viernes, junio 29, 2007

NOTICIA 296ª DESDE EL BAR: REUNIÓN EN EL CAFÉ CONTINENTAL




En estas imágenes de los años 1999 y 2000 estamos casi todo el núcleo que forma mi grupo de amigos más antiguo, a falta de las caras de Jordán, Pepper, Patricia Santamaría, Vadillo, Pedro Maza, Danaclaudio, Javito, el señor Gutiérrez, Santiago Cobreces, Irene y algún otro. A algunos los conozco desde nacimiento, a otros desde un promedio de veinte o quince años, al resto del viejo grupo desde mediado 1996. Siempre me referí a ellos como "la familia", y así cuando hemos organizado eventos entre los que formamos ese grupo suelo citarlo como "reunión del viejo grupo" o "hay que juntar a la familia". El grupo creció y ahora somos más. Casi todos tienen pareja, yo no, soy uno de los dos solteros eternos del grupo. Asíque hay entre viejos y nuevos amigos y amigas, entre conocidos y conocidas, un grupo enorme, aunque para comidas en Navidad, cumpleaños y cosas así solamos llamarnos entre los del viejo grupo como mínimo para organizarlo. Ayer cumplía años (27) uno de nosotros, Javier Palou. Felicitándole por teléfono supimos tres de nosotros, que nos citamos para tomar café, que improvisadamente Palou había ido con su pareja y otros dos del grupo al café Continental, asíque decidimos ir a tomar el café juntos. Anochecía y el café se transformó en varias cervezas y conversaciones sobre anécdotas pasadas, planes de Verano y planes de nuestros futuros particulares, entre los cuales está el de uno que se irá un año a vivir a Estados Unidos de América, tras haber estado viviendo estos últimos años en diversos lugares de Europa.

Javier Palou se casó el año pasado con Silvia. No fue el primero del grupo en casarse, le había precedido por unos meses Carmen, la cual tuvo a su primer hijo hace un mes. Ahora Palou y Silvia también esperan a su primer hijo, del cual aún no saben de qué sexo será, aunque saben que nacerá entre Diciembre y Enero. Palou me pidió que hablara en mi blog del encuentro mde anoche y del embarazo. Y eso es lo que estoy escribiendo, tratando de cumplir con lo que me pidió. Supongo que deseará que reflexione sobre lo que un embarazo supone en la vida de dos personas, más la que se está gestando. Sin embargo, Javier, al empezar a escribir esto he empezado a pensar en que debía escribir en que te has transformado en un símbolo, o mejor dicho, en uno de los símbolos de la nueva etapa del viejo grupo de amigos. Esta nueva etapa en la que algunos ya se han ido a vivir con sus parejas a solas, esta nueva etapa donde los problemas laborales y de vivienda nos son más acucientes que los adolescentes del pasado. Esta etapa donde todos seguimos tan juerguistas y alcohólicos como siempre, pero sabiendo que las responsabilidades pesan sobre nosotros mismos cada vez más. Construyendo nuestras vidas ya no desde los estudios y sus posibilidades, sino desde los caminos que andamos y cada vez son más hacia la cumbre de toda vida, más empinados, serpenteantes o rectos.

Un embarazo supone muchos cambios para las vidas que los protagonizan. Nuevas visiones de la vida, nuevas necesidades, nuevos temores, nuevas seguridades, nuevos afectos, nuevos hábitos, nuevos tramos del camino. Pero en la visión de conjunto del viejo grupo de amigos, también es un símbolo. Pues manteniéndonos cada uno con las mismas actitudes de siempre, más marcadas en unos y otros, más definidos cada uno, sabemos que la familia sigue siendo familia, y ahora no sólo se transforma en su avanzar por la vida, sino que también crece desde dentro de sí misma. Iniciáis, Palou y Silvia, el nuevo tramo de este camino. No sabemos cuántos de nosotros andarán este tramo, ni cuándo, ni cómo. En algunos de nosotros podemos intuir los por dóndes iremos e irán, pero en estos momentos, tras esta reflexión que me pedistéis, sólo deseo felicitaros una vez más por vuestra descendencia ya cercana. Alcemos las cervezas (sin alcohol para Silvia) y brindemos.

9 comentarios:

eva dijo...

AMISTAD, qué bonito cuando a pesar de que todo cambia, nada cambia.

Felicidades a los futuros padres, y a tí, canguro de guardia, seguro ;)

EL COMEDIANTE dijo...

Por un momento creí que la primera era una de esas fotos hipilongas de los 60, sólo te falta una margarita en el pelo.

Raquel dijo...

¡Ahí va la que se les viene encimaaaaaa! XDDDDD. Un beso.

Loredana dijo...

pero que foto más linda!

Kaín Iscariote V:. M:. del Jardín de Cristal dijo...

Gracias por Visitar mi Jardin de Cristal!

Saludos en este verano que me quema las pocas neuronas que deben sobrevivir en mi cabeza!

Nos seguimos leyendo.

Pilar M Clares dijo...

Me encanta ese concepto de familia, los que se eligen. Son preciosas las fotos, la vida, el placer de los hermanos de leche. Y la "familia" crece, dentro de unos años los encuentros serán distintos, pero seguirán, eso es maravilloso. Te felicito por tus amigos, y a los futuros padres por la decisión, un lío, sí, pero qué bien, savia nueva. Un besico

Sett dijo...

La foto de arriba tio,es clavada clavada a una escena de un capitulo de "aquellos maravillosos años"

Un saludo

Liliana dijo...

Los amigos son la familia que uno escoge. Si siguen viéndose hace tanto tiempo, has elegido bien.
Es cierto que un nuevo integrante cambia la vida de la pareja, pero no tienes idea de cuánto. Tanto, que luego no entiendes cómo hubiera sido tu vida si no hubieras tenido ese hijo.
Felicidades a tu amigo y a su pareja por el niño que está por llegar.
En la foto se ven muy divertidos.

Aloia dijo...

Amigos, familia, nuevos rumbos, nuevos obstáculos, tradiciones inquebrantables, recuerdos...me he sentido tan identificada con lo que has escrito...
Felicidades, por todo.