miércoles, mayo 14, 2008

NOTICIA 455ª DESDE EL BAR: OTRO LAMENTABLE COMUNICADO

Una vez más ETA ha matado. En esta ocasión puso una bomba en una casa cuartel de la guardia civil que ha ocasionado cuatro heridos y la muerte del guardia civil Juan Manuel Piñuel Villalón. Ha sido en Legutiano (Álava, País Vasco). Como siempre he hecho en este blog y en mi vida particular condeno el atentado rotundamente. Las armas no son el camino. Por otra parte las formas de actuar de ETA y sus constantes fracasos, a pesar de la triste noticia de hoy que desde luego no recuerda a un fracaso para ellos, me hace pensar que están en el camino de su final. Hay que permanecer firmes contra la violencia asesina y contra aquellos que pretenden romper la unidad y los buenos nombres de los que pensamos en su final de modo no basado en represalias o venganzas. A nadie le pueden, o no le deben, imponer nada. Más vale unidos contra la violencia que violentos entre nosotros por disputas de quién dijo qué, quién hizo qué, o "haz lo que yo te digo y pienso y no me cabrearé porque pienses distinto en términos de diálogo o procesos de paz". Y mucho menos deben crecer disputas porque se use de la demagogia de "tú dijiste o hiciste esto porque me conviene a mí para defender mis ideales, aunque no lo hayas dicho o hecho". El cáncer de la lucha antiterrorista es precisamente ese, el partidismo más idiotizante y nada pragmático. Es el cáncer de la familia democrática. Las iniciativas actuales han de ser apoyadas sin fisuras, aunque sea desde la aportación de nuestras propias mentalidades sean estas convergentes o divergentes con las iniciativas oficiales y oficiosas.
ETA, sólo sois asesinos.
Y para no interrumpir más la normalidad de este blog, señalo a los lectores que hoy había iniciado una reflexión sobre una utopía ecologista en dos partes. La primera parte está en la noticia anterior a esta, la 454ª. Saludos y que la cerveza os acompañe.

7 comentarios:

Hôichi dijo...

ya estamos muy hartos de esos fantoches

Mercy dijo...

Justamente mi país: México, y la ciudad donde vivo: Tijuana, esta viviendo una ola de violencia, como jamás la había vivido...
Estamos llegando a un punto tal de paranoía, que muchas personas ya ni siquiera desean salir de sus casos...
Malditos terroristas, narcotraficantes, secuestradores, gobierno o cualquier título que se den, todos son lo mismo: asesinos!
Y eso sin mencionar las más de 500 mujeres asesinadas en Ciudad Juarez...y las autoridades de brazos cruzados...
Gracias por el post!

Pareidolia dijo...

Afortunadamente Euskalerria no es ETA.Aunque vivan en el Norte hace décadas que lo perdieron. Se parecen más a sicarios colombianos...

Bayadère dijo...

Yo soy de Bilbao, y muy orgullosa de serlo. Sin embargo, estos grandes "patriotas" están consiguiendo hacerme sentir cada vez más incómoda en mi propia tierra. Buen trabajo. No sé a dónde os lleva.
¿Recordáis una bomba hace unos añitos a las puertas del Corte Inglés? Yo noté la explosión retumbando en el suelo, pues estaba muy cerca, a punto de salir de una clase. Mi madre no vivió hasta que supo que estaba bien.
En mi portal, uno de mis vecinos lleva 2 escoltas. Le he visto cargar de maletas el coche junto con su mujer y 2 hijos, y sus eternos compañeros. Necesita que le acompañen hasta bajando en ascensor. ¿Cómo se puede vivir así? Este hombre vive condicionado por culpa de esos cerdos asesinos cobardes. No hay derecho. Mi novio siempre me ha dicho que le asustaría mucho vivir con un amenazado tan cerca.
Irónicamente, la bomba de hoy ha estallado a unos 5 o 6 kilómetros de su pueblo, donde, dicho sea de paso, el tema central de las fiestas patronales suele ser la "independentzia" y las calaveras de vacas con nombres de jueces.
Estoy tan quemada del tema, que ya no me quedan palabras. Ojalá éstos sean sus ultimos coletazos.
Esto se tiene que acabar. Ya vale!!!

canichu dijo...

HOICHI: Sí, demasiado.

MERCY: Los sucesos de México, junto a otros de Latinoamérica, los sigo con interés. Conozco lo que dices por medio de los medios de comunicación. Me hago cargo de tus palabras. Ceeo que las guerrillas latinoamericanas, con conexiones narcotraficantes o sin ellas, perduran demasiado tiempo y siempre bien armadas. Habría que ahondar mucho en ellas, pero la cuestión es si los que pueden hacerlo están interesados de verdad o si se ven capacitados de verdad. Lo de Ciudad de Juárez no tiene nombre. Los asesinos siempre serán asesinos.

PAREIDOLIA: Lo malo es que en algunos casos, y alguno podría citar conocido por mí pero no citaré, han logrado que algunas personas hagan discursos contra los vascos en general y luego reflexionen y se retracten, y luego carguen contra los que hablan vascuence como si fueran todos independentistas conspiradores contra los castellano hablantes y sin embargo no lo piensan en verdad. Es una locura. Afortunadamente somos más los que no creemos en esas generalizaciones. Un saludo.

BAYADERE: Cerca de la casa de mis abuelos paternos estalló una bomba de ETA una vez, a una calle de distancia. En otra ocasión mi madre estaba en Madrid con unos familiares argentinos (en 1993) y se vieron en medio de dos bombas más de ETA en una calle entre las dos calles de las explosiones. Hablamos de Madrid. Aquí en Alcalá de Henares mi madre aún oyó allá por 1982 la bomba que le puso la extrema derecha al coche del alcalde del PSOE de entonces. Más recientemente los atentados del extremismo musulmán en Atocha en 2004 se cobró gran cantidad de víctimas alcalaínas. Cierto es que la situación en el País Vasco es mucho más delicada. Pero algún día se acabarán las bombas.

Un saludo a todos y que la cerveza os acompañe.

Lena dijo...

Siempre que hay un atentado siento un pellizco dentro. Historias como la que ha mencionado bayadere son terribles y lo que es peor, son reales. Vivir bajo amenazas, coacciones...vivir con el miedo...

Aloia dijo...

Llego como siempre tarde pero a ti tiempo para sumarme a esta, tu , nuestra, condena. Sin excusas, ya está bien. Y a tiempo también para señalar que la imagen del parlamento al día siguiente por fin nos llegan con algo de coherencia...ojalá no sea un simple espejismo.
Biquiños