martes, junio 26, 2007

NOTICIA 294ª DESDE EL BAR: EL INFORME CARISMA, FAMA E INFLUENCIA SOCIAL

Ernesto "Che" Guevara fue un personaje carismático del siglo XX, cuya efigie se transformó en un icono de revolución. El "Che", tras el triunfo de la revolución en Cuba, y cierta desvirtualización de esta por Fidel Castro, se marchó de la isla para encabezar una revolución internacional. En 1967 fue muerto en Bolivia. Su foto muerto pretendía acabar con su mito. Pero prevaleció la imagen que de él hizo Víctor Korda. En todo caso, fue la imagen de su cara, la del soñador y la del muerto, la que creó toda una repercusión en la sociedad de gran magnitud en los acontecimientos posteriores a él. Se basaba en la utilización de la política y los ideales en los medios de comunicación.

El periodista estadounidense Hearst, ya en el siglo XIX, había iniciado el sensacionalismo y la propaganda en la prensa, pero fue el cine lo que más llamó la atención a la gente en cuanto a la propagación de la imagen y la fama. El presidente americano Teodore Roosevelt fue el que inició el uso consciente de la imagen en movimiento para propagar su imagen pública. Los exploradores y los artistas también fueron beneficiados del cinematógrafo (Anna Pavlova, Enrico Caruso, Amudsen, etc.).

En EEUU se dieron cuenta del potencial de los dramas (películas) y de la creación de artistas ascendidos a la categoría de "estrellas". La llamada "chica de la Biograph" (Biograph era una productora) y la venta de su falsa muerte hizo nacer en todo su esplendor el Star Sistem (el cine visto como negocio a través de grandes figuras interpretativas, a las cuales se explotaba su imagen). Rodolfo Valentino fue ejemplo de ese sistema. Su muerte real provocó reacciones exageradas, como consecuencia de la potenciación de su figura (suicidios, manifestaciones, etc.). Charles Chaplin fue la mayor de las estrellas en ese momento. Era el más famoso del mundo gracias a sus películas de humor. La riqueza estaba unida a la fama. Chaplin fue quien firmó el contrato del millón de dólares al comienzo de la industria del cine, lo que es el inicio de contratos espectacularmente millonarios tanto por los beneficios que generaba su imagen como por el reclamo que estos sueldos generaban en sus espectadores, agrandando así su imagen y sus beneficios . En 1927 el sonido se unió a la imagen ("el Cantor de Jazz", una película que lanzó al actor cantante Al Johnson). Pero hizo desaparecer a muchas estrellas del cine mudo (Mary Pickford, por ejemplo). Otras estrellas sí se beneficiaron por la imagen y el sonido, como los Hermanos Marx. Hollywood creó un sistema de fantasía y fama que creció durante la década de 1930 y la de 1940 bastante más de lo que había crecido hasta entonces.

Los lideratos autoritarios quisieron beneficiarse de estas formas de publicidad. En Italia, Mussolini se presentó como representante de la recuperación imperial de la Antigua Roma en plenas décdas de 1920' y 1930'. Creó una imagen imperial falsa con imágenes y recursos propagandísticos grandilocuentes. En 1937 selló su amistad con Adolf Hitler. Hitler había llegado al poder realzando su figura de líder con la propaganda. Tuvo un gran carisma. Sus mítines eran teatrales y captaban muchos seguidores. Tenía dotes hipnóticas, prácticamente, las cuales, por otra parte, practicaba creyendo en ellas. Usó grandes construcciones, grandes banderas, grandes imágenes, endiosación de su figura, saturación de él en los medios... Joseph Stalin, desde el autoritarismo soviético, ya no desde el fascista como los dos anteriores, celebraba grandes desfiles propagandísticos del poder de la revolución soviética, lo que sí imitaba los métodos de los dos anteriores citados. No tenía tanto carisma como Lenin, pero se realzó a sí mismo con intimidaciones, grandes estatuas, su nombre dado a ciudades, instituciones, etc. Tenía grandes ovaciones, causadas por el miedo. Al morir en 1953 aún funcionaba en algunos sectores su propaganda, que le había vendido como salvador de la patria, y no tanto la realidad: ser autor de grandes purgas, al igual que Hitler fue artífice de un holocausto de millones de personas y una Guerra Mundial.

En EEUU, Franklin Delano Roosevelt cuidó su imagen durante los años 1930-1940 como presidente capaz de sacar a su país de la crisis. Sus charlas en la radio marcaron un camino a seguir por el resto de presidentes democráticos. En los 1950's la televisión presentó otra versión de las charlas por la radio, revolucionando el mundo de la política. En 1955, treinta y siete millones de estadounidenses tenían televisión. El cine se hundió. Hubo superestrellas de la televisión, pero la mayor de la época fue un político: John Fitgerald Kennedy. Las ruedas de prensa, conferencias, masas, caricias a niños... eran todo un acto de propaganda a su persona, usados tanto en la convención demócrata para ganar a Johnson, como después en las elecciones para ganar a Nixon en 1960. Setenta millones de personas fueron espectadores del primer debate político, que fue entre Kennedy y Nixon, este último salió muy poco favorecido en imagen personal, lo que se cree le restó votos. desde entonces la preocupación por la ropa, los gestos, la forma de hablar, etc., es una obsesión en los asistentes de imagen de los políticos. Kennedy protagonizaría otro: con las imágenes televisadas de su asesinato y funerales.

En Japón, el emperador Hiro Hito habló por televisión en los 1950's. La familia real era el evento de aquella televisión, siguiendo los principios de imagen de los Kennedy en los 1960's. Los métodos occidentales fueron copiados por toda cultura en lo propagandístico y la imagen.


El deporte fue otro factor. Cassius Clay (posterior Mohamed Alí en la década de 1970) fue todo un evento del boxeo en los 1960's, gracias a la televisión y sus triunfos. La música, la televisión, el cine, los conciertos, fueron muy destacados en el mundo de la fama de los 1960. La televisión potenció y difundió a muchas figuras y formas culturales (como la música hindú de Ravi Shankar, el jazzista norteamericano Loui Armstrong, que fue a tocar a África, la cantante francesa Edith Piaf, el músico Robertson en Moscú en 1958, el bailarín Nureyev (huido de la Europa del Este a Occidente)... fueron ejemplos de fama en la época. En algunos casos creó fenómenos de gran fanatismo y éxtasis, como es el caso del grupo de rock The Beatles, los cuales fueron invitados en 1967 (por su fama) a cantar en el primer acto televisado de forma simultánea en todo el planeta (la canción fue el single All you need is love, el cual compusieron especialmente para la ocasión). Aunque hubo casos en los que los comportamientos de estos artistas repercutieron en la sociedad de modo que llegaron a ser llamados al orden por los jueces para que abandonaran las drogas y el alcohol en favor de la salud pública, ya que su ejemplo era imitado por millones de jóvenes (The Rolling Stones, tras su detención en 1967 por consumo de drogas en una orgía de todos los rolling con la novia de uno de ellos, Mick Jagger, Marianne Faithfull). Las estrellas rock fueron la punta de lanza de una revolución social pacífica en general durante los 1950' a los 1970'.

Los líderes políticos intentaron esta popularidad con los mismos medios. Líderes de ambos bandos de la Guerra Fría hacían visitas a los países de la zona contraría o a países intermedios, esperando que sus visitas se hicieran públicas en los medios de comunicación. De ese modo buscaban una propaganda de su persona y su causa, como gente no tan temible como se les presentaba. La más famosa de estas visitas fue la de Richard Nixon a la china comunista en los primeros 1970'.

La mundialización hizo que Hollywood no tuviera el "monopolio" del cine desde 1945. Las estrellas europeas surgieron entonces con gran fuerza (Brigitte Bardot, Sofia Loren). La industria cinematográfica india, además tuvo un gran desarrollo (Boliwood hacía mil películas anuales, y conseguía estrellas con tantos millones de seguidores como las americanas).

Todo esto desató un fenómeno entre los periodistas conocido como papparazzi, que son los periodistas que se dedican a perseguir a los famosos en busca de algo que contar de ellos. A veces llegaron a crear a los famosos auténticas reclusiones, obsesiones, paranoias, (Howard Hugues) o la muerte (Lady Di). Por otro lado, a los famosos les impusieron sus productoras y managers técnicas para conservar su imagen (píldoras, operaciones, cambios de nombre, etc.), ya que su imagen intacta garantizaba la venta del famoso al público, lo demás era arriesgado. La actriz Judith Garland acabó, por este motivo, muriendo con una gran depresión, al verse continuamente manipulada. Otro ejemplo de todo esto es el caso del aviador norteamericano que atravesó el Atlántico Norte por primera vez, Limberg. Este era seguido por los periodistas desde 1928, año de su hazaña, aunque él odiara el asalto a su intimidad. La imagen de su hijo fue difundida al nacer en 1932. El niño fue secuestrado y encontrado días después muerto, sin haberse pagado un rescate por miedo de los secuestradores de lo que les pudiera pasar ante tanta publicidad del asunto. Limberg acumuló un resentimiento contra la fama y la prensa y llegó incluso a simpatizar con los NAZIS alemanes años más tarde. El caso fue seguido y explotado por la prensa, haciendo del caso un circo mediático al tratar el asunto como si fuera un serial policiaco. El asunto, macabro, tuvo éxito y la formula se repitió hasta nuestros días, teniendo por caso el del deportista de los 1990's O.J. Simpson, acusado de asesinato. O bien el caso del productor musical Phil Spector, que en los 2000' asesinó en su casa a una actriz de serie B, presuntamente.

Los criminales son un reclamo mediático importante, como ya demostró el caso del mafioso Al Capone en las décadas de 1920 y 1930, pero también los asesinos en serie (el primero reconocido y explotado por la televisión fue Ted Banditt en los 1960's).

Pero también atraen las parejas de estrellas, sus historias de amor, los actos solidarios (como las jornadas de "paz en la cama" de Lennon-Ono, la canción de libertad para Nelson Mandela, el concierto AID, etc.), los eventos aeroespaciales (seiscientos millones de personas vieron el alunizaje de 1969, primero de la historia), etc.

Andy Warhol recogió los iconos populares y los pasó al arte plástico. La imagen del mejor momento del famoso es la que perdura. Y, aunque se confunda fama con infamia, él ya lo vaticinó: todas las personas tenían derecho a quince minutos de fama.

8 comentarios:

FidiasNet dijo...

Me alegro de que te gusten las imágenes. Yo también he curioseado clandestinamente por aquí, y me enteré de la fiesta del sábado, que espero que lo pasaráis fenomenal. Estube tentado de acercarme.

Por cierto, hay una tercera foto de Alcalá que probablemente no descubriste, se llama crepúsculo, y la foto la tiré por la noche desde la gasolinera de San Isidro mirando en dirección a Guadalajara. A mi me gusta bastante.

sett dijo...

Muy buena exposición,Daniel,sobre el poder de manipulación de las masas mediante el logro de la identificación del pueblo con un símbolo,movimiento o lider.

Es posible que toda esto de lo que nos hablas pueda continuarse hablando de que con la llegada de internet esto puede perder fuerza al darse las multiples opiniones y estar comunicadas entre ellas,lo que desbanca más rapidamente la idea de surgimiento de mitos.

Pareidolia dijo...

Buena recopilación de hechos. ¿qué tal va el curro?

canichu dijo...

FIDIASNET: buscaré esa tercera foto, estoy pensando en abrirte un link en mi blog. Un saludo.

SETT: Internet apenas ha nacido para las masas, es la nueva revolución social, dentro de diez o veinte años podremos decir a donde nos ha ido llevando, igual que la revolución social de los 1960'. Ten en cuenta también que hay muchas voces, pero quienes controlan de verdad la red son pocos.

PAREIDOLIA: mucho tabaco a respirar involuntariamente, y a veces tengo compañeros que infravoloran mi tarea al repasarla ellos, bueno, peor para esos que lo hacen, trabajan dos veces.

EL COMEDIANTE dijo...

Lo de los quince minutos de fama debe de ser un derecho como el de la vivienda digna o la libertad de expresión: ficticio.

Por cierto, tragador de humos ajenos, ya nos veremos algún día, que ya estoy en Madrid.

Aloia dijo...

Espectacular la forma de hilar unos hechos con otros, creo que hasta ahora no había tenido una visión tan global(y un pelín aterradora)a cerca de lo que implicó, implica e implicará este mundo.

P.D:gracias por las visitas!

Pilar M Clares dijo...

La imagen siempre un arma de la herramienta publicitaria utilizada por los diversos poderes. La aparición de la televisión fue definitiva. Un saludo

pcbcarp dijo...

Bien hilado, espía. Hasta llegar a la actualidad, en que el medio se confunde con el fin...