viernes, noviembre 03, 2006

NOTICIA 170ª DESDE EL BAR: Y LLEGÓ NOVIEMBRE

He estado un poco desenchufado estos días, pero no se debe ni al archivo, ni a ninguna otra cosa. En realidad es que ha comenzado Noviembre, y es un mes que me produce contradicciones desde 2003. Por un lado lo vivo como un mes más, normal y corriente. Pero por otro lado es el mes de la muerte de mi padre. Además, me sigue rondando el hechar de menos a una amistad. El día 1 de este mes, el día de Difuntos, mi abuela paterna entró en crisis. Debió acordarse de la muerte de su hijo, mi padre. Volvió a darle algo a la cabeza. Está hospitalizada en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. No puede moverse ni lo hará ya jamás. Tiene un riñón parado y su memoria se ha quedado muy selctiva y muy reducida. Y eso que aún no es día 24... día clave, día del final... día que por ser 24 el mes que viene redondeará todos estos pensamientos al cumplir siempre los años y el mes de la muerte en Navidad. De momento, en Noviembre, sólo los años. Tres en este.

Fuí a visitar a la abuela al hospital ayer. Conservé buen humor durante la visita, pero no son las mejores fechas para que visite las salas de gravedad de un Hospital, al menos no era el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. La familia cree que soy duro. Que soy insensible tras ser protagonista de la muerte de mi padre. Que se jodan con sus opiniones. Me da igual. Yo sé lo que siento y porqué actué como actué y porque actúo como actúo. Hace más de medio año que no voy a la tumba, aunque ya le veo todas las noches en mis sueños, literalmente. Quizá deba ir a la tumba, llevarle una flor, o simplemente estar allí un rato. Antes de que acabe este mes.

Fuí a la oficina de desempleo. Llovía y casi no había nadie. Había ocho funcionarios hablando de la lluvia, sin trabajar. Sólo uno trabajaba. Me fuí con las manos tan vacías como siempre. Al menos pasé por correo a recoger un paquete que encargué.

Caminar por la lluvia no está mal, aunque estoy calado hasta los huesos.

Tengo algún amigo en quien buscar refugio... aunque no tengo un hombro femenino en que cobijarme. Y el mes no lo pone más fácil las amistades que decidieron irse unilateralmente. El Vaquero de la Vaca me ha propuesto llevarme la semana que viene a la Sierra de Madrid a coger setas. No lo he hecho nunca, pero él dice que me enseñará. supongo que lo hace para distraerme. Cocina muy bien, y Julio su camarero de entresemana también. Puede que comamos unas buenas setas.


UNA VIEJA RELACIÓN.*


Hay un Ángel de la Muerte bebiendo té
cerca de la barra del bar,
mientras una chica pone sus piernas por entre las de un él.
El poeta sólo se dedica a mirar,
mientras su compañero de mesa coge la tetera para ponerle un té
a él.
Todos los meses de Noviembre quedan para hablar
de lo que vivieron ayer.
La camarera se acuerda de ellos y les pone una rosa ajada para decorar
la mesa que cada Noviembre iluminan veinticuatro velas.
El Ángel de la Muerte y el poeta,
cualquier chica, la camarera,
y la barra del bar,
sin cruzarse una palabra
consumen su té
por los tiempos de ayer,
como cada Noviembre
antes de hablar
el poeta y Él.


Daniel L.-Serrano

*el verso que pone "decorar" en realidad no es un verso es el final del verso anterior, roto por la plantilla de este blog.

14 comentarios:

m. dijo...

voy a llamarte ahora por teléfono. Prefiero escucharte a escribirte. Extraño, siempre se me dio mejor escribir que hablar. Un beso cariño

Harry Reddish dijo...

Mucho ánimo

Salud!!!

monologuista dijo...

No te conozco, y sin embargo, puedo sentir ese sentimiento que no explicas.

Animos virtuales, de corazón.

AsDePiqas dijo...

Ser fuerte es algo más bien relativo


si sabes encajar el golpe -cosa que no dudo por la manera en la que escribes- al resto: bah

Saludos:)

sett dijo...

Un abrazo

canichu dijo...

M: gracias por la llamada y dale a Pedro también las gracias por la suya.

HARRY REDDISH, MONOLOGUISTA, AS DE PICAS, SETT: gracias. supongo que la abuela volverá pronto a casa, aunque la verdad es que nadie de la familia juzga que le quede mucho tiempo, aunque nadie aventura cuanto. Todo se sobrelleva. La vida transcurre. Un saludo y que la cerveza os acompañe.

pcbcarp dijo...

Coño, espía, te estás poniendo realmente tétrico. Hasta el punto de que hasta haces beber té al mismísimo ángel de la muerte. ¡Levanta ese ánimo, que la vida es corta!

Liliana dijo...

Creo entenderte, Daniel. El cementerio no guarda casi nada de nuestros seres queridos. Tenerlo presente es la mejor manera de mantenerlo vivo, quizá una flor no ayude mucho. Lo malo es que eso muy poca gente lo entiende.
Tu poema es un buen homenaje, me ha conmovido.
Un abrazo.

Vade retro dijo...

Te dejo un abrazo inmenso, de esos muy, muy apretados, con inmenso cariño...ojalá te llegue.

mimismidad dijo...

El funcionario que mejor vive en mi pueblo es justamente el encargado de la oficina del INEM

vaho dijo...

Las pestañas se inclinan
abatidas por el sueño,
en este instante
el odio no trabaja.
El eco de las muertes
le hace llorar debajo del llanto
Piensa: -Quién tuviera como mayor
preocupación abrazar y ser abrazado..
Camina lánguido
con el sombrero empapado,
rodeado de ojos anónimos
y negros espejos.
Su grito eterno,
se volvió monocorde
intentando cubrir
agujeros de dolorosa ausencia.

Deseo que no te marchites
y si puedo, que lo intentaré, te pintaré alguna sonrisa ;)


"Y el niño cerró los ojos y escuchó el cuento que le mecía en la barca de sus sábanas..."

canichu dijo...

PCBCARP: sí y la verdad es que no sé si al ángel de la muerte le gusta el té, pero todos estos años no se ha quejado, es él quien lo sirve.

LILIANA: la flor es algo simbólico, desde hace milenios, es la metáfora del renacer en la vida. Pero llevas razón. Gracias por tus palabras.

VADE RETRO: me ha llegado ese abrazo, gracias. Te lo correspondo, aunque sea sólo a traves de la pantalla. La verdad es que a veces se necesitan abrazos físicos... y no tengo demasiados. Un saludo.

MIMISMIDAD: los funcionarios del INEM son un paradigma del empleo y el desempleo. Gracias por tu email, aunque no lo haya contestado. Me hago cargo de tu apoyo. Pero lo de la abuela, aunque grave, es un languidecer lentamente, como una llama de gas al cual se le va acabando el gas. La vida transcurre.

VAHO: un poema muy bonito. Te pedimos que escribas algo para la botella vacia, o bien te pedimos permiso para coger algo de los que pusiste en comentarios y publicarlo. Pero me ha gustado el poema y lo que quieres transmitirme con él. Gracias.

pcbcarp dijo...

Canichu, el año pasado por estas fechas, la abuela que me quedaba estaba agonizando en el hospital, y aún duró tiempo la mujer. Así que creo que te entiendo. A lo mejor intento siempre mantener un tono festivo, pero es mi naturaleza. Ánimo.

luisete dijo...

Pos pa mi que no eres friky ni na, jejeje, espero tu tb vengas al flamingos a vernos... saludos alex&luis o Soez&Pastueño