lunes, marzo 03, 2008

NOTICIA 413ª DESDE EL BAR: YA ESTOY DE VUELTA

Ya he regresado de Cataluña. El II Encuentro de Diversidad Diacrítica fue del 29 al 2, aunque yo ya dije que me fuí el 26. Se puede ver en Diversidad Diacrítica, y en los blogs de la gente que acudió a la cita. No voy a hacer el relato del encuentro, que creo que se hará entre los que estuvimos de un modo u otro a través de fotos o textos en nuestros blogs o en el blog de Diversidad. Pasé la noche del 26 y el día del 27 en Girona, conociendo a 3'14. Por cierto Girona se revalorizó para mí desde la otra vez que estuve. Y Piria es una persona muy interesante y simpática que me contó una historia de la ciudad que me llevó a besar el culo de piedra de una leona. Y me quedé con ganas de ver el interior de un refugio antiaéreo. En todo caso, ya digo que no es mi propósito escribir como fueron estos días, vamos ni hablaré hoy de mi encuentro con las dos ranas gigantes que observan la parada de tren de Girona desde su charca de arena y columpios, ni hablaré del japonés Katama y su afición a John Wayne, ni de cómo es el rostro de Liliana, ni cómo logra ponerse puntos naranja sobre la cara Chico Gris cuando le hacen fotos, ni del bar de 1'40 euros los tercios de cerveza Estrella Damm, ni del museo sin momias, ni de la montaña del Tibidabo, ni de mi yonkismo general y previo antes del encuentro. Sólo diré que lo que deseaba en este encuentro, como en el resto de mis viajes y de mi vida cotidiana, era conocer personas, ambientes e historias. Quizá por eso, de todos los de Diversidad Diacrítica, el grupo de más de treinta dedicado a la visión de la vida a través de fotografías espontáneas, no hice casi fotos y las que hice fueron a personas o detalles curiosos en lugar de a grandes monumentos. Esa fue mi experiencia del II Encuentro. ¿El resto del Encuentro? Pues lo dicho en el blog común de los componentes que somos de Diversidad Diacrítica, y tal vez en los blogs personales de los que asistimos.
(La hierba del parque de detrás del Arco del Triunfo de Barcelona en la noche del Domingo 2, esperando que diese la hora de mi autobús nocturno de regreso a Alcalá de Henares, mientras el ambiente de alrededor era de lo más animado en grupos de gente jóven improvisando música y "botellones", fue como en otras épocas.)
Ah, bueno, y esto también ocurrió.

5 comentarios:

Hôichi dijo...

Jejejee, me alegro de que lo pasarais de puta madre.

Salut i força al canut

Roser dijo...

Bueno, veo que viniste por mis tierras. Te gustó la experiencia, como veo. Como buena amante de Barcelona te podría haber enseñado alguno de los rincones de la ciudad -hablaste de refugios, has visto el de la Plaça del Diamant?-. En fín, Dani, que soy Roser, aquella larguirucha locuela que vivió en Alcalá el año pasado que estudiaba Hispánicas. No sé si te acoradrás de mí, pero te mando un abrazo.
Salut i república, companys!

Doctor Spawlding dijo...

Lo tuyo con las ranas gigantes ya viene de largo.

canichu dijo...

HOICHI: Faltaste en el encuentro, a ver si puede ser a la siguiente, sea cuando sea, que puede tardar.

ROSER: claro que me acuerdo, chiquilla. No vi el refugio que me digiste, pero si lo hubiera sabido hubiera tratado de verlo. Un saludo.

DOCTOR SPAWLDING: sí... te ofrecí acabar un relato mío copn una de por medio... cachis... bueno, recuerda que tengo la chapa de quilmes que me dieron para ti, a ver si quedamos. Un saludo.

Raquel dijo...

Si es que me muero de envidia cochina, no lo puedo remediar, XDDDDD Cómo me hubiera gustado estar con vosotros!
Un besote, Espía.