martes, agosto 24, 2010

NOTICIA 818ª DESDE EL BAR: EN UN PLATO DE LECHUGA

Una ostra le contaba a otras ostras
conocer poemas donde las devoraban,
dudaban de ello, mas la escuchaban,
mientras en jaula iban a la costa.

Decían: “no es el verso igual a prosa”,
tan a coro que sólo una parecían,
“trabajamos como ostras aburridas,
¿quién querría comérsenos a nosotras?”

Poco a poco un cuchillo las abría,
las regaban con limón y, en un sorbo
de un señor, de ellas quedaba poco,
así al coro en silencio lo comían.

Pálidas como la muerte,
bailaban porque bailaban,
en un plato con lechuga,
el resto de ostras confiadas.

No le fue mejor al señor huevo,
que recién salido de su gallina
no pudo pensar que hubiera inquina
para que no llegara a polluelo.

Caído en una cinta transportadora,
así nacido ya en una fábrica,
cayó en la cuenta de necesitar táctica
para salir y ser gallina ponedora.

Con cierto ritmo se movió,
con la idea de rodar,
lo que no llegó a pensar
es que rodar sí rodó…
hasta caerse al suelo,
donde, con gran desconsuelo,
toda su clara lloró.

Viendo su yema de lejos,
los de un cuerpo de bomberos,
a ese huevo acudieron,
mas al no haber polluelo
recogieron bien la yema,
que ese día en la cena
a don Huevo se comieron.

(Por Daniel L.-Serrano: Canichu)

4 comentarios:

Bayadère dijo...

Qué tema más curioso para un poema!! Cómo así se te ocurrió? Yo creo que por eso me ha gustado, porque no tiene nada que ver con amoríos o desdichas varias...
Ale, que sea leve la ola de calor... siempre con una cervecita, no?
Aguressss

canichu dijo...

La inspiración viene de varios sitios. Pricipalmente de la actual crisis económica donde parece que los políticos y los empresarios pretenden la solución de todo perjudicando a los trabajadores. en este sentido ya tenía poemas anteriores en libros míos. Se podría decir que esa temática, que por otra parte me preocupa en otros ámbitos de mi vida, en cuanto a relacionarla con poesía es algo que aprendí que se puede hacer leyendo a Maïakovski (o Mayakovski). Por otra parte el sentido del humor de lo macabro a modo de cuento infantil es una técnica y un estilo de un libro de poesía que me encantó escrito por un director de cine que hace buenas películas, él es Tim Burton y su libro de poesía: "La Melancólica Muerte de Chico Ostra", te lo recomiendo, tiene un transfondo que va mucho más allá de la gracieta o de que lo haya escrito Burton, mucha gente lo infravalora. Pero también influenció las canciones y poemas de transfondó infantilmente macabro de "Alicia en el País de las Maravillas" y "Alicia a Través del Espejo" de Lewis Carroll. Que la cerveza te acompañe. Un saludico.

Bayadère dijo...

No sabía que Tim Burton escribía... pero su estilo en el cine me encanta, así que el libro de poemas ya me lo he apuntado!!!
Hace apenas un par de semanas que, de hecho, he visto la película que ha dirigido de "Alicia en el país de las maravillas", y ahora que lo pienso... aunque tengo muy vagos recuerdos, creo que en la película de Disney se incluye una historia sobre unas ostras, y una morsa que se las quería jalar. Tal vez tenga alguna relación, no?

canichu dijo...

No. La historia de las ostras y la morsa en Alicia en el País de las Maravillas aparece en los libros de Carroll. No recuerdo si en el país de las maravillas o en al otro lado del espejo, creo que en el primero. Barton hizo un destrozo de las intenciones de Carroll en esa adaptación de cine, por no hablar de lo confundido y equivocado de todo el argumento al mezclar sin razón alguna cualidades de personajes de uno y otro libro sin justificación alguna. Quien no haya leído los dos libros podrá convencerle, eso sí. Pero el carácter militarista que le ha dado a un libro que no lo es me resulta fatídico... y sin embargo Burton es un cineasta que me guata. Saludos, lee el libro de poemas que te he dicho que te convencerá.