domingo, septiembre 02, 2007

NOTICIA 324ª DESDE EL BAR: MÁS O MENOS

Una vez tuvo una varita mágica, pero después de agitarla varias veces, desapareció. Ya sólo tuvo sus manos, y después de agitarlas varias veces, sólo sus manos seguían estando.

9 comentarios:

Duna dijo...

Breve y incitando a pensar...

Raquel dijo...

Es que ésas eran las verdaderas varitas mágicas. Un beso, Espía

Pedro Maza dijo...

La magia es tan efímera.

Pilar M Clares dijo...

Prefiero la barita, y me pido unas manos de repuesto. Viva la magia allá donde esté, chiquillo.

Mari dijo...

las manos?
sirven?

canichu dijo...

Con las manos se hace magia todos los días.

Raquel dijo...

Mis hijos dan fe de ello, ¿verdad, Espía? ;)

canichu dijo...

verdad

Anaïs dijo...

Si agitas tus manos siempre queda la magia. Un saludo.