor y las de Oeste de bolsillo de aquella editorial. El grupo de rock Asfalto creó su primer single en torno a Capitán Trueno en 1970-1971, la censura lo prohibió y la canción no pudo salir hasta muerto Franco, entre 1976 y 1978. Desde el exilio trabajó con varios editores de cómic franceses de éxito. Con la Transición trabajó tanto en Francia como en España, participó de la creación gráfica de los personajes y escenografía de Érase una vez el espacio, y en los años 1980 con las portadas de los videojuegos y revistas de ERBE, COMODORE, AMSTRAD, SPECTRUM... igual que hiciera Azpiri. Mientras, se reeditaban sus personajes más famosos en cómic y pasados a color, cambiando el formato apaisado original por el formato de comic-book americano, esto es: de revista DIN-A4, y junto a otros personajes de otros autores, como por ejemplo el pistolero Blueberry. El dibujante seguía en cierto modo en activo hoy dia y muchos profesionales dijeron que era mejor novelista que creador de cómic, pero se dedicó al cómic y si hubiera vivido en otro país, Bélgica, USA u otro, dicen que se le hubiera valorado mucho más. 

El dibujante de cómic Paco Roca escribía el obituario de Victor Mora en el diario El País ayer, día 19 de agosto. Recordaba cómo contactó con él en 2009 para asesorarse sobre el ambiente de creación y las vidas de los autores que trabajaron en Bruguera en los años 1950. Mora era uno de sus ídolos. Murió el 17 de agosto, apenas unas horas antes de que se celebrara el 18 de agosto los ochenta años desde la ejecución de Lorca, poeta al que Mora admiraba.

Personalmente a mí sus cómic, reproducciones de ellos, fueron de los primeros que me compraron mis padres en los años 1980... y me gustaban. Tanto mi padre como mi madre, más mi padre, lo habían leído de niños, aunque muy pocas veces, dado que las familias humildes de las que venimos no permitían comprar demasiados lujos, y los cómic eran en buena parte lujos, a pesar de que en los años 1940 a 1970 la producción y venta de cómic se disparó de tal manera que el gobierno de Franco hizo leyes específicas para controlar la rentabilidad de ese sector. Hoy día hay estudios historiográficos sobre los porqués de aquello, llegándose a pensar que eran lecturas para adultos y jóvenes dónde quizá algunos temas censurables se podían deslizar mejor, aunque en general la censura en los cómic fue especialmente amplia. Hay quien cree que la lectura ligera de los cómic era preferible a las lecturas de noticias en los periódicos. Como sea, aquella realidad existía, considerándose que aquellos fueron años dorados para el cómic español. Yo lamento mucho esta muerte de Víctor Mora, a pesar de que era ya muy mayor, murió con 85 años, y lo lamento porque parte de mi infancia tiene en sus aventuras mis aventuras. Fue, junto a Francisco Ibáñez, aún vivo, y hasta la reciente llegada del joven Paco Roca, o del ya no tan joven Bernet o de Azpiri, uno de nuestros dibujantes más internacionales.

Nos compraban, indistintamente, aventuras de Capitán Trueno y de El Jabato. Del primero nos compraban tanto las reproducciones fac-similes como aquellas ediciones nuevas, con nuevas aventuras, en revistas más actuales. Del Jabato nos compraron poca cosa, pero algo teníamos. Teníamos muchos más personajes, pero aquellos personajes contaban con la curiosidad especial de que eran personajes españoles que no eran de humor. Se diferenciaban bien unas primeras aventuras donde todo era muy realista, pese a los anacronismos, con otras posteriores en las que empezaron a aparecer magos, monstruos, reinos fantásticos, etcétera. Mañanas de fin de semana con lecturas en la cama. Gracias.

Entre esaas aventuras de mi imaginacion en mi infancia también lamento la muerte del actor Kenny Baker, intérprete del robot R2-D2 en Star Wars. Otro icono para múltiples generaciones.