miércoles, febrero 21, 2007

NOTICIA 233ª DESDE EL BAR: EL INFORME ESPÍAS DEL SIGLO XVI (3, último)

Último capítulo. Con una imagen de la antigua Constantinopla. El más corto, para los que prefieren leer menos. Sólo son unas conclusiones.

EL INFORME ESPÍAS EN EL SIGLO XVI: CONCLUSIONES

Los servicios secretos de espionaje hispanos en el Imperio Turco Otomano tienen su origen en la Berbería (norte africano, Argelia, Túnez), entre el reclutamiento a ex cautivos, renegados y comerciantes ricos. Sus actividades eran caras pero sus informaciones eran muy valiosas para controlar los movimientos turcos y berberiscos antes de que se produzcan. La red a la que pertenecen las cartas que analizamos actuó desde Estambul y Constantinopla, pero su centro logístico estaba en Nápoles y Venecia, a donde iban los avisos (o informes que diríamos hoy) y desde donde se traducían, resumían y se enviaban a la Corte española.

Las cartas a analizar son de los primeros años de funcionamiento de la red puesta en marcha por el genovés Renzo. En el año de 1563 se está pendiente de los tratos del emperador turco con diversos reinos indios, así como de sus actividades en el Mediterráneo. Se sospecha que está preparando algún asalto importante dada la actividad de la Armada turca por armarse y crecer. Además, el apoyo a Córcega para lograr su independencia del gobierno genovés resulta también un foco de preocupación. Por otra parte, también es de interés los problemas entre turcos y persas, así como las actividades de Hasán Baja, Rey de Argel, apoyadas desde el Imperio Turco.

Los informadores erróneamente se fijaron en pretensiones turcas sobre Chipre a corto plazo, cuando en realidad se estaba preparando el ataque a Orán y, aún más, a Malta dos años después. Quizá otorgaron demasiada importancia también al trato entre turcos e indios de cara a atacar a los portugueses en el Índico.

La década de 1560' fue de gran actividad militar en aguas mediterráneas entre turco berberiscos contra hispano genoveses, principalmente. Se trataba de controlar las zonas de paso de la mitad del mar, pues ellas podían dar el control de la península italiana y ella misma el control de todo el Mediterráneo. Tal asunto hacía peligrar a los reinos de todo el mar, con lo que ello conllevaba de peligroso tanto a nivel político, como económico, como de supervivencia religiosa para todas las parte implicadas. España estaba interesada en sus asuntos europeos y coloniales, aunque hubo de ocuparse profundamente de estos asuntos mediterráneos. Mientras el Imperio Turco tuvo afanes expansionistas que en esta década centró en atacar la Europa cristiana por vía marítima. Las armadas cristianas tuvieron numerosos fracasos o victorias tibias. Por ello se decidió reforzar el servicio de espionaje en tierras musulmanas. Las victorias cristianas en Orán en 1563 (de las que estas cartas son contemporáneas) y en Malta en 1565, son el comienzo de una gran escalada bélica cuya culminación por parte hispano genovesa fue en la batalla de Lepanto en 1571. Sin embargo, las grandes batallas aún se prolongarán hasta 1580, año de la tregua más definitiva entre España y el Imperio Turco, hasta entonces más vuelto a combatir a Portugal. En breve los portugueses serán absorbidos por España.

Tampoco hay que olvidar que todo este asunto repercutía dentro de las fronteras españolas cuando la población morisca autóctona comenzó un movimiento de insurrección con conexiones en Argel y a la espera de la llegada de ayuda turca. Su momento culminante fue en las Alpujarras en 1568, pero venían dándose antecedentes desde que barcos turcos atacaron Menorca y se paseaban por el Levante español desde finales de la década de 1550'. La victoria cristiana en Lepanto en 1571 (a la que contribuyó en gran medida la actividad de espionaje y sabotaje) no provocó el apaciguamiento total de estos moriscos, quienes aún eran acusados de conspiración cuando los turcos se hicieron con la ciudad de Fez en 1576. La tregua de 1580 fue el punto de salida para comenzar a organizar su expulsión política y social de España.

Por otra parte, los espías que contribuyeron a las victorias cristianas entre 1563 y 1571 serían en gran parte importantes piezas clave para lograr las treguas y paces en torno a 1578 y 1580.

4 comentarios:

Harry Reddish dijo...

me ha gustado tu serie sobre los espías del siglo XVI. se puede ver de una manera bastante clara que un siglo antes de Richelieu ya existía aquello de la razón de Estado y que el Estado no tiene moral. Haciendo una analogía con nuestra época, la política imperial de Felipe II me recuerda bastante a la Realpolitik kissingeriana, con ciertos toques de idealismo wilsoniano (salvando las distancias ideológicas y temporales, claro está) que ha llevado a la práctica la primera potencia mundial (huelga decir de quien se trata). Ya lo decía Santayana, conocer la historia evita cometer los errores del pasado. Espero que Bush y sus secuaces no hayan tomado nota de lo que le pasó al primer imperio global.
En cuanto a tu propuesta de escritura conjunta, cuando quieras.

Salud y enhorabuena por tus entradas

Deschampsia antarctica dijo...

lo de salud y enhorabuena por tus entradas no sabría cómo tomármelo...
un saludo dani, gracias por visitar mi blog. Aún está muy vacío, pero empezará a llenarse en cuanto pase el examen del lunes 26, con fotos, fotos, y más fotos, y con mucha letra, esa q no falte! un abrazo amigo

canichu dijo...

HARRY REDDISH: yo creo que las razones de Estado, entendiéndolas en un modo político actual, las inició Maquiavelo con sus tratados entre el fin del siglo XV y principios del XVI. Los espías y el juego oculto se ha usado en toda la Historia de la humanidad. De todos modos, como ves, tan belicoso era un Imperio como otro, si en lugar del triunfo hispano se hubiera dado el triunfo turco probablemente hubieran reconquistado o intentado reconquistar España por seguridad política para ellos en el Mediterráneo y Europa, así como lugar que, aún hoy, consideran un lugar de naturaleza musulmana (muchos musulmanes actuales creen que España debería volvera a ser Al-Andalus, por ejemplo). Nosotros somos hoy lo que somos, venimos de donde venimos. En Historia no se buscan justificaciones, o no se debería, sólo explicaciones. En comentarios políticos es otra historia, y de eso creo que podríamos compartir un post futuro. Por cierto, la nueva estrategia militar en Irak de USA, salvo cambios por la idad de británicos y belgas, es cambiar los acuartelamientos por pasar a los soldados a convivir con la pobalción en diversos lugares de las ciudades donde alojarles, lo que busca no sólo la ocupación efectiva, sino también la convivencia que les cree simpatías o cercanías, es una estrate´gia antigua, muy antigua, de siglos atrás, y en su época fue efectiva. El ejército USA ha pasado a los clásicos militares otra vez. Ya veremos cómo les va.

DESCHAMPSIA ANTARCTICA: buff... que trabajito contestarte a tu nombre cada vez que me escribas... Bienvenida a la blogosfera, esperamos tengas una buena navegación por estos mares.
Lo de salud y enhorabuena me lo tomo tal cual, Harry y yo nos leemos de hace tiempo, y sé que le gustan estos temas con sinceridad. Ya escribiré posts más cortos... es que de vez en cuando, no con gran frecuencia, hago estas series de Historia. Un beso.

Liliana dijo...

Buen, muy buen informe, canichu. Lo he disfrutado desde la distancia. Ya veo que la historia de España no está para nada desvinculada del Cercano Oriente. Claro... el Mediterráneo los ¿une?