lunes, octubre 29, 2007

NOTICIA 349ª DESDE EL BAR: VENCÍ SIN CONCILIACIÓN

Hoy he vencido a mi antigua empresa. Como dije en las noticias 332ª y 333ª me despidieron de manera improcedente con fecha de 20 de Septiembre de este año, 2007. Yo trabajaba como mozo de salón de un salón de juegos (una especie de minicasino). El tal salón de juegos se sitúa en la Plaza de Cervantes de Alcalá de Henares y pertenece a una cadena de salones de juegos que cuenta con nueve centros más en Madrid capital, los cuales generan unos beneficios altísimos a costa, sobre todo, de la ludopatía y su fomento, más que de intentar sacar de los clientes un gusto por el juego que no incida en la ludopatía. Acerca de todo este asunto de los manejos con los clientes ya hablé en el pasado.

El 19 de septiembre mi jefe en Alcalá de Henares, un encargado de origen argentino a las órdenes de un encargado de encargados de salón que preside otro de los salones en Vallecas (el jefe en realidad es un anciano que simplemente tiene que aportar su firma a los documentos que se van generando y poner el bolsillo para los beneficios) me llamó a su oficina para despedirme por fin de prórroga de un contrato. No existía razón alguna para mandarme al desempleo, habiendo cumplido yo con mis obligaciones incluso con más concienciación de ellas que algunos de los compañeros indefinidos. Se alegó falta de dinamismo, ya que no podían alegar nada en contra de mi labor, pero esa "falta de dinamismo" fue desmentida por los clientes habituales cuando se enteraron de los sucesos. En conversaciones con otros compañeros de trabajo en días posteriores me hago a la idea que en realidad mi despido se debió a cuestiones personales por mis relaciones de amistad con gente que no les convenía que se iniciasen amistades, cosa que, obviamente, no pueden alegar como motivo de despido. No obstante tenían cámaras de vigilancia hasta en una de las áreas de descanso de los trabajadores. Me ahorro por otra parte comentar hoy las varias cuestiones ilegales de la empresa y ciertas cuestiones contra normas de sanidad que incumplen, los cuales han comenzado a ser denunciadas en su sitio y momento.

El día del despido llamé a un amigo del sindicato con el cual simpatizo, CNT, anarcosindicalista, y me recomendó firmar "no conforme" en los papeles que me daban a firmar. Hecho lo cual, las hostilidades, comenzadas por la empresa con su despido por sorpresa, quedaban abiertas. En la asesoría jurídica de CNT en Madrid capital se hizo cargo de mi caso el abogado Juan de la Lama, histórico laboralista de la CNT con un alto índice de casos ganados. Revisó la documentacíón que le traía y me confirmaba que al haber podido trabajar sólo cinco meses con la empresa el fin de contrato permitía dejarme en el desempleo sin previo aviso quince días antes (los gobiernos hasta ahora habidos en España han favorecido a los empresarios de nuestro paía en leyes para facilitar el despido libre). Sin embargo, ese fin de contrato se transformaba en un despido improcedente ya que el contrato por el cual se me contrató estaba redactado en fraude de ley, muy cercano a la ilegalidad, al decirse que se me contrataba por aumento de clientela, no especificando ni en qué modo, ni en qué condiciones, ni en que tiempo se estipula esta, siendo incontrolable además los flujos de clientela, y no dándose realmente ningún aumento de clientela, pues el negocio habitualmente tiene las mismas cantidades de gente, rastreable tanto en testimonios testigos y en libros de cuentas. Por otra parte, la empresa tenía y tiene, según ha rastreado mi representante legal, a varios contratados de esta manera y de otras formas, siempre de modo temporal, sin especificar el tiempo, y siendo renovados todos de forma indefinida como si fuera plantilla fija, lo que es otro fraude de ley a punto de introducirse en lo ilegal. A esto se le unió el caso de Fermina, la compañera de trabajo que fue despedida el día que yo entré a trabajar, alegó la empresa motivos legales, aunque era voz pública que llevaba ella un tiempo de conflicto con los jefes desde el día que se quedó embarazada. Se la despidió embarazada. En la labor de mi representante sindical aparecía su nombre como prueba del uso en fraude de ley de los contratos, y su nombre era valioso, no sólo por aportar otra persona a las acusaciones que se podían hacer ya con los papeles, sino porque ella misma había podido ser una encargada del local de Alcalá de Henares si no hubiera tenido los conflictos que tuvo.

Así el caso, tuve mis dudas e inseguridades, pero CNT me representó bien y hoy se han visto resultados en el SMAC (servicio de intermediación y reconciliaciones laborales, del Estado), en Madrid capital. Juan de la Lama, me recibió mientras acababa de lograr una reconciliación positiva con otra empresa, y antes de tener que entrar en otra negociación con la Embajada de Venezuela en defensa de una trabajadora venezolana que trabajó allí (supongo que con doble nacionalidad para atenerse a las leyes españolas) y fue despedida. No se presentó ninguno de los jefes de mi antigua empresa. En su lugar sólo apareció un abogado algo nervioso (no paraba de tener toda clase de tics).

No hubo tiempo a conciliación alguna, una vez que se abrió la palabra fue el abogado de la empresa de salones de juegos el que sin aviso alguno reconoció que el despido fue improcedente por lo que me concedían una indemnización. Mi abogado revisó los papeles que traía y firmó un no conforme, en mi nombre, con la cifra dada. Era un "no conforme" por formalismo, en principio el proceso termina ahí, al menos que un juez crea que se deba revisar. Asíque, en principio cobraré la indemnización ofrecida por la empresa, a la espera de ver si se acepta el no conforme, pero, según mi abogado aqui termina todo en principio. Vencí, pero no nos conciliamos.

El caso es que fue una victoria más moral que otra cosa, y pírrica. Pírrica porque en realidad el abogado de la empresa se había pasado por un juzgado de Nuevos Ministerios antes de ir al SMAC de la calle Princesa para reconocer ante un juez que la empresa me despidió improcedentemente. ¿Por qué? Pues porque en realidad no les convenía que el caso llegara a juicio como lo que realmente queríamos presentar: contratación en fraude de ley reiterada en varios trabajadores y por tanto rozando la ilegalidad. Reconocieron un despido improcedente que, si lo era por la contratación en fraude de ley, en principio no lo era. Les salía más barato, menos problemas legales para la empresa, y, desde luego, sin hombres de leyes y gente de Hacienda pública revisando sus libros, los cuales no deben querer que husmeen.

Vencí pero no nos conciliamos. Victoria moral. Victoria con la CNT. Victoria con los derechos de los trabajadores en la mano. Victoria defendiendo esos derechos que a menudo la mayor parte de los trabajadores no conocen bien, no conocen, o simplemente desisten en defender por evitarse complicaciones por motivos los que sean, pero que ayudan a que los empresarios se vean impunes a la hora de hacer toda clase de cosas sabiendo que posiblemente nadie se quejará formalmente contra ellos ni les hará frente. Hay que defenderse, hay que no dejarse pisar. Yo tenía mis dudas antes del día de hoy, pero no dudé en defenderme aunque me escalabrara, no me escalabré. Con la CNT vencí.

Ahora quedan nuevas fronteras, y búsqueda de un nuevo trabajo en que trabajar, a ser posible sin conflictos y bien avenidas todas las partes.

16 comentarios:

txustine dijo...

enhorabuena!! hace falta más gente como tu, que no se eche atrás ni le de pereza luchar por lo suyo, si hubiese más gente como tú seguro que los empresarios se lo pensarían mejor y no habría tanto trabajo precario.

canichu dijo...

Gracias, Txustine, aunque me abrumas, esto es algo que hay más gente que ya lo hace, aunque debiera haber aún más para que las cosas cambién en nuestro país, empezando por la relación sueldos - beneficios.

Por otra parte anoto a los interesados que hoy hago doblete, por una parte estoy en mi blog, y por otra parte colaboro con Kinephilos comentando la película Las trece rosas:

http://kinephilos.blogspot.com/2007/10/las-trece-rosas.html

un saludo.

Deku dijo...

Joder, enhorabuena. Siendo sincero, siempre he pensado que todos estos sindicatos y tal y cual, no servían para nada... pero leyendo tu entrada me da que pensar..
Pues lo dicho: cojonudo!

Duna dijo...

Enhorabuena, canichu....ante un despido siempre hay que luchar porque no existen opciones mejores. Sabemos que si pedimos readmisión nunca seremos readmitidos, pero al menos, si ganamos nos pagaran los salarios de trámites y, por supuesto, el despido improcedente.

3'14 dijo...

Enhorabuena por la parte que te toca.
Ahora queda la gran batalla: que estás empresas no sigan saliéndose con la suya. ¿Lo veremos algún día?

Mauricio dijo...

Bien Canichu. Que no se pisoteé los derechos de los trabajadores. Con organización y lucha ellos no son nada.
Y se demuestra que hay sindicatos que buscan intereses personalistas y otros que buscan los intereses de los trabajadores, que para algo surgieron.
Un saludo

Anónimo dijo...

vaya enhorabuena,me alegro por lo bien que te ha ido, pero de todos modos creo que tu deberias de ser franco contigo mismo y despues con todos los que te leen y contar todo como paso. Creo saber que tu ni siquiera llegastes a conocer a la tal Fermina ,conque son conclusiones tuyas que expones aqui sin saber, o no es asi?

EL CHICO GRIS dijo...

Ahora sólo tienes que mirar detra´s de ti al salir de casa. Que estos eran un poco mafias.

=P

Arual dijo...

Mi sincera enhorabuena Canichu, una victoria a celebrar, que de buen seguro te animará en el tedioso proceso de la búsqueda de un nuevo empleo. Un beso!

canichu dijo...

ANÓNIMO: la tal Fermina, como digo en este y en anteriores post era la persona que yo entraba a sustituír, por lo que se sobreentiende que de entrada ya digo con eso a mis lectores que no la conocí, excepto un día que me la presentaron. Por como escribes deduzco que eras una excompañera/o de trabajo, pero ocurre que lo que escribo aquí de Fermina son cosas que me han ido contando diversos compañeros de trabajo en plan rumores que he ido atando, si los rumores son falsos, mentiras son las que cuentan los intermediarios. Si eres quien creo que eres tu versión del despido de Fermina dice que ella faltaba a sus obligaciones al tener por pareja a un compañero suyo del propio curro. Bueno, pues se dice, pero también tengo las otras versiones y se repite más en excompañeros la palabra embarazo que las palabras noe staba en el trabajo. Pero, la verdad, da igual, yo no escribo aquí para escribir de la vida de nadie ni de rumores. Y si a ella le va bien ahora, pues fantástico. Yo la nombro aquí en cuanto a su aparición en mi documentación de denunica,y su aparición en mis papeles es cierta, la tengo en casa, y como creo que sé quien eres cuando quieras me llamas quedamos y para que te convezcas ves que aparece su nombre como validez de prueba, ¿cómo lo logró mi abogado? ni idea, contacta con Juan de la Lama y se lo preguntas. Soy sincero con mis lectores, y lo que pasó es lo que he contado. Un saludo.

canichu dijo...

Por otra parte anónimo, el post no va referido a hacer una historia de revista del corazón, el post no va de la vida sentimental de una persona excompañera, la cual merece respeto. El post va referido a una batalla legal mía con la empresa que me echó de manera anómala, pues anómalo era mi contreatación tal y como ha reconocido ante el SMAC, y por ende su abogado al anticiparse a ir al juzgado nº 30 de Nuevos Ministerios sección de lo social. Si con todos estos datos aún dudas, pues es que tienes fe en una empresa que quizá en el futuro no la tenga en ti. Por todo ello no voy a seguir en el futuro en un juego de comentarios en este post acerca de la vida de nadie de ese trabajo. De todos modos, Un saludo, siempre dije que nunca tuve nada contra los compañeros de trabajo ni contra nadie, era una defensa de mis derechos, nada más. Cuando nos veamos hay que tomarse una cerveza, y ahí es el momento de que me preguntes todas tus dudas acerca del proceso. Pero no voy a profundizar en la vida sentimental de nadie. Asíque, en lo referente a este blog, te pediría que no profundizaras en la vida de la excompañera de trabajo, por respeto. Yo sé que, si eres quien creo, tienes una cuenta pendiente con ella, pero este no es el sitio ni el modo de aclarar tú las cosas con ella, o de dejar tu punto de vista. Yo sólo digo que sé lo que he ido uniendo de historias de diversos compañeros de trabajo, incluída tú, y de clientes, lo que aquí cuento es lo que de todas esas historias he percibido en relación a mi historia. ¿Acertado, no acertado? pues mira no sé, ni me interesa la vida personal de esta señorita, la cual repito merece todo respeto, como cualquiera. Este post, repito, no va de ella, como se puede leer bien claro en su temática. Ni va contra nadie, en todo caso va contra los abusos empresariales, que es obvio protagonizan personas que manejan la empresa.

Todo lo demás ageno a eso, otras circunstancias del caso más referidas a mí y a lo que aquí digo, pues mira, yo también estuve trabajando allí y yo también vi cosas. Nadie puede decir qué fue y qué no fue en mi vida, porque mi vida es mía y percibo y pienso, y siento, como todo el mundo. Por otra parte, en cuanto a mis ideas y mis actos siempre fui muy clarito y muy directo, sobre todo contigo, si eres quien creo, cuando hablamos al respecto, y recuerdo que discrepábamos en algunas cosas acerca de cómo veíamos a la empresa y sus objetivos y maneras, aunque bien es cierto que nos llevábamos, y espero que llevemos aún, muy bien y muy amistosamente. Por ello digo también que esto es lo que hay por mi parte, y que, reitero, la mano está tendida por mi parte siempre. Sería un error pelearse por pensar diferente acerca de los actos de una empresa. Sería, también, ridículo.

Por otro lado, aún hay clientes que se han habituado a un determinado bar que ambiento una vez que me encontraton allí, ahora reinciden en ese bar, saludan, hablan y se interesan por el caso, del cual esos clientes, dos en concreto, me dan todo su apoyo y sus comentarios acerca de la empresa.

En todo caso, un saludo, una sonrisa y una mano que nunca se ha dejado de ofrecer a los excompañeros.

Juan Cosaco dijo...

Es una batalla, todavía queda la guerra, pero reconforta saber que algunas veces se hace justicia.
SAlud!

pcbcarp dijo...

Desde luego, te parecerá bonito. Por culpa de la gente resentida como tú, el espíritu emprendedor de la libre empresa languidece en nuestro país, afectando a nuestra competitividad internacional. Y además, es por culpa de los alborotadores como tú por lo que la Justicia está colapsada, empeñados en crucificar a los pobres empresarios... ¡Y encima, anarquista! Qué horror, dónde vamos a ir a parar. V ;)

Raquel dijo...

Me alegro, Espía, enhorabuena. Un beso.

Pilar M Clares dijo...

Esto sí que es historia, lo demás pamplinas. Documentos de la vida al día. Menudo morro tienen, "falta de dinamismo", cualquier literatura les vale. Lo dela compañera despedida por embarazo está a la orden del día, y nada las protege tampoco. ¿Cuánto hace falta para la dignidad en el trabajo? diosssss
Suerte, canichu

Alnitak dijo...

Al menos tu caso a mí me da esperanza, porque hace tiempo que dejé de creer en estas cosas, aunque ganes porque ya habían hecho algo mal mucho antes. Has ganado aunque sea poco, es todo un paso para esta sociedad en la que he perdido la esperanza.
Saludos y felicidades