domingo, marzo 08, 2009

NOTICIA 592ª DESDE EL BAR: A FALTA DE TANG

Hoy, por circunstancias personales inclasificables, me veo obligado a comer comida china. Me encanta la comida china. Me confieso como persona que cada X tiempo se ve atraído a las puertas de uno de estos restaurantes a comerla. Me confieso, además, degustador del sake (que ya sé que es más de la cultura japonesa, pero lo cierto es que cuando digo comida china no me refiero extrictamente sólo a lo chino, sino que lo uso como un falso genérico para referirme a la cocina oriental).


Mi restaurante favorito es el restaurante Tang, en la Calle Victoria (Alcalá de Henares). Y no soy el único en apreciar este pequeño local, otros ya hablaron de él. Leedlo entrando por aquí. Lo conocí desde el primer día de su apertura, cuando reemplazaron a un local de kebabs. Lo regenta un matrimonio chino joven que lleva varios años viviendo en España, ella se llama Sofía (españolizó su nombre) y él, Hu. Sofía atiende a la clientela y es la que lleva todo el restaurante. No es estrictamente chino, en realidad es oriental. Es una pareja muy simpática y abierta, su restaurante es el mejor de la ciudad sólo porque te tratan de tal modo que te hacen sentir estar en casa. Puedes comer comida china, pero también vietnamita, japonesa o de otros lugares. Precisamente Sofía me contaba hace ya mucho tiempo que le gustaba España por su apertura a todas las culturas sin miramientos. Y eso se nota realmente tanto en su personalidad como en la personalidad que le da al restaurante. Cuando tengo ocasión me dejo ver por allí. Sin embargo, este local no sirve comida a domicilio, aunque puedes pedirla para llevar y te la dan en mano.

La calle Victoria está lejos de mi calle, bastante lejos, asíque cojo la pila de cartas de comida a domicilio que tengo en casa. Veamos, descarto las cuatro cartas de pizzerias diferentes, la de la croissantería Dulcinea (de la calle Mayor, la cual merece la pena también ir en persona, es un clásico muy sabroso), un par de cartas de restaurantes indios (no sé cómo llegaron a mi buzón), uno de Tartalia (las tartas para otro momento), uno de Teletorta, tres de un mismo local de kebabs de la Plaza de los Irlandeses... al fin me quedo con siete cartas de comida china a domicilio, más una tarjeta de la casa Tang, que ya está descartada por lo comentado arriba... hummm... lástima. El más excéntrico es el llamado "Bar Pichi, comida a domicilio". Estuve en persona unas Navidades en él. Pichi no es nombre chino, es una palabra madrileña... es los pichis de toda la vida, los de los chulapos, las gorras y todas esas cosas. Se trata de un bar español de toda la vida que se traspasó a un chino que mantuvo el nombre... y el aspecto del bar que heredó al hacerse con el negocio. Su muralla china en la poertada no me atrae. Hummm... veo otro con unos osos pandas, "Telechino Express"... ¡Y también venden pollos asados! Los intentos chinos por hacer cocina al gusto español para vender más nunca dejará de sorprenderme, un día ofrecerán cocido madrileño o paella valenciana... debieran ser como los Tang, ofrecen toda clase de cocinas asiáticas y no necesitan ofrecer platos que ya hay en restaurantes españoles, saben que si un español va a su negocio es para comer algo oriental, de otro modo se irían a un restaurante español. Siguiente carta, tiene unos bambús, "Xi Hu". Este es normalito, pero ofrece también bocadillos y hamburguesas... y rizamos el rizo: ofrece que puedas celebrar tu comunión allí. "Casa Tung", ¡uy, casi es Tang! Tienen la mano de un hombre blanco estrechando la mano de un hombre negro. Curioso cuando menos. Normalito, pero te ofrecen un regalo por X cifra de dinero consumido. "Jardín de Fénix", tiene un elegante pavo real dibujado en rojo en un estilo que me recuerda el art decó. Prometen darte la comida en exactamente 30 minutos, ni uno más ni uno menos. Su presentación escrita me gusta, me lo voy a pensar. Llegamos a una enorme carta alargada y en tinta azul llamada "Gran Restaurante Asiático Chop Suey", y tiene hasta siete hojas plegadas. Impresionante. Lees la carta y tienen comida china, pero también platos españoles, platos franceses, platos italianos, y hasta comida rápida norteamericana... pero aclaran: "especialidad comida china", escrito debajo de un enorme dragón chino sonrientre con una mirada que parece que el bicho esté bajo los efectos de la marihuana. Sin embargo están en Torrejón de Ardoz. Mi casa está en un barrio de Alcalá de Henares a unos 15 kilómetros de Torrejón de Ardoz, asíque cuando esto llegó a mi buzón debió ser todo un alarde de ampliar el negocio por parte de esta gente. Muy ambicioso. Y llegamos a una de las cartas más manoseadas que tengo por casa, es la que más uso si pido a domicilio, aunque en realidad prefiero comer en restaurante... claro que tampoco estoy día sí y día también en un chino, no os llaméis a engaño. Es una carta en tinta roja con un escrito en chino que no sé qué pone porque no sé leer chino. Es la casa "Qing Dao". No está mal. Hacen bien la comida a domicilio. La usé alguna vez trabajando en "la Vaca Flaca"... hasta que abrió la "casa Tang", ¿dónde va a parar?, los Tang son los mejores. "Quing Dao" cocina bien a domicilio, y aunque están en la calle "Núñez de Balboa", como viajan en moto no importa. Pues este es el ganador. Me pregunto si el arroz Ku-Bak (es el arroz negro que te sirven en restaurante sobre una piedra ardiendo) aguantará el calor durante la trayectoria a mi casa. Hummm... y sirven la cerveza en unidades de a litro... Carajo, tiene coco helado... La comida me llama... No son los Tang, pero Quing Dao, dentro de lo posible a domicilio, tiene su cosa. Y más tarde el cine, "Watchmen". Que la cerveza os acompañe... y unos tallarines.

9 comentarios:

Bayadère dijo...

Veo tus tallarines y subo a una enorme ensalada china. ¿¿Cómo hacen esa maravillosa salsa blanca imposible de encontrar en ningún lado??
Adoro los chinos, y si es verdad que sirven gato, entonces me encantan los gatos (con salsa agridulce, claro).
Yo, en mis tiempos de camarera, trabajé en el Assia in Wok, donde un montón de bilbaínos servíamos comida asiática (no sólo china) y no había plato en la carta que no me gustara!! Además, adoro un chino que es buffet libre. Tiemblan cada vez que me ven entrar: me pongo morada a arroz 3 delicias, tallarines chinos, ensalada, pan chino, pollo con almendras, ternera con champiñones, pan de gambas, tempura de verduras, pinchitos de pollo... Aunque si puedo me voy a un centro comercial donde, además de ser buffet libre, te cocinan lo que tú quieras en el wok o a la plancha al momento. No imaginas las colas que espera la gente para cenar aquí.
No sé lo que tienen estos chinos, pero ¡qué grandes son!
Que aproveche.

Mauricio dijo...

Yo ese chino no lo conozco. Pues tomo nota para ir y probar.
Ay, pero que encantadora es nuestra ciudad de Alcalá.
Un abrazo.

canichu dijo...

BAYADERE: pues al final pedí sopa wan-tun (que es la que tiene algas y bolsas de pasta enrrollando carne) y pato con bambú y setas. En cuanto a la sopa prefiero el sabor de la de champinoñes y pollo. Pero es cierto que esta gente los tallarines los logran muy bien. Los chinos adaptan su cocina perfectamente al gusto del lugar donde están, son impresionantes a la hora de adaptarse al medio. Un saludete.

MAURICIO: Te aseguro que la casa tang no te va a defraudar si vas. Un saludo enorme.

Raquel dijo...

Me apunto a los tallarines. Y después un capuccino.

canichu dijo...

después de la comida china, Raquel, como mínimo sake. Un saludo.

tortlon dijo...

Hombre, lo suyo sería que tras la pitanza se bebiera un "tang", aquel pseudo zumo naranja de polvitos. Es obvio!!!

canichu dijo...

cierto... totalmente... colorado me dejas de vergüenza.

txustine dijo...

Me encanta ese restaurante y los que lo llevan son majisimos, tambien tienen la tienda de la esquina en la misma calle y se apuntan todas las "chinadas" que les pido para traerlas.

Yo no puedo ir muy a menudo porque me destroza el estomago :(, pero esta tan bueno :), pero duele tanto :( ...

te acosejo que encargues sushi porque lo hace él y le sale muy bien pero no siempre tienen por eso hay que encargarlo...

canichu dijo...

Ya lo he comido, y tuve la suerte de no tener que encargarlo. Trabajan muy bien, pero merecen la pena por su hospitalidad. Todos lo decimos.