jueves, septiembre 14, 2006

NOTICIA 146ª DESDE EL BAR: EL TARDOFRANQUISMO EN LAS PANTALLAS HOY

Hoy por la noche editan el inicio de una temporada nueva de la serie televisiva Cuéntame Cómo Pasó, en Televisión Española 1. Esta serie que comenzó a narrar la vida de una familia obrera desde 1968 (los Alcántara) muestra, a través de esta familia, los llamados años del tardofranquismo. Teóricamente la serie acabará con la muerte del dictador Francisco Franco en Noviembre de 1975 (esta temporada abarca desde el Otoño de 1974, la anterior acabó en el comienzo de Verano de ese año, y en Navidades es de suponer que comenzará el año 1975, siendo probablemente la penúltima temporada de la serie). Es una familia a la que le pasa de todo, por exigencias del guión para mostrar todas las posibilidades de la sociedad española de la época. Tanto es así que es excesivo el número de cosas que les ocurre. Pero si uno acepta giros y más giros sobre los giros del guión, la verdad es que la serie no está mal para mostrar de un modo entretenido y algo pedagógico aquellos tiempos. Aunque siempre habría que aclarar a los que no han vivido esos años y los que no están adentrados en reflexionar hechos pasados, que lo que se muestra no es real, es un conjunto de casi todos los arquetipos de esos años que se han unido en una sola familia ficticia para mostrar una realidad histórica y social del final de la dictadura. Así escrito es complejo de entender, pero en realidad no lo es tanto.

A mí, como digo, la serie no me disgusta, aunque tampoco la tengo ensalzada, reconozco sus fallos y a veces su guión excesivamente enrevesado entre sí por culpa de querer mostrar los máximas posibilidades sociales de aquellos momentos. sin embargo, también he dicho que tiene sus cualidades positivas. Si he de ser más sincero aún, llegué a trabajar en su tercera temporada (creo) en tres capítulos como actor de figuración. exactamente en la temporada donde el hijo mayor es obligado a servir en el ejército. Yo hacía en uno de los capítulos de hippie detenido por la policía en la Universidad Central (actual Complutense), y en los otros dos de estudiante y de consumidor en la barra de un bar (me pillaron la personalidad, supongo). Me hizo gracia trabajar en una serie de ficción y de Historia a la vez, teniendo en cuenta mi gusto por la Historia.

La cuestión es que el tardofranquismo se entiende desde la reforma legislativa de 1969 (donde, entre otras cosas, se nombra a Juan Carlos de Borbón sucesor de Franco en la jefatura de Estado a título de Rey cuando muriese el general dictador) hasta la muerte de Franco en 1975. Aunque algunos consideran que llegaría hasta las elecciones generales de 1977, y otros consideran que el tardofranquismo aún lo representarían hoy día todos los nostálgicos del régimen franquista. Esa etapa de 1969 a 1975 también ha recibido el nombre de aperturismo, sobre todo desde el asesinato del delfín de Franco para la jefatura de Gobierno, Carrero Blanco, en 1973 hasta la muerte del jefe de Estado, Franco, en 1975.

Aperturismo sería un término adecuado a aquellos que ven esos años con optimismo sobre el triunfo cada vez mayor de los partidarios de la democracia, las libertades sociales, así como de los derechos humanos en nuestró Estado y de avances en la economía (en esos años muchas familias pudieron comprar coches o televisores, pese a que en general el estado se enfrentó a una profunda crisis económica cuyos resultados perores estaban por llegar en los 1980'). Tardofranquismo es el término ideal para aquellos que consideran que el régimen no podía hacer nada ante el avance de la democracia y de los nuevos aires que comenzaba a respirar la sociedad en busca de cambios políticos, sociales y económicos, y que por ese no poder hacer nada se aferran las fuerzas conservadoras más reaccionarias lo más que pueden a sus poderes por cualquier medio. No obstante, en el tardofranquismo hay un gran activismo político opositor, obrero, terrorista, represor por parte del Estado, etcétera. La serie televisiva ya ha mostrado episodios que no voy a tratar aquí, como el proceso judicial a sindicalistas o el asesinato de Carrero Blanco. Personalmente creo que el sucesor de Blanco, Arias Navarro, endureció el régimen, aunque de forma vana. Cada vez la gente tenía más idea de que tenían que decir lo que durante años no habían dicho y eso era imparable. Pero es cierto que desde la muerte de Carrero Blanco en Diciembre de 1973 hasta la muerte de Franco en Noviembre de 1975, las cargas policiales, los Estados de excepción, los procesos judiciales que recordaban procesos judiciales de las épocas inmediatas al final de la guerra civil (1936 - 1939), o las penas de muerte que fueron recriminadas desde dentro de España como desde fuera (incluída la Comunidad Económica Europea, que desde Helsinki en 1975 decidió volver a bloquear económicamente a España para asfixiar la dictadura) se habían multiplicado.

Pero estos años del tardofranquismo recogen las semillas de aquellos que defendieron la democracia republicana durante la guerra civil, las de los exiliados y las de aquellos que se quedaron (sobre todo de estos), y de aquellos que sin querer decantarse políticamente lo hacían deseando el final de Franco, hasta sectores conservadores y sectores cristianos se posicionaron contra la dictadura de forma clara en estas épocas. A menos de un año de la muerte de Franco, a mediados de 1976, el tiempo les dio la razón cuando empezó a gestarse la posbilidad de una democracia, aunque fuese dentro de una monarquía parlamentaria.

Pero esos años del tardofranquismo parecen haberse puesto de moda en nuestras pantallas. Y no está mal, son unas épocas que dna para mucho y que son muy desconocidas para todos nosotros. No sólo con la serie de televisión Cuéntame Cómo Pasó. Hace unos dos años estrenaban El Lobo, una película sobre uno de los espías infiltrados en ETA más famosos del tardofranquismo, involucrado, eso sí en una guerra sucia entre los cuerpos de seguridad del Estado y ETA que probablemente llevó años más tarde a la formación del grupo terrorista GAL (adversario de ETA), una vez ya comenzada la democracia. Y esta semana, mañana a no más tardar, se estrena la película Salvador Puig Antich. Tal personaje era un joven de una facción anarquista que había optado en los últimos años de Franco en promover huelgas obreras, mas los fondos los sacaban de atracos a bancos. En un tiroteo con la policía hay un par de muertes y el arresto de Antich, que fue llevado a la cárcel. Se transformó en uno de los últimos condenados a muerte de la dictadura a causa de un juicio extraño, y sin pruebas concluyentes contra él como autor de la muerte de un policía en aquel tiroteo. Fue el último ejecutado a garrote vil en España. Hacia relativamente poco que ETA asesinó a Carrero Blanco y la dictadura necesitaba dar castigos ejemplares al modo como lo hiciera en los años de 1940'. La más dura represión. sin embargo, por Puig Antich no hubo el revuelo internacional, ni de los opositores de dentro y fuera de España, que sí hubo por otros condenados a muerte en aquellos días (miembros del FRAP y de ETA). La poca repercusión mediática que se le dio a veces ha sido achacada a su filiación anarquista, en lugar de marxista o nacionalista.

Sea como sea, el tardofranquismo está dando guiones a nuestras pantallas de cine y de televisión, y no está mal tanto para amantes del cine negro, como el del cine político, o social, o de otros tipos (todo depende de los enfoques). Pero es que además pueden ayudar a ilustrar sobre una época de la que la gran mauoría está desinformada, pese a que a estos se les debiera aclarar las posbiles diferencias entre la realidad y la realidad en tramas audiovisuales (artísticas en general).

Creo, personalmente, que yo mismo iré a ver en cuanto pueda esa película sobre Antich. tengo curiosidad.

11 comentarios:

Luis dijo...

Vaya resumen canichu. Me ha gustado. Yo soy aficionado a la historia del siglo XX (en especial a la española) y después de leer bastantes libros sobre el final del franquismo y la transición aún sigo teniendo mis lagunas (en especial después de terminar con la biografía autorizada del Rey escrita por Preston, sobre todo en lo concerniente a los momentos clave que posibilitaron el golpe del 81, no al propio golpe en sí del que dificilmente sabremos la verdad al completo).

Escríbenos un día sobre ello. Esperaré gustoso a leerte.

Salud y paz.

mimismidad dijo...

No recordaba lo de Antich

Harry Reddish dijo...

Yo también tengo ganas de ver la de Salvador Puig Antich, aunque supongo que habrá que verla con la pertinente cuarentena, debido al origen de las subvenciones que la han hecho posible (hay que recordar que Puig Antich era anarquista, no nacionalista catalán). Sobre el tardofranquismo y las pantallas, creo que va por épocas. Hace unos años todas las películas eran sobre la guerra civil, ahora está de moda el tardofranquismo y parece que Alatriste volverá a poner de moda el Siglo de oro español. Cosas de las modas y la mercadotecnia.

Salud

tortlon dijo...

Sería un puntazo ver tus cameos de figurante.

canichu dijo...

LUIS: Bueno, pues tomo nota para el futuro escribir algo sobre el 23-F. DE todos modos, del final del franquismo y de la transición tienes alguna cosa ya escrita en este blog. Sin contar historias de grupos rock de los 1960' y el último capítulo de la historia de alcalá de henares, específicamente de esa época y de españa en concreto tienes: la noticia 70ª titulada "a la tercera república", y las noticias 76 y 77 sobre una breve historia del rock y España. Todas ellas las escribí en Abril.

MIMISMIDAD: no se le dio mucha publicidad. De todos modos hoy día se saben cosas que la gente quje vivio esas épocas desconocen. Por ejemplo, dudo mucho que gente de tu generación y próximas sepan que durante el tardofranquismo se criticaba a los comunistas pero por otro lado se abrieron negociaciones comerciales con la URSS, y hastga un ministro de la época piso Moscú teóricamente por una parada técnica de su avión. Pero para eso se necsitan historaidores.

HARRY REDDISH: Si llevas razón. Hasta su familia en algunas declaraciones quieren achacar su muerte a ETA, por aquello de Carrero Blanco y la búsqueda de castigos ejemplares. Pero creo que con sentido común todo se puede espurgar de las interpretaciones actuales que nada tengan que ver con la realidad.

TORTLON: y yo que no me he visto... sé que salí y que en mi barrio me reconocieron y mis padres me vieron... pero yo no me he visto... me he perdido mi momento friki... quiero una segunda oportunidad cuando empiecen a repetir la serie tipo verano azul.

mimismidad dijo...

Bueno, yo era pequeña, pero sí recuerdo esto que me respondes. Cuando murió Franco yo tenía diez años escasos, pero sí tengo algunos recuerdos, unos más claros que otros. Lo que me comentas lo recuerdo sólo vagamente.

La Rebelión de los Curris dijo...

La peli de Puig Antich es genial, aunque para mi gusto el intento de centrarse en el aspecto puramente personal del personaje no es lo correcto. No se dice que el MIL eran anarquistas... se intuye, se respira... pero no se expone claramente el pensamiento e Puig, y en un militante como él, creo que es parte inseparable de la persona.

Hecho de menos también que se diga claramente que el PCE, el PSOE y los demas partidos de la oposicion democratica no hicieron nada por él. Esto también se evoca, pero no se dicen nombres y apellidos.

Pero estos son los únicos peros que le pongo a la película (hay que tocar las pelotas siempre un poco), ya que lo demás es sencillamente genial. La producción es impecable a todos los niveles, guion, musica, fotografia, interpretación, recreación del ambiente...

La otra cara del "Cuentame" y el recuerdo de esos otros que lucharon en la clandestinidad y que nadie recuerda.

P.D: Eso, si el nombre del verdugo se dice bien alto y claro. Que se sepa.

La Rebelión de los Curris dijo...

He puesto "Hecho" con H, rediós! que horror de analfabetismo.

Si es que el trabajo embrutece, copón.

Anónimo dijo...

Asesinato del Almirante Don Luis Carrero Blanco....¿Crimen politico bajo bandera falsa ?

canichu dijo...

mucho hay que investigar para poder afirmar la pregunta que haces. Pero es cierto que el asesinato tuvo un efecto político determinante y muy decisivo.

Anónimo dijo...

20 N.

¡FRANCO HA MUERTO!.



Rafael del Barco Carreras.



Tenía entonces treinta y cinco años. No fue un buen año para mis negocios, y a la crisis del Petróleo arrastrada desde el 73 se añadía la muerte del Jefe del Estado, pero muy lejos suponer que en un mundo ajeno, el de la Administración Pública, en concreto en el Consorcio de la Zona Franca, gente del Régimen, totalmente desconocidos para mí, iniciaban una operación que cinco años después me retendría en prisión tres años preventivo, y condenado con la intervención de jueces franquistas y abogados corruptos a esos tres años.

Ese día alguien ordenaba extender unos talones para la compra de unos terrenos en Montornés, el actual Circuito de Cataluña. Toda la operación era una falsificación revolviendo nombres y terrenos inexistentes con otros reales pero también con falsedades de cantidad y descripciones anexas. Simplemente se liquidaban los saldos de la Institución, lo de menos la justificación contable. La muerte del Dictador aconsejaba a sus incondicionales llevárselos en crudo, ¡por si acaso!. El inmediato porvenir una incógnita, y aquel dinero, directo a Andorra. Y de tener en cuenta que en la Administración del Consorcio intervenían todas las de la Ciudad y con los mismos personajes, es más que posible que algo parecido sucediera en Ayuntamiento, Hacienda, Puerto, Diputación, RENFE, Aduanas…etc…etc…

Del primer gran engaño de aquel día me enteraría unos 30 AÑOS DESPUÉS, de ahí mi título “Barcelona 30 años de corrupción”. Los talones fechados el día DIECISIETE en realidad fueron extendidos el mismo día de la MUERTE DE FRANCO. Quien me lo contaba, añadía un socarrón “por respeto al cuerpo presente”, contestando yo, “parecido al reparto de los saldos entre los herederos velando el cadáver, fechando con anterioridad a la muerte por si los ausentes reclaman”. ¿O murió el 17?. Algunos, y no solo el secretario del CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA, el después “huido” (el entrecomillado surge por la duda de la real “huida”) ANTONIO DE LA ROSA VÁZQUEZ, participaban en la operación. Y sobre la titularidad falsa de los talones no había problema, ni con los de nombres reales. TODOS SE COBRARÍAN a través del pequeño BANCO GARRIGA NOGUÉS, director, el jovencísimo JAVIER DE LA ROSA MARTÍ. Un desfalco de mínimo 10.000 millones, y la gran carrera al estrellato de JAVIER, el hijo de ANTONIO. De hecho el desfalco se inició antes con los edificios, naves industriales y garajes sitos en la ZONA FRANCA.

Y así escribo en 2005 mi libro “Barcelona 30 años de corrupción” editado en parte en mi web www.lagrancorrupción.com, iniciándose, tras una breve introducción…

“Fecha 17.11.75, con un volante de régimen interno se paga el primer plazo de pesetas 16.451.700.61 de un total de 258.351.755.75 a Francisca Esteve Triadó, o el mismo día 25.384.706.38 de un total de 387.524.612,63 a Francisca Gambús Ramón... alcanzando entre reales y nombres inventados 2.585.189.130.63 pesetas. Dicho y repetido, y en un caso confesado ante el juez, no recibieron esas astronómicas cifras, disparatadas entonces para terrenos rústicos…”.

Y nadie de los presentes aquel 20 N, directos, indirectos, o necesarios para el desfalco sufrió ni cárcel, ni siquiera molestias… solo quien fuera nombrado casi tres años después DELEGADO DEL ESTADO, Bruna de Quijano…el compraventa de coches Fernando Serena…y yo…

Me recuerda los expolios NAZIS acabada la guerra… pero a diferencia de los alemanes aquí los herederos del difunto se llevaron el dinero y encima IMPUNEMENTE… y todos se jubilan o mueren de viejos…millonarios…en San Gervasio, Sarriá, Pedralbes, sus fincas de la Costa… nadie se exilió…pues el propio ANTONIO DE LA ROSA VÁZQUEZ, veraneaba en CADAQUÉS, y murió a los 87 años en su cama de Barcelona… VEINTICINCO AÑOS después, tras dieciocho de supuesta “Busca y Captura”…prescritos sus delitos en otro acto judicial arbitrario, según muchos letrados, corrupto, en 1997…

¡Y yo condenado por ENCUBRIMIENTO…por conocer las procedencia de su dinero!.