miércoles, junio 06, 2012

NOTICIA 1093ª DESDE EL BAR: FIGURACIONES, LA REALIDAD AMPLIADA

 La Mutual Complutense esta realizando exposiciones de arte de gente de Alcalá de Henares relacionada con su sociedad. El pasado 3 de junio inauguraron "Figuraciones. La realidad ampliada", una exposición de dibujo, pintura y fotografía de varios de sus profesores, artistas y alumnos que quieren mostrar imágenes reales ampliando su visión y puntos de vista aportando su enfoque desde el Arte. La exposión sólo durará hasta el 10 de junio, este domingo que viene. Así que hay que darse prisa si se quiere ver esta exposición de una sola sala, la Sala Manolo Revilla. La cosa es que del 12 al 17 de junio expondrán obras de cerámica y esmalte; y del 19 al 24 habrá una exposición de escultura de Manuel Algar y Javier Conde. Previamente a todo esto hubo otras exposiciones desde el pasado 25 de abril. La exposición "Figuraciones. La realidad ampliada" se inauguró coincidiendo con el Día de la Mutual, y se realizó con una misa católica en la iglesia de las Carmelitas Descalzas, un desayuno y una entrega de premios. Sea como sea, se puede visitar gratuitamente de lunes a sábado de 18:30 horas a 20:30 horas, y los domingos y festivos de 12:00 horas a 14:00 horas.

La Mutual Complutense se sitúa actualmente, desde hace décadas, en la Calle Nueva, en el número 10, casi enfrente de una nueva cafetería que pretende dar entrada a una ficticia calle de París de la que ya hablaré, Le Petit Bombon. La Mutual se llamó originalmente Mutual Obrera Complutense, y hacían alusiones a una acción social. Sin embargo, la dictadura nacionalcatólica, y en origen fascista, del general Franco hizo que en 1940 eliminaran la palabra "Obrera", y la referencia a "Social". Esta sociedad no debió echar mucho de menos el cambio, en 1978, con las elecciones celebradas y la Constitución a punto de ser dada a la nueva Monarquía Parlamentaria actual, acabada la dictadura, tan sólo un único socio propuso recuperar la palabra "Obrera", pero su propuesta fue desestimada porque el resto de socios razonaron que la Mutual tenía socios de diferentes clases sociales. Tras cuarenta años de dictadura probablemente estos socios ya no recordaban el origen de esta clase de sociedades. La Mutual nació en 1909 en el Centro de Acción Social, que era un centro católico muy en la línea paternalista y social que comenzó la Encíclica Papal "Rerum Novarum" en 1891, de León XIII. Esta encíclica condenaba el marxismo, el comunismo, el anarquismo, la socialdemocracia, la democracia misma si esta era republicana o también siquiera rozando la izquierda. Pero reconocía los males de los obreros, por lo que alentaba a que se crearan sociedades católicas laicas que ayudaran a formar a las clases populares, y si era necesario sustituir a los sindicatos, de los que aborrecía, para crear un entendimiento empresa por empresa entre trabajadores y empresarios, lo que era el corporativismo que abrazó y usó el fascismo europeo de los años de 1920' y 1930' por cuanto en última instancia eran las clases dominantes las que tenían garantizado con ese sistema el dominio de la sociedad, de la economía, de la política y de sus privilegios. El Papado también condenaría el fascismo y el nazismo durante la guerra civil española a lo largo de varias Encíclicas de 1937 y 1938, de Pío XI, que fueron censuradas por Franco en la zona de la España golpista.

La cuestión es que la Mutual Obrera Complutense fue fundada en esas ideas sociales, que no socialistas, del catolicismo de la época, de ahí que se hicieran llamar "Obrera". Dentro de ese catolicismo seguramente habría mutualistas de diferentes tendencias políticas, aunque todos los originarios compartirian determinados idearios. Se pueden leer unas "Breves Notas de Historia" de la Mutual entrando por la puerta violeta que os abro, pero no hay que olvidar que la Historia es una Ciencia Humana y que esas notas sólo son eso, notas sacadas de sus actas, con un gran valor, pero no son Historia, son sólo una fuente para poder reconstruir la Historia, interpretarla y ubicarla. Sin otro tipo de datos y de fuentes, incluso contrarias a la Mutual, no se puede crear análisis, ni contrastar nada, por lo que no hay Historia, pues sólo hay una parte de sucesos materiales, ni siquiera de otro tipo de sucesos no materiales. Nada más entrar a la Mutual podemos ver en su patio interior toda una pared pintada en relieve con lo que parece un óleo gigante y mural creado por Lacabezacaliente. Y es que desde ese 1909 la Mutual se preocupó mucho por crear toda una serie de talleres educativos en música, pintura, escultura, cerámica, teatro, fotografía, etcétera, y de ella han salido varios artistas aficionados o profesionales de Alcalá de Henares. Pero también salió uno de aquellos sindicatos católicos legales durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera, entre 1923 y 1930 que mencioné en la Noticia 1090ª. También dieron clases para aprender profesiones, taquigrafía, mecanografía, idiomas y, durante la dictadura de Franco (1939-1975), varias de aquellas clases donde a las mujeres se les enseñaba a coser. No obstante, también en esa dictadura albergaron una de las sedes la Central Nacional Sindicalista en su sede alcalaína, que es el que popularmente se conoce hoy día como Sindicato Amarillo de Falange.

También nos recibirá a la entrada varios cuadros, uno de ellos un buen óleo en blanco y negro de un paisaje fluvial. Y es que el recuerdo a sus miembros de cada época está muy presente en el local. La sala de exposiciones tiene el nombre de Manuel Revilla, (Sala Manolo Revilla), y en la entrada podemos encontrar igualmente una placa de mármol de 1943 en memoria de uno de sus primeros miembros más activos, Tomás de Pedro. Y es que realmente la Mutual Complutense tenía su origen ideológico de 1909 en el catolicismo social, pero no en la extrema derecha, ni siquiera en la monarquía, aunque alguno de sus miembros militara en unas u otras cosas. No hay que olvidar que durante la II República no desapareció, no sólo no lo hizo, sino que continuó con su boletín informativo, el cual durante el comienzo de la guerra civil de 1936 fue la única publicación complutense, al desaparecer el resto; lo pusieron al servico del Frente Popular y del ayuntamiento, lo que era totalmente contrario a las ideas de los seguidores del general Franco. Igualmente cuando la República hizo efectiva la separación Iglesia-Estado dejando en manos del Estado exclusivamente la educación, la Mutual albergó las clases de los padres escolapios a título privado, la educación religiosa sí era legal en la República, pero en centros privados, no públicos. Además, dentro de la lógica del catolicismo social, reunían cajas económicas para ayudar a los mutualistas y sus familias en sus peores momentos o en las defunciones. Bien es cierto que llegaron a celebrar una junta sobre si debían ayudar económicamene a los que habían muerto defendiendo la República. Del mismo modo, también ellos tuvieron algunos problemas con la dictadura, no sólo fueron obligados a eliminar la palabra "Obrera" y la referencia de "Social", sino que también vieron una clausura temporal de su local.

Sea como sea, la Mutual tiene su aval en ese catolicismo social, y actualmente totalmente al margen de las ideas políticas de sus miembros. Incluso en su origen imperaba la idea de ayudas mutuas y de sociedad obrera, ellos mismos se declaraban a sí mismos apartidistas, al margen de partidos políticos o de la política convencional. Por sus salas y actas han aparecido diversas personas importantes de la Historia del Alcalá de Henares a lo largo de sus 103 años de existencia, entre ellos varios políticos locales de diferentes épocas. También a la entrada encontramos una entrañable placa en la puerta del taller de cerámica, dedicada a Braulio Vivas "El Lali", que también tiene una calle dedicada en Alcalá de Henares. Era el último alfarero artesanal vivo de la ciudad cuando murió (que paradójica esta frase) en 2001. Hablé de él en la Noticia 426ª y en la Noticia 1078ª, porque era el abuelo de uno de mis amigos más antiguos, y en su casa celebramos hasta una fiesta de Año Nuevo en 1997 ó 1998. "El Lali" fue maestro de alfarería muchos años en la Mutual Complutense. En la casa de su viuda aún se ven varias de sus obras, y un busto que le hicieron. Yo en mi casa, de alguna feria, de cuando ponía un puesto de venta, conservo alguna jarra. 


Como sea, podéis informaros tanto de los talleres, como de las actividades, exposiciones y demás de la Mutual Complutense tanto en su Facebook que os enlacé en violeta al comienzo, como en su propia página Web. Y podéis saber de sus exposiciones pasadas por aquí. Su obra cultural en Alcalá de Henares es una de las más importantes y actualmente netamente interesada de verdad en la Cultura y no en el mercadeo; parece un oasis cultural en este sentido desde que desapareció hace años de mano del actual alcalde, del Partido Popular, Bartolomé González, la Fundación Colegio del Rey y otras iniciativas particulares y asociativas. Por cierto que el alcalde es un mutualista, y me resulta bien curioso, pues estando en una posición privilegiada, siendo Alcalá Patrimonio de la Humanidad, y queriendo él fomentar en el turismo la ciudad como ciudad llena de cultura, no parece que haya hecho nada para poder solucionar algunos problemas de mantenimiento del viejo e histórico edificio, el cual, me ha contado algún mutualista, tiene hasta grietas profundas en sus paredes interiores.


 En "Figuraciones. La realidad ampliada" podréis ver cuadros de (espero ubicar bien el nombre de los artistas con sus obras, y si no espero que me avisen para corregirlo) de Ricardo Horcajada. Por ejemplo este puente me recuerda en cierto modo a aquel detalle del que hablé sobre un cuadro de Brueguel. La estructura, que se mantiene sólida en este caso, parece frágil. Por ella andan las personas, y eso es desde luego una gran metáfora de la vida misma, de nuestra presencia en el mundo.



 Y es que una mirada vital desde la muerte nos la da, pintada a aerógrafo, la calavera que pintó Luis Feo. Era una serie de tres. Una calavera humana, una de mono, y otra probablemente de australopitheco, tal como me la describieron, pero esa tercera no se pudo poner por problemas de espacio en la sala. De este modo queda incompleta la idea de la obra en sí, y sólo podemos valorar en su totalidad la técnica, e imaginar en su totalidad la idea. La precisión del aerógrafo del autor es muy impactante.










 Pintura, aerógrafo... la fotografía se nos presenta desde una especie de montaje de una imagen revelada por partes y colocada como si de azulejos se trataran. En este caso son imágenes de Extremo Oriente sacadas por Pablo Pérez-Cejuela. Para mi gusto esta era la mejor, porque nos mostraba el espíritu humano de esta niña, aparentemente ajena a la belleza de la Naturaleza que hay a sus espaldas, donde otros humanos parecen estar pescando, y por tanto también ignorando la contemplación de la grandeza de lo que ha hecho posible la vida que disfrutan. Cosa por otro lado normal, es el choque de la vivencia cotidiana de lo que sabemos, pero a menudo no nos paramos a observar; es enormemente bello y que es, en buena parte, lo que nos hace ser y, sobre todo, ser nosotros mismos.

 Y esa grandeza del mundo y la pequeñez del hombre se combina y cambia con quien creo es Ángel Carretero. De las nieves e hielos perpetuos de una montaña que impera en la imagen que vemos, a unos humanos frágiles y temporales que intentan subirla, dominar las fronteras que les quiere poner la Naturaleza. La vida humana tiene sus fronteras, pero el ser humano quiere traspasarlas, sólo que la montaña es perpetua con sus nieves, y la persona sólo algo pasajero. La montaña seguirá ahí siglos y siglos, milenios, el hombre apenas habrá durado unos años. Este cuadro hiperrealista es para mi gusto lo mejor de la exposición. Su técnica también es impresionante.

 El mismo autor pintó a Marta, si no me equivoco una profesora actual de la Mutual Complutense. Pero Carretero demuestra dominar diferentes técnicas. Esta vez no usa del hiperrealismo, sino de los trazos sueltos, y no del dibujo marcado, sino de un dibujo creado a través de los brochazos de la pintura. La mirada de ella es la que nos da el espíritu que captó el autor, que en este caso es entre cansado y triste, remarcado quizá por una introversión representada en la chaqueta negra y esa pose de manos cruzadas sobre sus piernas sentadas. Este pintor pudiera tener un buen futuro.







El siguiente autor es un bien conocido en esta bitácora, A. C., del que hablé bastante en la Noticia 1036ª.
 Allí os mostré varias series suyas sobre fotogramas de películas de ciencia ficción y terror, cuadros, retratos... En este caso esta serie es un dibujo en clave de negativo fotográfico de diversas fotografías en blanco y negro que encontró por Internet.


 Su familia ha pertenecido a la Mutual Complutense, creo, y su padre, un conocido fotógrafo de Alcalá de Henares, parece que da las claves de las vivencias vitales de A., de sus recuerdos visuales, para que elija el dibujo de un negativo de lo que fue un positivo fotográfico.

 Una vez más se aprecia también una cierta influencia del grabado en su obra. Impresiona en esta imagen, que lamentablemente os muestro con reflejos de la fotografía que tomé, los reflejos dibujados que nos muestran que ha llovido. A. tiene una fina y acentuada visión de los detalles de la realidad y la vida.

 La realidad se nos muestra casi distorsionada a nuestra mente a través de los nuevos medios de comunicación. Vemos así personas que ocultan su persona o que se remarcan gracias a técnicas informáticas. A fin de cuentas, construir un personaje, y toda persona tiene varios personajes según con quien esté o dónde esté, es más o menos lo que ahora se ve multiplicado a niveles altos con Internet.
 Pero A. le da la vuelta, ve su negativo, su otro lado, el interior, y desnuda y muestra los auténticos ojos de quien se oculta queriendo ser otro, creyendo que no se puede saber quién es, y sin embargo siéndonos a todos transparente.









 Por lo demás, aunque hay muchas cosas ya contadas en esta entrada, hay mucho más de otros temas por contar aún. Pero sería demasiado. Sin embargo, hoy El Tornillo de Klaus ha publicado mi segunda colaboración con ellos. El artículo esta vez, igualmente una crítica de cine, lo hice sobre "Eva", de Kike Maíllo (2011, coproducción hispanofrancesa). Y lo podéis leer, si preferís leer sobre cine, entrando por aquí.


2 comentarios:

Maria Z. dijo...

Como èste blog deberian haber en millares,ya que nos hacen enriquecer culturalmente,Optimo articulo y felicitaciones por difundir el arte y la cultura.Un abrazo.Maria Z.

Canichu, el espía del bar dijo...

Gracias. Sin lectures dificílmente se podría lograr lo que dices. Un saludo.