lunes, enero 22, 2007

NOTICIA 215ª DESDE EL BAR: EL INFORME MARIE JEANETTE KELLY

"Dedicado a Mary Jane Kelly, prostituta alcohólica que murió descuartizada en un cuarto insalubre de la calle Millers Court de Londres, en Reino Unido, a los veinticinco años de edad el 9 de Noviembre de 1888. Última víctima del conocido como Jack el Destripador, cuya identidad real desconocida se barajó entre los nombres de John Pizer, un carnicero pobre de origen judío polaco, James Maybrick, un drogadicto comerciante de algodón que maltrataba a su esposa, George Chapman, un británico londinense que moriría en New Jersey (EEUU) en 1902 por el asesinato y descuartizamiento de tres mujeres en aquel lugar al que emigró, John Netley, un cochero de gente elegante que ambientaba los prostíbulos, Richard Matfield, un actor que interpretaba la obra teatral Dr. Jekyll and Mr. Hyde, y el más sospechoso y secreto de todos los investigados: el príncipe Eduardo, Duque de Clarence, nieto de la Reina Victoria de Reino Unido, cuyo diario personal, su enfermedad encubierta de sífilis y el testimonio secreto del doctor de la Casa Real, el señor William Gull, confirmaban como autor de los crímenes y cuyo extraño fin, no aclarado entre la "reclusión" forzada y / o su asesinato secreto por orden Real, también parecen confirmarle. Para que el nombre de la víctima no quede oculto tras la fama del nombre de su asesino."

Así es la dedicatoria de mi novela parada, que no estancada, desde 2005. Quizá no sigo escribiendo un poco por vaguería, otro poco a la espera de recibir un chispazo que me llene de frases acordees para seguirla. Ayer salí a tomar algo con Pedro Maza, y entre otras cosas hablamos de lo muy avanzada que lleva su novela, y yo reflexioné sobre la mía propia esta mañana, a costas de esa conversación.

Ya lo digo en el último libro de poemas que escribí, me atraen los perdedores, porque en el fondo no son tan perdedores... y en el fondo yo me siento uno de ellos. Marie Jeanette Kelly fue la última víctima de Jack el Destripador. De entre todas las películas que se han hecho acerca de este asesino múltiple que aún nos llama la atención y en algunos locos crea escuela todavía, la que enlaza la historia de Marie Jeanette y el Destripador de modo más veraz, aunque adaptado a las exigencias del cine, es la que protagonizó Johnny Deep en 2001, Desde el infierno. Se puede confirmar lo que digo fácilmente tras ver la película y conocer todas las pesquisas policiales relacionados con este caso. En el archivo de las pesquisas policiales al que os remito se pueden ver hasta las atroces fotografías del atroz crimen, último de Jack El Destripador, pues después desapareció sin volver a cometer crimen alguno conocido, aunque hay sospechas de asesinatos similares en USA años después, por lo que alguna teoría apunta que emigró allí, donde sí fue capturado y sentenciado a muerte, de ser él el asesino al que cogieron.
Ella fue la última pero antes fueron asesinadas otras prostitutas, Mary Anne Nichols, Annie Chapman, Elizabeth Stride, Catherine Eddowes, ella misma, como he dicho cerró la lista. Se trataba de una chica que había nacido en la isla de Irlanda, en una familia pobre. Se mudó a Londres con la esperanza de prosperar, pero no lo logró. Mantuvo relaciones con un hombre alcohólico el cual se transformó en su pareja y en su proxeneta. Ella practicó la prostitución para ganarse la vida, cada vez más sumida en el alcohol y en peleas con su novio, el cual la maltrataba... pero no podían separarse... por amor. Su nombre auténtico era Mary Jane Kelly, pero como era propio en la época, lo afrancesó ya que las mujeres francesas eran las que popularmente tenían fama de ser las más bellas y fogosas en el amor. Como muchas mujeres de la alta sociedad y como muchas prostitutas de la "baja" sociedad, usó de fingir maneras francesas y hablaba de sí como si fuera de una familia parisina, pues eso era un buen reclamo para su clientela... por otra parte no muy selecta, pues era clientela de los bares nocturnos de los bajos fondos londinenses.

Avisada ya de la larga lista de muertes de prostitutas y del toque de queda, se lo saltó y fue a emborracharse a un bar tras tener una nueva ruptura sentimental con su amante proxeneta. En ese bar los testigos afirman que bebió mucho y habló con un hombre elegante con el que se fue. Los vecinos de su casa (la cual compartía con otra prostituta) dijeron haber oído un gran escándalo a altas horas de la noche. Pero no era la primera vez que Mary Jane tenía clientes que les gustase el sadomasoquismo o los grandes escándalos, por lo que nadie hizo nada. A la mañana siguiente es ya historia que ella fue la última víctima descubierta y atribuída a Jack el Destripador. Tenía 25 años. Le cortaron la nariz, le estirparon los ovarios, le sacaron las tripas, le filetearon los mofletes de la cara, le cortaron los párpados... Su historia, salvando las necesidades románticas de Hollywood, la industria del cine, viene muy bien contada en la película "Desde el Infierno", no es exacto todo lo que se cuenta, pero sí muy acogido a las investigaciones de Scottland Yard a las que os he hecho enlace.

Y así con esto, reflexiono sobre mi novela y reflexiono sobre el porqué decidí dedicárselo a ella y no a otra de las prostitutas asesinadas en aquel Londres de 1888. Y es que la historia de esta chica, aunque sea similar a otras historias, tienen un deje de esperanza que cada vez es más desesperanzada. Una vida de una perdedora, que en el fondo no lo es por cuanto ella intentó llevar su vida lo mejor posible pese a las circunstancias de esta. Irse a Londres a prosperar, no lograrlo, ejercer la prostitución y hacerse idea de que su proxeneta es su novio y podrían vivir "idílicamente" así en esa situación de prostitución por necesidad y acorde con el amor a su pareja... Es una historia sórdida, pero también de pequeñas extrañas esperanzas dentro de la deseperanza. Me atrae este personaje de la Historia, de nombre olvidado en favor del nombre de su asesino. ¿No es curiosa la cantidad de personas especulando quién fue Jack el Destripador y casi ninguno preguntándose quiénes eran esas prostitutas descuartizadas?

Y vosotros, ¿Quién creéis que pudo ser él? ¿Y quienes eran ellas? ¿Y qué eran o quienes eran para él ellas? ¿Y él para ellas? ¿Acaso creyeron realmente que alguien de alta sociedad iría con las prostitutas de la clase más baja y los ambientes más conflictivos de Londres? ¿O creyeron sólo en una buena paga? ¿Y él? ¿Qué clase de ser deforme era él?

14 comentarios:

tortlon dijo...

Pero..¿Acaso no te has leido "From Hell" de Alan More??? osease, el comic en que se basa la peli???
Pero chico, ve corriendo a leerlo!!!
(el dibujo es regulero pero el guión magistral)

canichu dijo...

áspita, Tortlon, no no lo he leído, y no sabía que la película la sacaron del cómic. Pero en todo caso, visto lo visto, deduzco que el cómic lo sacaron de la investigación de Scottland Yard. Habrá que echarle un vistazo, gracias por la información. Una cerveza bien fría, en jarra grande, para ti.

Mari dijo...

Ella era una esperanza hecha puta, da igual puta o no puta

él un asesino sin esperanza

¿Un lugar idílico para vivir?
¿Lo sabes tú canichu?
Si , la respuesta es sí
regálamema, te la intercambio por un poema y una cerveza

Muchos besos transoceánicos

luis, el manequen pis dijo...

eso fue el primer coletazo de la decadencia del sistema etico protestante llevado al paroxismo de la brutalidad y ejercido sobre victimas faciles y facilmente despreciables para alguien de clase alta...

sett dijo...

Seguramente Jack el destripador poseia dotes de esquizofrenia acompañadas de un elevado grado de inteligencia para salir ileso de las investigaciones.

Ellas,desgraciadamente,sin Jack nunca hubieran sido conocidas.

andrés dijo...

es una cuestión de poder y experimentaciones extremas. ¿Por qué siempre prostitutas? por su exposición kamikaze. Por cierto, acaba de comenzar el juicio contra el mayor asesino en serie de canadá.

3'14 dijo...

Lo sórdido nos atrae a la par que nos repulsa me jode esto mismo que comentas: Recordar al asesino y no a sus víctimas. Acabamos dándoles lo que buscaban cuando cometieron sus crímenes. Notoriedad y perduración en el tiempo.

el_situacionista dijo...

Lo único que está claro es que, al ser brutalmente asesinadas, esas chicas lograron no morir en las mentes de muchas generaciones después.

canichu dijo...

MARI: el mejor lugar idílico para vivir eres tú misma/o cuando alcanzas no estar insatisfactoriamente disconforme con tu vida. Vale la disconformidad para superarte y continuar viviendo con retos y pasiones, pero debe haber una conciencia de gustarte tu vida al menos en algo, entonces tendrás una vida idílica... o similar. A gusto, digamos más bien, aunque tengas disgustos, a gusto. Un café irlandés para ti.

LUíS EL MANEQUEN PIS: bueno, si el autor es realmente de la alta burguesía o de la alta nobleza sí, se puede leer así, pero si el culpable no lo era y era un o de los de la más baja sociedad, no sería así. De todos modos, crímenes como este ya se daban. QUizá uno de lso casos más escalofriantes es en el siglo XX (y aún en este) cuando matan a niños de las favelas brasileñas para tener çórganos humanos que transplantar a solicitantes con dinero para pagarlos. La sociedad tiene extraños y oscuros caminos.

SETT: el mito de Jack, es cierto, mitificó sus nombres de modo individual. el resto del lumpen psó a modo colectivo con los estudios sociales realizados en sus épocas y las nuestras.

ANDRÉS: Estuve mirando lo del asesino de Canadá... lo sorprendente es que la noticia diga que desaparecieorn unas 60 prostitutas entre 1980' y 2001 y jamás admitiera la policía que pudieran haber sido asesinadas, por lo que no lo investigaron... cuanta hipocresía en el mundo. Tan condenable el asesino como la policía de allí.

3'14: es parte de la Historia. Seriamente se recuerda a ambas partes, por ello nos han llegado los nombres de ellas, pero popularmente, es verdad, llama la atención el morbo que produce él. Ya se sabe, en las películas muchas veces la gente no toma interés en el cine hasta que no aparece el malo. Todos tenemos morbo que satisfacer, supongo.

EL SITUACIONISTA: sí, eso es cierto, fue un extraño e irónico modo de lograr la inmortalidad. Un saludo cervecil.

Liliana dijo...

No puedo dejar de relacionar esta historia que cuentas con el daño que suelen hacernos ciertas personas (claro, siempre hablo desde el lado de los "perdedores"). Pero alguien que te estafa, alguien que te engaña, alguien que te daña... ¿no está casi al mismo nivel que Jack el Destripador?

Pike Bishop dijo...

Si te gustan los perdedores no dejes de visitarnos en el Korova. En este local, muchacho, los tipos que lo frecuentan solo hablan lo justo para que no les engorde la lengua.

el fantástico amante de pástico dijo...

causa impresion la capacidad del ser humano para la crueldad con sus conjeneres.
si te interesan esos temas te recomiendo un libro que ahora no recuerdo, haré un esfuerzo y lo buscaré, sobre el ciudadano x un ruso que masacro sobre 50 personas, un tal chikatino o algo así, el libro es muy bueno, no recuerdo ahora el nombre.
la pscopatia es incurable, una perdida genética de la empatia, sorprende mucho y es casi inconcebible para una persona normal, el funcionamiento de gente así. el viernes pasado hicieron un documental en la 2 sobre un detective epecializado en asesinos en seríe y chocaba el ver como policias ya retirados continuaban obsesionados con casos donde aparecian psicopatas, habían pasado los años y no lo podian entender.

canichu dijo...

LILIANA: si lo quieres usar como metáfora sí, pero si lo quieres llevar más allá de la metáfora no. Por mucho daño que alguien te haga tienes posibilidades de superar este mal, pues vives, pero si te mata y además de ese modo no puedes superar nada, puesto que mueres. Quitar la vida es lo peor que puedes hacer, pues es lo único que no podemos reponer.

PIKE BISHOP: Pasé por el Korova y vi personajes curiosos. Tal vez deba escudriñar algo más por allí. Un saludo desde el espionaje de bares.

EL FANTÁSTICO AMANTE DE PLÁSTICO: Historias de psicopatías hay muchas. Me hablas de un ruso y yo recuerdo otro que acabada la URSS se lo encontraron en Siberia, el tipo se ganó el apodo del Caníbal, porque se había comido a montones de personas y guardaba los restos en su casa. Este es un mundo loco.

Andrés David dijo...

Alan Moore es increíble y ese elemento del "perdedor atractivo" está presente en lo que leído de él y me atrevería a decir que es una constante. Además de From Hell y V for Vendetta te recomiendo Watchmen. Tiene uno de los perdedores más interesantes que puedas encontrar.

Buena cerveza para vos.