domingo, abril 08, 2007

NOTICIA 256ª DESDE EL BAR: EL INFORME JESÚS DE NAZARET (y 3)

Y tras una noche donde casi me bebí solo los 35 euros del segundo premio del trivial del whelan's, a falta de venir todos los que formamos el equipo (y los que vinieron llegaron una hora tarde), entrego la tercera y última parte del informe Jesús de Nazaret.

(Cuanta cerveza negra en mi estómago, creo que aún la estoy digiriendo...)

EL INFORME JESÚS DE NAZARET (y 3)

Descritos los grupos políticos y las tendencias sociales, diremos que Herodes Antipas se enfrentaba a un gobierno donde cada día había más actividad guerrillera contra él y contra Roma, así como una confrontación política principal entre fariseos y saduceos. Poncio Pilato trató de ayudar a apaciguar el panorama usando a sus tropas contra los rebeldes armados y delegando las decisiones políticas menores a Herodes Antipas. Se le describe como un hombre arrogante que tenía grandes pretensiones en su carrera política, pero que el gobierno de Palestina le estancó en su cargo, ya que lo complicado de tal gobierno no le permitió tener éxitos que atrajeran la atención de Roma. En el año 29, por ejemplo, se produjo una manifestación de protesta contra Roma en el templo de Jerusalén. Los participantes eran peregrinos judíos, entre los cuales había algunos cabecillas zelotes destacados. Obviamente la situación se puso tensa y hubo disturbios. Uno de los cabecillas era Barrabás, que llegó a matar a dos soldados romanos. La manifestación acabó cuando Poncio Pilato, ante los disturbios, mandó pasar a cuchillo a todos los presentes. Obviamente no pasaron a cuchillo a todos, pues los evangelios nos dicen que Barrabás estaba preso y a punto de ser condenado a muerte.

Jesús, teóricamente, era descendiente de la última dinastía monárquica de Israel descendiente del Rey David. O al menos así se le presentó y así se creía. Es obvio que sus seguidores que le habían tomado por el Mesías quisieran darle esa ascendencia. Era una forma de legitimarle. Entre los apóstoles que eligió algunos eran simpatizantes de los zelotes. El propio Judas Iscariote dudó de él en parte porque él no quiso empuñar las armas. Aún más, fue Pedro quien en la hora de la detención de Jesús sacó una espada. Se menciona en dos de los evangelios. En uno se dice que Jesús le pide que guarde la espada, pues no es ese el camino, y el otro evangelio dice que llegó a cortar la oreja de uno de los captores. Sea como sea, está claro que algunos zelotes se habían fijado en Jesús como líder antirromano, pero Jesús opta por otra clase de resistencia y rebelión, la pacifista, como Gandhi ante Gran Bretaña en el siglo XX. Pero a menudo desconcierta su actuación, pues cuando los fariseos le tienden una trampa para que hable contra Roma y así apresarle, le preguntan por el pago de los impuestos, y él no dice que no se paguen, sino que cogiendo una moneda enseña la cara de César en ella y dice que se le ha de dar al César lo que es suyo. Está claro, que no se comprende muy bien cual es su resistencia, aunque es un hecho que existe, pues cada día tiene más seguidores. Y es que su resistencia realmente debía ser pareja a la de Gandhi, pero sin boicot económico a Roma. No es baladí que muchos le llamen Rey de los judíos, cosa de la cual es acusado en su juicio, y cosa de la que se burlan sus verdugos al colocarle el cartel de "Jesús de Nazaret, Rey de los Judíos". Encarnaba la resistencia de parte de los judíos, pero sus partidarios no debían ser aún mayoritarios, aunque sí en aumento. Por ello los fariseos y los saduceos recelarían de él por diferentes motivos, hasta llevarle al proceso de su muerte.

Es de destacar también que el juicio se produce durante la Pascua judía, fecha muy significativa. Es posible que Jesús eligiera esa festividad para entrar en Jerusalén como acto propagandístico de cara a sus seguidores y posibles nuevos seguidores. Es posible que él no desease ser Rey, pero sí de encarnar una nueva ideología que llevase a la liberación tanto de hebreos como de no hebreos. Quizá creyendo en los hombres y no tanto en las ideologías y naciones, pero esta es una interpretación propia. Durante esa festividad Poncio Pilato prosiguió la tradición hebrea de liberar a un preso. Pilato no ve en ningún momento que Jesús represente un preso peligroso, ni ve que cometa crímenes de rebelión contra Roma. El sanedrín acusó a Jesús de haber incumplido las leyes del Pentateuco y de conspirar contra Roma (quizá por las multitudes que arrastraba y porque varios zelotes estaban entre sus seguidores, aparte de que muchos le llamaban Mesías y Rey, cosa que como se dijo él renunció haciéndose llamar Hijo del Hombre tan sólo). Poncio Pilato investigó a fondo el asunto y no encontró rebeldía alguna contra Roma en Jesús, tan sólo el haber incumplido las leyes religiosas judías y de predicar de forma diferente al resto de predicadores judíos. Por ello presentó al pueblo dos presos a liberar ese año 30, a Jesús y a Barrabás. Posiblemente consideró que no siendo realmente un criminal Jesús (él lo consideraba un loco o un desdichado de predicar en tierras de extremistas religiosos) pedirían la liberación de este, y no la de Barrabás. No contaba que si Barrabás mató a dos soldados romanos en aquella manifestación se debía a que él era uno de los líderes zelotes, de haberlo sabido posiblemente Pilatos jamás le hubiera presentado al pueblo la posibilidad de libertarlo. Era consciente además de que Jesús tenía seguidores en Jerusalén. Pero realmente en aquel sitio sus seguidores no estaban, o no se dejaron oír lo suficiente, o tenían miedo de ser presos, ya que habían apresado a su líder. El propio Pedro, quien fuera el que desenvainó la espada cuando se arrestó a Jesús (por lo que es de pensar si no simpatizaría él con los zelotes), llegó a negar que conociera a Jesús por miedo a ser apresado en el mismo sanedrín, donde fue testigo de esa parte del proceso a Jesús. Se pidió la liberación de Barrabás, quizá los zelotes y muchos otros judíos, incluidos los fariseos, le veían más útil a él libre que a Jesús en la lucha contra Roma. O quizá los saduceos, que controlaban el sanedrín y el Reino, no querían arriesgar su influencia de gobierno sobre la Judea, por lo que pudieron ser mayoría en aquel juicio, ya que aún Jesus sólo tenía un grupo numeroso pero incipiente, no mayoritario. No hay que olvidar que Jesús fue juzgado en un primer momento por el sanedrín en una sesión irregular (fue juzgado de noche sin estar reunidos todos los componentes) y por Herodes Antipas después, antes que por Poncio Pilato. Si ambos tribunales lo remitieron a ser juzgado por el procónsul es porque Roma era la única capaz de condenar a muerte, cosa que parece deseaban estos órganos de gobierno y no tanto la autoridad romana, la cual recurrió sin éxito al escarmiento por tortura y a la gracia de la liberación en Pascua pero hubo de ceder a la petición de pena de muerte para evitar, quizá, un disturbio antirromano de la masa que gritaba que mataran a Jesús. El interés del sanedrín y del Rey en ejecutar a Jesús obviamente debía deberse a algo. Herodes Antipas pudo ver en Jesús un continuador del liderazgo de Juan "el Bautista", cuyos seguidores se desentendían totalmente de su autoridad y entre los que existían varios zelotes (y los zelotes, desde luego, eran un motivo de conflicto guerrillero -o terrorista se diría hoy- y un elemento de tensión con Roma, su aliado que le mantenía en el poder). El sanedrín podría tener miedo de perder influencia de gobierno, de que se generasen problemas con Roma y de que la gente abandonara la interpretación religiosa suya para seguir la nueva de Jesús. Que los herodianos y el sanedrín prefirieran matar a Jesús antes que a Barrabás indica que ciertamente Jesús comenzaba a ser un peligro para su autoridad.

Así que la persona de Jesús se ve envuelta en realidad en un contexto donde surgían diversos cabecillas y grupos religioso-políticos contrarios o a favor de Roma. Jesús podría haber sido parte de uno más de estos grupos, aunque con carácter pacifista. A la muerte de Jesús el Nuevo Testamento, a través de "Hechos" y de las epístolas, nos habla de la continuación del choque entre los hebreos considerados puros y los seguidores de Jesús, creyentes de que se trató del Hijo de Dios. Habla del nacimiento del cristianismo y de las primeras persecuciones que sufre este tanto de manos romanas como de manos hebreas en un primer momento. ¿Y por qué de manos hebreas? Pues sólo se puede explicar desde ese tira y afloja por el poder en Judea entre nacionalistas y temerosos de disgustar o enfrentarse a Roma. Los cristianos habían ido creciendo en número y expandiéndose por el Imperio, de Próximo Oriente pasaron a Grecia de manos de Pablo de Tarso, y de ahí a la propia Italia. Eran aún minoritarios, pero rechazaban la idea de adorar a César como Dios en La Tierra, y mucho menos de pagarle sus tributos correspondientes como Dios.

En el año 64 el Emperador Nerón incendió Roma para construirla de nuevo a su gustó. Era un crimen enorme. Por eso inculpó a los cristianos, a los que consideraba minoritarios y que poco podían movilizar contra su persona si los usaba de cabeza de turco. Los hebreos tomaron nota de eso, pues muchas veces judíos y cristianos eran confundidos por las autoridades romanas, que no conocían muy bien la diferenciación de ambas tendencias religiosas. Más aún, les urgía desvincularse de los cristianos, pues los zelotes habían crecido en número hasta el punto de crear una guerra civil abierta entre los hebreos a la par que una guerra abierta contra la presencia romana. El gobernador romano de la zona, Gesio Floro, se dedicó a intentar solucionar el problema aplicando más violencia sobre la violencia, con lo que se estaba produciendo un comienzo de guerra por toda la región de Asia. Nerón terminó enviando a la zona a Tito Flavio Vespasiano, que sería un futuro emperador romano. Tuvo que librar una guerra palmo a palmo de suelo de Palestina con los zelotes. La nueva etapa de la guerra (de pura resistencia y desgaste) duró dos años, fue durante el 66 y el 67. En el 67 tomó Jerusalén y comenzó la represión sobre los judíos.

Pero los zelotes no desaparecieron del todo. Ganaron adeptos que intentaron reagruparse a lo largo del tiempo, haciendo pequeñas incursiones guerrilleras de vez en cuando. Vespasiano subió al trono en el 69 y tuvo que mandar a su hijo Tito al año siguiente a que ocupara Jerusalén, saqueando su templo y llevándose, según se muestra en la columna levantada en su honor por su victoria, el Arca de la Alianza (o lo que se suponía era ella). Jerusalén fue destruida.

Los zelotes siguieron existiendo, aún con todo, refugiados en las montañas y haciendo incursiones guerrilleras desde estas. En el año 130 el emperador Adriano mandó construir un templo a Júpiter sobre las ruinas del templo de Salomón en Jerusalén. Del mismo modo que quiso levantar una ciudad nueva sobre las ruinas de la ciudad de Jerusalén dejadas por Tito. Los zelotes entonces contaron con la simpatía de todos los judíos, que vieron una profanación pagana el uso de su ciudad santa de esa manera. El sumo sacerdote Eleazar avaló a su sobrino Simón Bar Kochba para que guiara una nueva guerra de guerrillas. Este fue presentado como el Mesías el día que tomó Aelia Capitolina y le devolvió su nombre original: Jerusalén. Se interpretó que esa era la entrada auténtica en Jerusalén del Salvador. Adriano reaccionó mandando a Palestina una gran cantidad de tropas con órdenes expresas de ganar la guerra dando uno de los mayores escarmientos que se pudieran dar a unos rebeldes, dado que esta región había mantenido una guerrilla desde el 4 a.C.. Se produjeron innumerables masacres y esclavizaciones. En el año 135 Roma salía victoriosa. Simón Bar Kochba era ejecutado. Jerusalén era llamada Aelia Capitolina y nombrada colonia romana. Se prohibía a cualquier judío pisarla y se prohibía el judaísmo dentro de la ciudad y sus cercanías. Los judíos se veían en un nuevo éxodo impuesto por Roma. Palestina fue unida provincialmente con Siria. Dos legiones romanas fueron asentadas en el territorio de modo permanente para asegurar la paz romana impuesta. Efectivamente, se acabó la guerrilla zelote y gobierno alguno por parte del sanedrín o de Rey hebreo. Como temían los saduceos: un enfrentamiento abierto con Roma era la destrucción del reino hebreo.

Este es el contexto histórico a grandes rasgos de Jesús desde una perspectiva humana. Si era o no era Hijo de Dios, queda en la fe y conciencia de cada uno. No entraré en ese debate, teniendo yo mis creencias y mis ideas propias.

9 comentarios:

pcbcarp dijo...

Vas a ir al infierno, ¿lo sabes? ;) Me lo imprimo y ya diré algo ingenioso, compañero.

Liliana dijo...

Muy ilustrativo todo lo que nos cuentas. Siempre he pensado que Jesucristo debe haber vivido, no sé si será una invención, aunque luego de leerte, también puede serlo, lo has argumentado con seriedad en el primer informe. Sin embargo, prefiero pensar que existió un Jesucristo que buscó la unión de todos los habitantes de Judea (como bien explicas en tu segundo informe). Me ha sido muy útil toda la explicación sobre los grupos políticos y sociales de la época, y como dije más arriba, me gusta imaginarme a Jesucristo como un revolucionario, como alguien que ha llegado en el momento justo para subvertir un orden establecido y proponer una nueva manera de convivencia. Bien lo dices, quizá él buscaba imponer, por la vía pacífica, una nueva ideología integradora y liberadora. Si realmente existió, si realmente fue condenado a morir en la cruz, y si realmente representó una especie de resistencia pacífica, me da mucho dolor que sus seguidores no hayan sido lo suficientemente valientes para defenderlo.
Debo aclarar que aunque no soy practicante de ninguna religión, he leído La Biblia, en su Antiguo y Nuevo Testamento. Que siempre me han atraído las historias que allí se cuentan (y que cuando la leí me hubiera venido bien conocer los detalles que cuentas en estos informes). Ahora estoy detrás de unos textos apócrifos que se han editado en un volumen envejecido hermosísimo, pero inalcanzable para la cartera de cualquier mortal de clase media.
Leyéndote se entiende por qué esa zona es aún un polvorín y por qué nunca reinará la paz.

estatico dijo...

Estupendo, muy interesante. Es algo que todos deberíamos saber.

Alnitak dijo...

Sinceramente, he leído con interés los tres informes y me ha resultado tremendamente útil.
Yo, para bien y para mal, tuve una educación religiosa, y eso unido a mi necesidad de buscar la lógica científica a todo y mi curiosidad me llevó a cuestionarlo todo. Eso me llevó a leer la Biblia desde este punto de vista, es decir, desde el punto de vista de lo que encaja y de lo que no, lo que coincide con el rigor histórico y lo que no.
Eso sí, siempre me faltaron conocimientos históricos suficientes para ello, por lo que me han resultado tremendamente útil tus informes.
Ahora tengo una pregunta (no maliciosa, no me malinterpretes, simple curiosidad). Supongo que los informes están realizados siguiendo notas de historiadores de la época y de la biblia, si no a partes iguales al menos algo así, o eso es lo que entiendo.
y siempre tuve una duda: ¿realmente hay escritos que se conserven, ajenos a la biblia y los apóstoles, etc, que nombren a algún predicador, lider de masas, o personaje que pueda encajar por época, lugares y acciones con el personaje de Jesús que muestra la Biblia?
Y que conste que esta pregunta va sin connotaciones religiosas, es decir, sin entrar en si hubo o no milagros, si era o no hijo de Dios, etc. Me refiero a la persona en sí.
Es que me he encontrado con licenciados en Historia que dicen que sí, Licenciados en Humanidades que dicen que no, etc. y etc. pero te pregunto a ti también porque pareces bastante informado.

canichu dijo...

PCBCARP: Pues espero no ir a tal sitio, habrá que negociarlo con Benedicto XVI... aunque creo que será más magnanimo San Pedro, el guardián de la Puerta del Cielo. un saludo y que la cerveza te acompañe, compañero.

LILIANA: Yo he oído hablar y he leído sobre los textos apócrifos. Conozco partes anecdotarias de ellos y sé más o menos de lo que tratan y su contexto histórico. Pero si te digo la verdad nunca los he visto editados, al menos aquí en España. Es posible que lo estén, pero desde luego es muy raro verlos en una librería, yo aún no los he visto. Sé que en uno de los últimos libros del Nuevo Testamento, creo que en una de las cartas de Juan, se hace mención a algunos pasajes apócrifos, como la lucha dialéctica entre el arcángel San Gabriel y Satanás por el alma de Moisés. Sería interesante leerlos y ver qué es aquello que la Iglesia cristiana oficial, en cualquiera de sus vertientes interpretativas, ha tapado y dejado fuera de circulación, aunque sea de histórico, literario o como se quiera leer. Un saludo afectuoso.

ESTÁTICO: bueno, gracias, sólo es una interpretación, puede haber otras, la importante es la personal tuya. Un saludo "deep purplero".

ALNITAK: los informes están realizados a partir de lo que dices y de libros de Historia Antigua actuales, pero también, como creo que se nota, desde mi juicio histórico, que no tiene porqué ser el acertado. Los textos que hablan de Jesús por primera vez son de veinte a treinta años posteriores a su muerte. Como digo pudo tratarse de la utilización de textos del Antiguo Testamento por parte de un grupo interesado por llevar a cabo una revolución religiosa a partir del hebraísmo que llevara a una revolución en la convivencia social y política, de ese modo cuando fuentes no hebreas ni cristianas se hacen eco de Jesús pueden hacerlo a partir de estos textos que este grupo escribe. El primero en escribir fue Pablode Tarso, quien en realidad en principio era un hebreo que perseguía bajo órdenes hebreas o romanas a los seguidores de Jesús, por lo que pudo existir alguien que tuvo seguidores que le perduraron. Su primer biografo, el primer evangelista, que además teóricamente es uino de los apóstoles, es Mateo, los otros tres evangelistas son diez años posteriores al evangelio de San Mateo. ¿Textos coetáneos a Jesús que registren su presencia a tiempo real? Pues en las épocas que se supone vive no hay ninguno que yo sepa. Pero sí hay textos, anales romanos grabados en piedra y en palimpsestos, que se han conservado y hablan de los disturbios y cabecillas hebreos en Judea. Parece ser que había muchos y que Juan "el Bautista" era el más popular. Es posible que uno de los que hacen referencia pudiera ser Jesús, el primo de Juan, continuando la revolución religiosa y social que este inició a modo pacifista dentro del hebraísmo. Serían como reformadores del hebraísmo (siempre barajando una perspectiva humana, pues cabe la posibilidad de que fueran profeta y Dios, si se es creyente esa sería la correcta, pero ya dije que no voy a escribir aquí si creo o no en eso, eso es cuestión de fe personal de cada uno). Rferencia explícita del nombre de Jesús o de milagros o de un eclipse el día de la Pascua judía ese año no hay hasta un mínimo de veinte años después, como digo, pero sí hay referencias explícitas a que han surgido nuevos cabecillas entre los hebreos y la Judea estaba envuelta en revueltas entre violentas y pacífistas contra Roma, así como controversias entre judíos... quizá esas referencias oculten el nombre de Jesús y se refieran por tanto a él. En todo caso, el primero en nombrarle es Pablo de Tarso en unas cartas, veinte años más tarde de su muerte, y que este se había transformado al cristianismo después de dedicarse a perseguir a seguidores de un tal Jesús de Nazaret cuya ideología conllevaba a no cumplir con las leyes del Pentateuco, lo que era motivo de muerte por lapidación. No sé si te es de ayuda, pero es todo lo que puedo decir. Un saludo-besín.

Liliana dijo...

La edición de esos textos apócrifos la encontré en la Feria del Libro del año pasado en Buenos Aires. Estamos cerca de la de este año. Me fijaré quién la publica. Es un tomo grande, forrado en cuero y editado como si fuera medieval, con iluminaciones y letra gótica, en papel tipo papiro. Hermosísimo... bellísimo de verdad. Pero costaba mucho. En ese momento 300 dólares (que no tenía). Veré este año de sacar más datos y te los pasaré.

pcbcarp dijo...

(Aún no he tenido tiempo de leer con detenimiento los informes, pero estoy en ello) Hay varias ediciones de los evangelios Apócrifos bastante asequibles, pero todas ellas antiguas, creo. La que más se encontraba -formato bolsillo en 3 tomos- era la de Bergua, de los años 50.

Alnitak dijo...

Sí, siempre ayuda, gracias.
:-D

Anónimo dijo...

este informe que hisicte de Jesus de Nazaret, es muy ilustrativo , me tome la liberacion de leer varios comentarios, en mi opinion, fue el mas destacado de los filosofos, politicos, y psicologos tambien se podria decir de la humanidad, ya que hasta ahora la filosofia y la politica de Jesus hasta nuestros tiempos a dado buenos resultados, en mi opinion, Jesus solo recordo lo escrito y olvidado por los judios de esa epoca, y le dio un siginificado real y con ejemplos sencillos, y si El tenia presente los proverbios de Salomon y los Salmos de David, tambien era un gran Diplomatico y embajador.
hay una clave para entender mas, y hay que buscar en "anforas biejas para ver y probar el vino nuevo" disculpenme los que lean esto ,pero no soy docto y solo escribo lo que siento y lo minimo que se, por que sinceramente no se nada, ustedes saben mucho, pero no se olviden de algo muy , pero muy cierto y esto nos sirve en la vida diaria: el que se ensalsa sera humillado y el que se humilla sera ensalsado. por que no es lo mismo que subas a donde esta el rey y te diga baja de aqui, que estes abajo y te diga el rey sube hacia donde yo estoy. gracias