sábado, febrero 23, 2008

NOTICIA 411ª DESDE EL BAR: NO, JE NE REGRETTE RIEN

No, nada de nada
No, no me arrepiento de nada
Ni del bien que me han hecho, ni del mal
Todo eso me da lo mismo
No, nada de nada
No, no me arrepiento de nada
Está pagado, barrido, olvidado
Me da lo mismo el pasado.

Con mis recuerdos
Yo prendí el fuego
Mis tristezas, mis placeres
Ya no tengo necesidad de ellos
Barridos mis amores
con sus trémolos
barridos para siempre
Vuelvo a partir de cero.

No, nada de nada
No, no me arrepiento de nada
Ni del bien que me han hecho, ni del mal
Todo eso me da lo mismo
No, nada de nada
No, no me arrepiento de nada
Pues mi vida
mis alegrías
hoy
comienzan contigo...

EDITH PIAF ("No, je ne regrette rien", 1961, Edith Piaf en el Olympia)

Tremenda canción, con una idea parecida a la de Sinatra, "My way". En mi casa no tengo la canción original de Piaf, sino una versión en concierto muy ajustada a la original, cantada por Cassia Eller, la cual fue una cantante y rockera brasileña bisexual que murió muy joven a causa de sus excesos con drogas y alcohol, y por un medicamento que tomaba desde los 20 años que le malformó el corazón hasta producirle tres paros cardiacos el día de su muerte.
Puede que esta canción sea una de las canciones de la banda sonora de mi vida. De uno de sus capítulos más delicados. Tal vez en voz de Eller más que en la de Piaf. Ayer la recordé al ver La Môme en la XII Muestra de Cine y Música. Luego, ineludible, sonaría My Way de Sinatra. Sí, sonaría rock y cosas así en esa banda sonora, pero hay capítulos que siempre tienen su música más precisa para explicarlos.
Encontré la traducción en el blog Sigo Siendo el Mismo.

5 comentarios:

Liliana dijo...

My way en la voz de Sinatra es magistral, pero en la voz de Sid Vicious es visceral. A mí me pega más la segunda.
Nos vemos prontito. Ya estoy en BCN

Juan Cosaco dijo...

jo, y yo que pensaba que significaba "yo no regateé bien"; tenía mis dudas si iba de un mercado persa o de un ex jugador de fútbol.
;)

La canción es genial y lo mejor es el final (o el principio)
Salud!

canichu dijo...

LILIANA: Mi presencia en el segundo encuentro de diversidad diacrítica en Barcelona es ineludible. Nos vemos allí. Me perdí el primer encuentro en Madrid por la muerte de mi abuela paterna, pero este segundo encuentro cuenta con mi presencia garanmtizada. Aunque anuncio que llegaré a Cataluña días antes de las fechas del encuentro. Tengo cosas pendientes por allí conmigo mismo.

JUAN COSACO: pues no debió regatear muy bien algunos asuntos de su vida... a mí esas traducciones personales me han ocurrido más de una vez, y liego cuando sé lo que dice de verdad a veces me maravillan y a veces pienso que era mejor mi versión para mi digestión propia de la canción... Un saludico.

Mauricio dijo...

Edith Piaf es genial. Es una de mis cantantes favoritas. Tengo casi toda su discografía. Es un personaje para conocer en todos los sentidos: en el personal, por lo dura de su vida, y en el profesional, por su voz sensacional.
Esa canción, en particular, es la primera que oi en mi vida de Piaf. Y desde entonces me marcó.

Hôichi dijo...

excelente filosofía