lunes, septiembre 24, 2007

NOTICIA 334ª DESDE EL BAR: EL INFORME WILLIAM H. BOONEY

Billy el Niño tenía 21 años cuando oficialmente se registró su muerte en 1881 por el disparo de su antiguo amigo Patt Garret. El siglo XIX estaba en sus décadas finales en un Estados Unidos de América que aún intentaba domar y someter a la gente de su parte Oeste continental. Aquella que no sólo buscaba nuevas oportunidades en busca del sueño americano, sino esa misma de la que el propio Karl Marx escribió en su libro "El Capital", para decir que América, y sobre todo la parte de Estados Unidos, aún era la zona donde los hombres podían ser libres, aunque el Estado capitalista avanzaba a ritmos forzados sobre ellos. También los anarquistas se fijaron en la libertad que se gozaba entonces en esas zonas, y aún otras tendencias más que pensaban en sociedades al margen de los Estados.
Billy el Niño fue producto de ese avance del Estado sobre los campos libres (con todo respeto y petición de perdón a todos aquellos indios que tuvieron peor suerte aún que los de la zona centro y sur del continente, al ser casi masacrados del todo por una población de origen mayoritariamente anglosajón ansioso de tenerlo todo para sí mismos). Huérfano de madre y padre sobre los 14 años, fue a trabajar en lo que pudo recibiendo sueldos de miseria que no le permitían vivir. Por esa razón cometió pequeños robos de artículos de primera necesidad, como comida, que le empezaron adar problemas con la justicia por "raterismo". Tan mal estaba su supervivencia que, siendo adolescente, se unió en Silver City (Nuevo México) a un ladrón llamado "Sombrero Jack", ambientando los salones de juego y prostitutas del lugar, donde las peleas y tiroteos eran un modo de convivencia. De este modo, un día huía de ser linchado cuando le ayudó John Tunstall, quien le dio refugio en su rancho para que cuidara de sus cerdos.
Tunstall era un hombre con cierta fortuna que quería construír un rancho, un almacén y un banco en la ciudad de Lincoln, con la ayuda encubierta del multimillonario del momento: John Chissum, y en competencia de un hombre llamado Murphy. Chisum sabía que el ferrocarril estaba llegando a esa zona y sus grandes rebaños de vacas debían asentarse allí con la idea de beneficiarse de los grandes campos y de las nuevas estaciones de tren que transportarían su carne, leche y pieles a toda la costa oeste, la cual estaba prácticamente en crecimiento y expansión. En ese sentido, los agricultores y los ganaderos de otro tipo de ganadería o de otras reses vacunas le eran un estorbo para Chissum. Comenzó así un intento de corromper a las autoridades por parte de las partes interesadas, incluído otro personaje llamado Dolan, para lograr ser ellos los beneficiarios. En otras palabras la expansión del capitalismo estadounidense estatal al Oeste americano.
Cuando Billy el Niño huía encontrándose con Tunstall, Murphy se había retirado de la lucha por las tierras a causa de un cáncer. Y Tunstall se encontraba recrutando ladrones para quitarle ganado al ahora gobernador Chissum (amigo del propio Tunstall, como dije). Esta era la llamada Guerra del Condado de Lincoln. Todo era a causa del expansionismo del propio Chissum y del asesinato de Dolan. En uno de los robos fue descubierto Tunstall en su traición a la amistad por unos asesinos a sueldo de Chissum, fue tiroteado y muerto. Su banda de cuatreros, huyó con vida tras un tiroteo y, bajo la dirección del más decidido, William H. Booney (Billy el Niño) llevaron la Guerra del Condado a su fase más famosa. Tunstall lo había sido todo para ellos, les dio una oportunidad en la sociedad del Oeste y les instruyó en las ideas de libertad y el trabajo propio del lugar en contra de las de la burocratización corrupta de Chissum. Mediante un abogado amigo se convirtieron en sheriffs del condado y recibieron la orden de arresto de 18 hombres de Chissum, el cual había contratado a un cazarrecompensas contra ellos, convencido de que no eran la autoridad sino ladrones de ganado. En este contexto murío el primer hombre asesinado por Billy el Niño, aquel cazarrecompensas murío tiroteado en un salón donde la banda de Booney bebía whisky. La voz se corrío y hubo aún otro cazarrecompensas más que murió días después. La banda, llamada de Los Reguladores, había pasado a ser de sheriffs a forajidos.
Uno de los miembros de la banda, Patrick Garret (Patt Garret) decidió en ese momento transformarse en un hombre de bien que viviera de regentar una taberna, los abandonó tras discutir con Booney, el cual no quería que se fuera. Chissum se enteró de esta deserción y se entrevistó con Garret para alcanzar un trato con él por el cual le nombraba sheriff del condado si mataba a su amigo Billy el Niño. La cifra de 5.000 dólares si lo hacía le convenció. De este modo se inició una persecución mítica donde la banda de Billy el Niño tuvo que rehacerse una segunda vez con gente nueva unida a los supervivientes de la primera banda, ya que varios murieron en tiroteos. Trataban de huír a México. Garret y su banda de agentes de la ley, llegaron a matar a varios de los antiguos amigos y de los nuevos miembros, aunque Garret impidió varias veces a sus agentes que dispararan contra Booney cuando le tenían a tiro, pues en realidad ellos dos habían sido muy grandes amigos y se tenían aún aprecio mutuo. Billy fue acorralado y preso en uno de los tiroteos y pudo huír gracias a ala ayuda de una amiga íntima que le escondió una pistola en el retrete.
Billy huyó con el único veterano superviviente de aquella guerra del condado, aparte de él y Garret, Chávez, un indio-mexicano. Pero este murió de forma natural por la infección de una herida de bala. El día de esa muerte habían llegado a Fort Sumner, donde la banda tenía muchos amigos mexicanos. Se hospedó en la casa de Pete Maxwell, un hombre cuya casa disponía de innumerables mujeres mexicanas, tal vez prostitutas. William Booney, con la acusación de 21 muertes a sus espaldas, de las cuales 9 son comprobadas y el resto están en duda de si fueron producto de sus disparos o de sus compañeros, pasó la noche con una mexicana con la que ya había estado anteriormente y de la que parece ser, existía cierto cariño, cuando menos erótico. Cuando se levantó sin armas para ir a la fresquera de afuera de la casa se encontró a Patt Garret. Los testigos auditivos (no los hubo visuales) dijeron que Garret no dijo nada, pero que Billy el Niño le pidió que le dejara marcharse a México a cambio de que no volvería nunca a EEUU. A continuación se oyó un disparo.
A punto de cumplir 22 años, oficialmente Billy el Niño murió con 21 años, de un disapro en el pulmón. Sin embargo, Brushy Bill Roberts, relató situaciones y personas con gran exactitud años después, así como fue reconocido por algunas personas que conocieron a Booney y seguían vivas, ya que el propio Bill Roberts vivió hasta 1950, con 90 años. Actualmente hay dos tumbas que reclaman ser de Billy el Niño, la de Fort Sumner y la de Bill Roberts. No se ha querido comprobar cual es la auténtica, pese a los avances sobre investigaciones con ADN que existen hoy día.
Arkansas, único de la banda que logró huír en 1881, acabó su vida pronto. Fue decapitado al intentar atravesar la frontera, como aviso a otros delincuentes que quisieran pasar a México. Patt Garret siguió siendo sheriff, hasta que en 1908 le disparó un chico de 21 años en un camino, quería ser otro hombre famoso de las historias de un extinto Salvaje Oeste, al matar al hombre que mató a Billy el Niño.
La literatura, la música, el cine, el teatro y otras expresiones artísticas se han fijado de modo romántico en el hombre libre que lucha por su libertad (siendo un cuatrero que quiere vengar a Tunstall y acabó siendo forajido ante la burocracia) que representó Booney. Pocas historias de la Guerra del Condado de Lincoln, se fijan en que los métodos de Chissum de expansión de sus negocios tenían técnicas casi mafiosas, al tener su propia y permitida banda de pistoleros a sueldo y controlar la política y la justicia burocrática y de facto, siendo él mismo el gobernador. El resultado final de aquella guerra no fue tan sólo la historia de Billy el Niño su banda y Patt Garret, es también la historia del triunfo de la implantación del Estado liberal capitalista en una zona poco domada hasta entonces por los EEUU. El "Salvaje Oeste" estaba en vías de extinción y este fue un capítulo más de esa extinción. Aunque el "Salvaje Oeste" fue en realidad aquel lugar donde los hombres aún vivían en libertad sin demasiadas presiones burocráticas, de grandes empresas o gubernamentales, no tanto el lugar de los tiroteos y los distrubios, aunque los hubiera. Pero recordemos que también los hubo, y bien virulentos, en el Este norteamericano, donde nació oficialmente la mafia estadounidense de manos de irlandeses e italianos emigrantes. Chissum impuso sus grandes rebaños vacunos y sus negocios de banca y almacenes, mientras se beneficiaba, y a la par le perjudicó en algún momento, la llegada del ferrocarril. Pero en breve, en pocos años otros multimillonarios del sistema capitalista le desplazarían a él mismo. En poco menos de 20 años el petróleo comenzaría a ser de incipiente importancia, y con él comenzarían los grandes negocios y pretensiones de gente como Rockefeller, quien también tuvo hombres armados propios a modo de ejército y un gran poder político.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Who knows where to download XRumer 5.0 Palladium?
Help, please. All recommend this program to effectively advertise on the Internet, this is the best program!

canichu dijo...

Sorry, I don't know it. I think you write it in google perhaps you got a answer.