martes, febrero 03, 2009

NOTICIA 579ª DESDE EL BAR: APETECERES

A veces a uno le apetece cosas que no se pueden hacer porque implica a otras personas que no le apetece hacerlas. Y en este sentido me muevo últimamente. Sí, podría hacerlas yo solo, pero llevo tanto tiempo haciendo cosas yo solo, que ahora mismo no estoy en ese punto de querer hacer cosas solo. Quiero compartir.
Cierta vez estuve en la última estación de tren española antes de entrar en Francia, en Portbou. Las montañas enclavaban el lugar de las vías y el edificio, mientras el mar estaba a la espalda, relativamente lejos y cerca, salpicado de barcos con velas blancas. Hacía una relativa temperatura fresca. En el suelo estaba mi mochila recargada de muy pocas pertenencias. Quería llegar a Argelès-Sur-Mère. Hacía unas horas había estado hablando con unos italianos trotamundos que regresaban a Italia. Pero no nos comprendíamos muy bien y por eso me acerqué a esperar en el andén. Allí había una chica catalana que viajaba a Francia porque tenía a su familia repartida entre los dos países. No nos conocíamos y el tren aún tardaría una hora más. Hablamos y bromeamos. Parecía que nos conocíamos. Luego vino el tren y partí a Francia, en uno de los coches diferente al que se subió ella. No fue a drede. Fue un hecho. Tenía una buena sensación de aquel rato, y aunque me hubiera gustado hacer viaje juntos no fue así. A veces estar en la estación importa más que el viaje. A veces la estación puede estar dentro del tren y en el destino y en la partida. A veces no hay estación, sólo un andén. Pudimos no hablarnos y estar tan sólo en el andén. Pero nos hablamos, aunque no subimos al mismo coche. Pudimos haber subido al mismo coche, pero no lo hicimos. Pasamos un buen rato, pero no viajamos juntos, aunque compartimos un instante de nuestro viaje.
Este fragmento de mi pasado es como me muevo últimamente.

4 comentarios:

Liliana dijo...

Qué juego de palabras, de frases, de acciones, de aconteceres... Veo lo que has dicho, como si fuera una película... un plano, otro, otro, otro más... y tengo la sensación de que te he visto en ese andén.
La vida es así, pantallazos y miles de posibilidades, pero sólo hay una que se hará realidad.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

ultimamente yo tambien me siento asi, vamonos de viaje juntos :)

canichu dijo...

¿por qué no hacerlo? ;D

whaa dijo...

ok, cuando quieras y donde te apetezca :)