jueves, febrero 02, 2006

NOTICIA 25ª DESDE EL BAR: NEIL ARMSTRONG Y GORSKY


Antes de comenzar el informe de hoy quisiera anotar que ayer estuve mirando blogs de otras personas. Encontré una de una chica que dejó de escribir sobre Marzo de 2004. Todos sus mensajes eran de una psicología totalmente deprimida. Íban degenerando hasta que el último mensaje era la mayor de las degeneraciones por tristeza. Con lo cual me quedo preguntándome si esa chica sigue viva. Le envié un mensaje por si lo seguía y por casualidad regresaba a su antigua blog. Quería saber si le iba mejor. Todo esto hace preguntarme qué habrá detrás de cada una de las blogs de la red de Internet. Y pienso, a veces, y no por ello sólo por esta anécdota de ayer, si mi blog es leída. Bueno, el Chico Gris sí la lee, y quizá algún que otro amigo. Pero, me lee alguien más. ¿Estamos solos en esta galaxia?

La Psicóloga del Bar es una amiga interesante... la conocí hace tiempo, en el bachillerato, aunque ella no se acuerda de mí de esa época, creo. Y no puedo negar que me gusta, creo que ella lo sabe en cierto modo, pero también es cierto que esta amiga interesante tiene pareja. Ooh. Bueno, al menos siempre queda la comprensión de la amistad bien establecida. Tengo por norma no intentarlo con las personas que ya tienen pareja. Además, en este caso no creo que pudiese competir demasiado. Así que es una amiga interesante y divertida.

A veces pienso porqué no entrar dentro de mis escritos y subir por la vocal de una palabra aguda para cogerle su tilde y clavármela cual japonés suicida en el estómago. Saldría un grito algo así como "carajo de arriba a abajo". En fin, a lo que vamos, a reportar las actividades de espionaje de hoy:

EL INFORME ARMSTRONG Y GORSKY.
El 20 de Julio de 1969, Neil Armstrong, exveterano de la guerra de Corea y comandante del módulo lunar Apolo 11, se convirtíó en el primer ser humano que pisó el suelo de La Luna. Al menos oficialmente hasta que no salgan pruebas fidedignas de lo contrario. Su frase más famosa de aquel viaje fue la que dijo un instante antes de plantar la huella de su pie en el polvo lunar: "este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad". La frase que ya no es tan conocida de él fue la que dijo en el viaje de vuelta a La Tierra: "buena suerte, señor Gorsky". La gente de la NASA que apoyaban el vuelo desde La Tierra interpretaron la frase como un comentario competitivo con algún astronauta soviético. Sin embargo, con el tiempo comprobaron que ningún astronauta soviético de la época se llamaba Gorsky. Tampoco en los programas de la propia NASA había alguien con ese nombre. A partir de entonces hubo especulaciones de toda clase. Conspirativas, programas de alto secreto y hasta alienígenas. El 5 de Julio de 1995 Arsmtrong al fin desveló su misteriosa frase en una entrevista tras una conferencia en Florida. No había desvelado el sentido real de aquello hasta entonces, pues decidió esperar un tiempo en el que él considerase que el propio señor Gorsky estaba muerto y el final del secreto no le pudiese perjudicar o incomodar. La solución estaba en la propia infancia de Neil Armstrong. En 1938 tuvo que ir a recoger una pelota de baseball perdida en el patio de sus vecinos. Estos eran el matrimonio Gorsky. Se encontró allí una situación que le había marcado su vida hasta el punto de acordarse de ella no sólo en 1969 si no también en 1995. El matrimonio Gorsky se encontraba en situación erótico festiva y Neil Armstrong pudo escuchar perfectamente a la señora Gorsky decirle al señor Gorsky: "¿sexo oral?, ¿quieres sexo oral? ¡Tendrás sexo oral cuando el hijo de los vecinos camine en La Luna!".
Pues eso: ¡Buena suerte, señor Gorsky!

No hay comentarios: